www.madridiario.es
El impacto y los avances de la Inteligencia Artificial en el campo de la salud
Ampliar
(Foto: Fundación Merck Salud)

El impacto y los avances de la Inteligencia Artificial en el campo de la salud

jueves 25 de febrero de 2021, 13:58h

Según cita la RAE, la Inteligencia Artificial (IA) es la disciplina científica que se ocupa de crear programas informáticos que ejecutan operaciones comparables a las que realiza la mente humana. Pese a que, en sus orígenes, este tipo de ciencia no se percibía con buenos ojos, hoy en día todas las sociedades son conocedoras de los innumerables beneficios que su uso conlleva. Su carácter interdisciplinar y su transversalidad, en lo que a campos de aplicación se refiere, hacen de la Inteligencia Artificial la herramienta esencial para construir un futuro más competitivo y eficaz.

Con el objetivo de conocer más y acercar a las personas los beneficios que la Inteligencia Artificial ofrece a la medicina y a las ciencias de la salud, Fundación Merck Salud ha presentado este jueves la monografía ‘Inteligencia Artificial en el campo de la Salud'. Un nuevo paradigma: aspectos clínicos, éticos y legales’.

En un formato virtual, la organización sin ánimo de lucro ha puesto en valor el peso que esta ciencia tiene y la importancia en su aplicación para avanzar hacia una nueva medicina 5P: más preventiva, participativa, personalizada, predictiva y poblacional. “Gracias a la IA, avanzamos en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades, pero también en desarrollar nuevos medicamentos y mejorar la vida de los pacientes de una manera más eficiente”, ha afirmado Carmen González Madrid, presidenta de Fundación Merck Salud desde hace diez años.

Con la pandemia, la sociedad ha cambiado su forma de trabajar. Y la Inteligencia Artificial puede ayudar a conseguir objetivos comunes: "Su aplicación en la ciencia y en la medicina es crucial para procesar toda la abundancia de datos. Mejora la prevención, los tratamientos pueden ser más personalizados y reduce los errores de diagnóstico", añade González.

La monografía aborda cuestiones como los aspectos bioético-legales relacionados con la IA en la asistencia sanitaria y su repercusión en materia de responsabilidad, el libro blanco y las directrices éticas para una IA fiable conforme al trabajo que está realizando la Unión Europea, los principios éticos de la IA, el impacto que la pandemia de la Covid-19 está teniendo en su desarrollo y cómo la salud digital está ayudando a construir la era post-Covid19. Asimismo, expone el reto al que se enfrenta nuestro sistema sanitario en la implantación de herramientas de IA y la manera en la que se está cambiando el modelo de atención médica en la actualidad.

Fernando Abellán, director de Derecho Sanitario Asesores, ha explicado cómo esta monografía es primordial para abodar los cambios del siglo XXI por la interdisciplinariedad que plantea la IA y porque se trata de "un asunto transversal". Su aplicación, ha añadido, debe seguir pautas con "ciertos retoques en la normativa sanitaria".

Esta monografía también trata aplicaciones más concretas y específicas de la IA en la medicina y en las ciencias de la salud. Por ejemplo, su uso en la gemónica del cáncer, en proyectos como Pan-Cáncer y aplicaciones en estudio ómicos; así como los beneficios que aporta a la neurología, el cáncer e incluso, la reproducción humana asistida. En este terreno tiene mucho que decir Jesús García-Foncillas, director de Oncología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.

La IA consigue la personalización del tratamiento en cada paciente

El experto ha insistido en la aplicación de esta Inteligencia Artificial en el campo en el que trabaja. "Consigue la personalización del tratamiento, cada paciente es único". De esta manera, los profesionales sanitarios pueden tomar decisiones en base a una medicina centrada en el paciente y su enfermedad: "Buscar esa máxima eficiencia de la información y de los datos es lo que nos lleva a la toma de decisiones, sin perder de vista que somos médicos y que la relación de confianza entre médico-paciente es prioritaria.".

Federico de Montalvo, presidente del Comité de Bioética de España, también ha participado en la elaboración del estudio. Su visión sobre las nuevas tecnologías es clara y concisa: "Han llegado para quedarse. Hay que aprovechar las tecnologías como un reto para la salud y la sociedad". Pero no debemos olvidar, asegura, que la máquina más inteligente es la del ser humano: "Inteligencia no solo es manejar un buen número de datos, también hay que sentir y emocionar". Ofrecen muchas oportunidades para mejorar el día a día pero también "exponen riesgos como la ciberdelincuencia".

"Hemos recuperado el humanismo tecnológico"

¿Preparados para afrontar este reto? "Creo que sí, el derecho y la ética trabajan en armarse con herramientas que permiten afrontar tiempos de incertidumbre". Los principios, en este caso, se vuelven "más flexibles y con una mejor adaptación". De Montalvo ha explicado que "el derecho va a aprender de la bioética". Con la pandemia, asegura el experto, "hemos recuperado un humanismo tecnológico. Las máquinas son últiles en la medida que sirvan al ser humano".

"Es normal que surjan dudas sobre estas nuevas tecnologías", ha explicado Jaime del Barrio, presidente de la Asociación Salud Digital. Ponente de este encuentro virtual y participante en la monografía, considera que tenemos que encontrar un equilibrio que permita una "medicina participativa". La Inteligencia Artificial puede convertirse en un buen aliado para que los datos se traduzcan en "una atención médica que vaya mejorando". Todo, de la mano de la digitalización. Pero eso no exime que la sociedad se sienta amenazada por la posible manipulación de los datos. Sin embargo, con una regulación apropiada, la IA va a ser "imprescindible" en la atención médica y y va a permitir optimizar la aplicación de nuevos tratamientos farmacéuticos.

Muy importante distnguir las eficacias que incorpora la salud digital e añadir reflexiones de equidad". Julio Lorca, director de Desarrollo Salud Digital de DKV, también ha reconocido los retos de la IA. "La capacidad de predecir situaciones puede ayudar a anticipar intervenciones".

Fundación Merck Salud

Mejorar la calidad de vida de las personas que padecen enfermedades o patologías es la premisa sobre la que trabaja Fundación Merck Salud que, en 2021, cumple su treinta aniversario. Se trata de una organización que trabaja por y para la salud de las personas en materias de investigación, apoyo a la bioética, difusión del conocimiento y defensa de la salud.

Desde su origen, la fundación mantiene no sólo su compromiso de mejorar la salud y el bienestar de las personas y de los pacientes, sino de ayudar, tanto a éstos como a los profesionales de la medicina en relación a los diagnósticos, controles, adherencias e, incluso, a las relaciones entre médico-paciente en enfermedades y patologías como la inmuno-oncología, la esclerosis múltiple, las enfermedades raras, la endocrinología, la fertilidad, el riesgo cardiometabólico o la medicina individualizada de precisión.

Fundación Merck Salud está financiada por la compañía líder en ciencia y tecnología Merck y presidida desde hace diez años por Carmen González Madrid. Además de formar parte de Consejo de Fundaciones por la Ciencia, Fundación Merck Salud acaba de formalizar su incorporación al Pacto por la Ciencia e Innovación del Ministerio de Ciencia e Innovación, un acuerdo entre el Gobierno y más de 60 entidades relacionadas con la ciencia y la innovación en España que recoge una serie de compromisos concretos sobre recursos, organización del sistema y personas que busca incrementar, de forma sostenible, la inversión pública en I+D+I.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios