www.madridiario.es
Obra de teatro No hay burlas
Ampliar
Obra de teatro No hay burlas (Foto: Antonio Castro)

Las artes escénicas perdieron el 70% de público e ingresos

martes 19 de octubre de 2021, 13:16h

La Sociedad General de Autores (SGAE) ha evaluado las consecuencias de la pandemia en el sector de las artes escénicas durante el año 2020. Recordamos que la segunda semana de marzo de ese año se paralizó prácticamente toda actividad. Los teatros y locales de ocio fueron abriendo progresivamente con limitaciones de aforo según las circunstancias sanitarias de cada comunidad o ciudad.

El Anuario de las Artes Escénicas, musicales y audiovisuales, disecciona cada año, desde 1999, el número de representaciones, los ingresos, los locales en funcionamiento o el consumo de música, en vivo o en directo, y los gustos sobre producciones televisivas o cinematográficas.

Los datos de 2020 son desoladores. Respecto a las cifras de 2019, el sector perdió la mitad de la oferta, el 75 por ciento de los espectadores y el 72 por ciento de la recaudación. Estos descensos son más o menos similares en todas las especialidades. En las artes escénicas el teatro acaparó prácticamente el 90 por ciento de la actividad, tanto en representaciones como en ingresos. Estos fueron de poco más de 68 millones de euros cuando en 2019 había ingresado 236. La ópera y la zarzuela fueron los géneros más damnificados, con más del 80 por ciento de pérdidas de espectadores y recaudación.

El cine perdió el 57 por ciento de las sesiones, el 75 por ciento de la asistencia y el 74 por ciento de la recaudación, que ascendió a 159 millones de euros cuando en 2019 había ingresado 615 millones.

Como parece lógico, dado el confinamiento, los productos para consumo individual o casero, se incrementaron. Crecieron los minutos de consumo de televisión, el abono a las plataformas de contenidos y los videojuegos, que crecieron casi un cinco por ciento.

En todos los géneros la mayor oferta se produjo en Madrid, seguida de Cataluña.

En la presentación de este balance, los responsables del estudio han señalado que los datos que ofrezcan dentro de un año también serán malos, aunque de los resultados se podrán sacar conclusiones sobre el grado de recuperación del sector.

Según Juan José Solana, presidente de la Fundación SGAE:

--Las cifras que ahora presentamos no representan la ladera de la montaña, sino un precipicio. Son cifras que suponen no una evolución, sino una brecha. Confiamos en que esta brecha, que también afectará a las cifras del año 2021, sea eso, una brecha, un paréntesis y que, a partir de 2022, volvamos a nuestro punto de referencia, que debe ser 2019.

La pandemia atacó cuando los espectáculos todavía no habían recuperado los indicadores de 2008, cuando se desató la crisis económica mundial. Hace dos años, en la referencia del señor Solana, la actividad estaba ya por encima del 70 por ciento, respecto a los datos de 2008, al iniciarse la crisis económica. Volver a esa recuperación es un objetivo que antoja difícil.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios