www.madridiario.es
En la sala donde Julián les había recibido la vez anterior se hallaba reunida la plana mayor de los manteros activos en la ciudad
Ampliar
En la sala donde Julián les había recibido la vez anterior se hallaba reunida la plana mayor de los manteros activos en la ciudad

El complot de las Magdalenas.Capítulo 8: 'Senegaleses'

En la sala donde Julián les había recibido la vez anterior se hallaba reunida la plana mayor de los manteros activos en la ciudad. Salvo Abdul, al que habían comisionado los pakistaníes, el resto eran senegaleses de pura cepa. En la luz atenuada de la sala sus dentaduras blanquísimas relucían como reflectores de tráfico en una carretera secundaria.

Para no perder entrenamiento unos cuantos estaban recogiendo a toda prisa sus pertenencias y huían por el pasillo y otros estaban haciendo, unos de compradores locales y otros de mirones. Su marcado acento francés y en cada consonante, envolvía el ambiente y se te olvidaba que no estabas en la puerta del sol

- Muy-caro, es-muy-caro lo-que-vendes –decía uno a su compañero

- Pero si-todavía-no-te-he-dicho-el-precio…

- Ya, te ofrezco-la-mitad. ¡Lo-tomas-o-lo-dejas, moreno!


- Es-una-Puta-Vergüenza-cómo-tratan-a-esta-gente…

- Iros-a-vuestro-pais-cojjones!

- Barato-barato

- Bueno, dame-esas-gafas. ¿Son-auténticas?

- Claro, amigo-son-auténticas

Bueno, se acabó el entrenamiento –interrumpió Julián, entrando en la sala con Joanet, Genaro y Mbaye, como un general entrando con su estado mayor. Todos los africanos se sentaron atentos a las palabras de Julián:

- Os presento a Genaro (policía municipal en situación de retiro) y a su primo Joanet, hasta hace poco un alto cargo del servicio secreto catalán…Tranquilos…-aclaró al ver que dos senegaleses salían pitando al oír las palabras “policía” “servicio secreto”. - Son amigos y necesitan vuestra colaboración.

Joanet se aclaró la garganta y con pose de prócer se dirigió al heterogéneo grupo

- Caballeros, sé que vuestro corazón está con vuestra patria y que en estos momentos es Senegal…-Joanet pareció quedarse en blanco, pero enseguida continuó- pero también sé… que, si os dan papeles, vuestra patria será España y seréis, sin duda, muy españoles y (como decía aquel presidente de Gobierno) mucho españoles…Pues bien, vuestra patria, bueno, vuestra futura patria, bueno si os dan papeles…a algunos…bueno, joder, España, el país que os acoge amorosamente en sus brazos…bueno, el país que os acoge.

Al ver la cara crecientemente hostil de los paisanos de Mbaye y sus ojos cada vez más en blanco, Joanet abrevió su heroico discurso:

- Bueno, joder, el país en donde estáis ahora… está en peligro –remató satisfactoriamente, sudando a chorros y pasándose un pañuelo por la frente.

Mirando a sus desorientados espectadores, Joanet continuó:

- Y está en peligro porque unos malos patriotas quieren hacer trampas con el sistema de la seguridad social de todos, bueno… de los españoles con papeles… el que algún día será vuestro también…bueno de algunos –farfulló desesperadamente- … Y, ¿por qué eso es un peligro, os preguntaréis todos?

La mirada inexpresiva de diez negros rostros con ojos que destacaban blanquísimos y que no se preguntaban nada, exasperaban a Joanet, cada vez más inseguro

- Pues porque hay algo sagrado en la solidaridad entre generaciones, hoy pagamos para que nuestros mayores tengan pensiones, la caja única, da igual de donde seas, bueno, no da igual –cortó Joanet al ver alguna mirada interesada-, pero, igualdad para todos los españoles, hoy por ti, mañana por mí… ¿Estamos de acuerdo? –remató desfondado

Tras unos segundos, largos, de ominoso silencio, Mbaye resumió:

- No se han enterado de nada. ¿Alguna pregunta? Abdul levantó la mano

- Ha-dicho-que-el-madero-era-de-Retiro ¿No? Tengo-un-problema-

con-un-primo-en Sainz-de-Baranda…Tiene una casa…

- No, terció Julián, de Retiro no, que está en retiro

- Pues-es-lo-que-he-dicho, joder!

- Yo-también-quiero-papeles, como-ha-prometido-el poli-secreto –

dijo una voz desde el fondo

- ¡Y yo!

- ¡Y-yo-tamién! –varias voces se unieron a la algarabía

- Qué, est-ce que se passe ici? Je n’ai rien compris! Decía uno de los asistentes que había llegado hacía poco a Madrid

A la vista del desconcierto general, intervino Genaro apresuradamente:

- ¡Tranquilos! Para los que colaboren habrá su recompensa, sin duda.

Sin duda habrá su recompensa… Todavía no podemos decir cual, pero la habrá. Estamos intentando llegar a la alcaldesa para contarle todo esto.

- La-alcaldesa-buena. Nos-ha-recibido-a-todos –dijo el que estaba al lado de Mbaye

Ante la incredulidad de Genaro, Mbaye le aclaró:

- Si, la semana pasada tuvimos una reunión con ella y su gente. Nos quiere contratar para cosas del Ayuntamiento, pero, como no tenemos papeles, el ministro no la deja

- Los-pakistanies-vamos-a-hacer-unos-cursos. Y-nos-pagan. Pero-los- morenos-no- quieren –terció Abdul

- ¿Como que no queremos? Estamos negociando- le respondió furibundo Mbaye

La situación se estaba desbordando y algunos asistentes estaban recogiendo sus atados y empezando a irse…

- Pero, joder, ¡vamos a la misión! Le gritó Joanet a Genaro

- ¡A ver, morenos! -Se impuso la voz de Julián- la semana que viene hay unos tipos que vienen a Madrid y tenéis que seguir e informarme de todos los pasos que den, con quién están, que compran… Estáis en las calles y sois nuestro servicio de vigilancia ¿Estamos? Y para el que se porte bien habrá premio ¿De acuerdo?

- ¡Vale-jefe! -Dijo uno por todos, según iban disolviendo la reunión, salvo Abdul, que en un aparte cogía del brazo a Genaro:

- Tengo-un-primo-en-Retiro…

Autor : Luis Cueto.
ilustraciones: Danish Xavier J. Morales B.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios