www.madridiario.es

EL MADRID SOCIAL: RSC Y FUNDACIONES

Fundación Sacyr: una renovación global y actualizada del concepto de RSC
Ampliar

Fundación Sacyr: una renovación global y actualizada del concepto de RSC

lunes 24 de junio de 2019, 08:06h

Nueva entrega de la serie de reportajes El Madrid Social: RSC y Fundaciones, extraídos del octavo libro de la serie Foro Madrid Debate.

Generar un nuevo espacio en el que empresa, trabajadores y sociedad puedan mirarse, dialogar y aportarse de forma multidireccional. Ahí se sitúa la Fundación Sacyr, la entidad a través de la que, desde hace más de una década, el Grupo Sacyr canaliza su acción social. Empezó como una plataforma desde la que maximizar los beneficios sociales que, por su ámbito de desarrollo —infraestructuras y servicios—, generaba la propia actividad del grupo. Once años después, ha implicado a decenas de asociaciones, fundaciones y a sus propios empleados en labores medioambientales, de integración, educativas y de investigación, entre otras, y ha renovado y actualizado el concepto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

Desde la protección de los Derechos Humanos a la asistencia sociosanitaria o el cuidado del medio ambiente, la preservación del patrimonio histórico y artístico o el fomento de la cultura. La capacidad de movilizar la labor social desde el mundo de la empresa es inmensa y, en un mundo global, interconectado y con ciudadanos con una conciencia social creciente, la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) se ha convertido en uno de los valores añadidos cada vez más demandados dentro del tejido empresarial madrileño.

Por su propia naturaleza, centrada en infraestructuras y servicios, la actividad del Grupo Sacyr genera un impacto positivo indirecto en la sociedad. Por ello, hace más de una década que pusieron en marcha la Fundación Sacyr como vehículo de canalización de esos impactos con el objetivo de maximizar los beneficios de su acción social.

Solo en 2018, la fundación ha suscrito una quincena de proyectos y patrocinios que contribuyen a dotar a la RSC de entidad propia, y la convierten en seña de identidad del grupo.

Voluntariado

Desde 2008, la Fundación Sacyr se ha encargado de explotar esa vertiente social de la propia actividad de la empresa a través de convenios con otras entidades sociales. Sin embargo, durante este último año, se ha querido ir un paso más allá y la Fundación Sacyr se ha lanzado a apoyar de forma directa labores de voluntariado de los empleados del grupo, una forma de contribuir al desarrollo social de las comunidades, tanto de quienes reciben la acción solidaria como de los propios trabajadores de la compañía.

En 2018, la plataforma de voluntariado de la Fundación Sacyr implicó a 8.500 empleados

A través de la campaña ‘¡Sacyr responde!’, la empresa ha recogido más de 130 propuestas de sus empleados para desarrollar algún tipo de voluntariado, sobre todo de carácter social y medioambiental, pero también otros de formación o refuerzo educativo y cultural.

La meta: que, a través de la fundación, se puedan desarrollar iniciativas de los trabajadores que generen un impacto positivo en sus comunidades. Más de 8.500 empleados de la empresa participaron en esta plataforma en 2018 con sus ideas o comentarios y una decena de los proyectos propuestos ya se han materializado.

- The Water Van Project. Cuatro voluntarios del Grupo Sacyr, tres de ellos desde las oficinas de Madrid y una desde la de Colombia, viajaron en agosto de 2018 a los departamentos colombianos de Cauca, Valle del Cauca y Nariño de la mano de The Water Van Proyect, un proyecto social que tiene como objetivo facilitar el acceso a agua potable en zonas rurales de Centro y Sudamérica. En colaboración con la ONG española Ayuda en Acción, los cuatro empleados entregaron más de 300 filtros potabilizadores de agua a familias y centros de la comunidad, a quienes además formaron acerca de su funcionamiento. Más de 3.600 personas se vieron beneficiadas por esta acción.

- Reforesta en Madrid. A través de la asociación sin ánimo de lucro Reforesta, voluntarios de Sacyr han desarrollado dos acciones de voluntariado medioambiental en la sierra madrileña durante el último cuatrimestre de 2018. La primera consistió en una limpieza solidaria de los residuos del río Guadalix. La segunda, en una plantación de árboles para la conservación y recuperación de los bosques de la sierra de Guadarrama, en una clara apuesta por mitigar los efectos el cambio climático.

- Siembra y reacondicionamiento en Colombia. Otro equipo de voluntarios de Colombia participó en dos proyectos de carácter medioambiental y social en las comunidades aledañas a la Autopista al Mar 1. La primera acción consistió en una plantación en la vereda naranjal de San Cristóbal de Medellín de especies autóctonas: aguacatillos, caracolíes, búcaros y samanes, entre otras. La segunda iba dirigida a los niños de la escuela de la vereda Llanos de San Juan, del municipio de San Jerónimo, que decoraron las paredes de un túnel que sirve de paso peatonal para llegar hasta el colegio.

- Institución educativa El Madero. El equipo de Sacyr Colombia, por su parte, llevó a cabo un proyecto para ayudar a una escuela afectada por el movimiento paramilitarista. Un total de 40 voluntarios de Sacyr Concesiones y Sacyr Construcción trabajó para mejorar la infraestructura de la escuela con acciones de pintura y arreglo de desperfectos, aislamiento del ruido y el polvo e instalación de porterías de fútbol.

- Apoyo a mujeres de Montes de María. También desde Sacyr Colombia se ha puesto en marcha un proyecto de dos años de apoyo a mujeres mayores y amas de casa que viven en una zona afectada por la violencia en los Montes de María. El proyecto consiste en fomentar el aprendizaje y la recuperación del tejido tradicional de mochilas precolombinas con fibras naturales, así como favorecer la creación de cooperativas para el desarrollo económico de este sector.

- Otras acciones puntuales. Además, los empleados del grupo han participado a través de la Fundación Sacyr en otras actividades de voluntariado como la Operación Kilo del Banco de Alimentos, en la que se recogieron más de 800 kilos de comida no perecedera.

De cara a las Navidades, los trabajadores de Sacyr donaron más de 250 juguetes para la campaña Ningún Niño Sin Juguete. Y en colaboración con la Fundación Down Madrid, doce voluntarios de Sacyr acompañaron a un grupo de 15 niños con síndrome de Down al parque zoológico Faunia.

Además de colaborar con las comunidades a las que se dirigen estos voluntariados, que se convierten en un nuevo canal entre la empresa, los empleados y la sociedad, la Fundación Sacyr destaca también el impacto positivo de estas acciones para los propios trabajadores. Suelen sumarse a ellas por motivaciones personales, para experimentar el sentimiento positivo de ayudar, pero para estos trabajadores la experiencia termina también por adquirir una trascendencia profesional: el voluntariado mejora las habilidades y capacidades de cada uno de ellos en muchos sentidos, como las que tienen que ver con el liderazgo, el trabajo en equipo, la empatía, la tolerancia o la innovación.

Colaboración público-privada

En estos 11 años, la Administración regional se ha convertido en uno de los grandes aliados de la Fundación Sacyr para aprovechar las sinergias entre los ámbitos público y privado que puedan servir de impulso a esta labor social. De esta manera, la entidad mantiene un convenio con la Comunidad de Madrid, en concreto, con la Consejería de Políticas Sociales y Familia, a través del cual se incorpora a proyectos y actuaciones regionales por la integración y la promoción laboral y profesional de la población inmigrante y autóctona. En el marco de este acuerdo, la Fundación Sacyr se ha ofrecido a participar en proyectos de acogida a refugiados, apoyo a personas desfavorecidas, formación profesional e inserción laboral, becas de estudios o voluntariado corporativo, entre otros.

Integración de la discapacidad

Una de las apuestas de la Fundación Sacyr es la de la integración socio laboral de las personas con discapacidad intelectual. Esta línea de actuación de Sacyr, en la que se incluye también el Centro Especial de Empleo de Valoriza, sitúa el impulso profesional como elemento clave en la calidad de vida de las personas con discapacidad a través del desarrollo de su autonomía e iniciativa.

La Fundación Sacyr colabora con Down Madrid y Juan XXIII Roncalli en la integración de las personas con discapacidad

Para ello, la Fundación Sacyr se da de la mano de la Fundación Juan XXIII Roncalli, que atesora más de 50 años de experiencia en este campo, junto a la que ha lanzado iniciativas como IDEA, un proyecto a través del cual varias empresas de los sectores de la energía, la alimentación y la distribución desarrollan tres líneas de negocio que permiten la generación de empleo —50 puestos de trabajo cada una— de futuro y de calidad para personas con discapacidad intelectual.

La Fundación Sacyr también colabora en la ampliación de las cocinas del centro especial de empleo de la Fundación Juan XXIII Roncalli.

La Fundación Down Madrid es otra de las entidades con las que colabora, con el objetivo de desplegar acciones que contribuyan a la mejora de la integración en la sociedad de las personas con síndrome de Down. También proporciona ayuda a la Fundación Bocalán, una entidad de carácter social acreditada por ADI (Assistance Dogs International), que se dedica a mejorar la calidad de vida de personas en situaciones de discapacidad o desventaja social a través del estudio de la conducta y la implementación de programas de perros de asistencia y educación asistida con animales.

La Fundación Sacyr patrocina a Reto, uno de estos perros de asistencia, costea su entrenamiento y garantiza, gracias a la acogida temporal por parte de una de las empleadas del Sacyr, la necesaria socialización previa del can.

Retos en el ámbito sociosanitario

Aunque la salud es un derecho universal, el contexto socioeconómico determina su garantía. En este sentido, la Fundación Sacyr colabora con diversas asociaciones dedicadas a salvaguardar las condiciones sanitarias de colectivos en riesgo de exclusión.

Trabaja en el abastecimiento de agua potable a casi 3.000 personas del Condado de Muranga, en Kenia

Es el caso de la Fundación Ojos del Mundo, una organización sin ánimo de lucro que lucha contra la ceguera evitable, aquella que se puede prevenir o curar, en algunos de los territorios más vulnerables del mundo. En concreto, Sacyr apoya sus actividades en Bolivia, además de ayudar a la difusión del proyecto. Hasta Kenia ha llegado la acción de Sacyr que, junto a las ONGs VIHDA y Gota a Gota, desarrolla un proyecto de abastecimiento de agua potable en el Condado de Muranga.

La meta es la construcción de una estación de bombeo y potabilización y la instalación de 10 kilómetros de tuberías para abastecer de agua potable a 2.850 personas en las comunidades de Mugira y Mihango.

También colabora con la Fundación mexicana del Síndrome de Ondine o Síndrome de Hipoventilación Central Congénita, una enfermedad muy poco frecuente, incurable y potencialmente mortal que afecta a la respiración de la persona, que ‘olvida’ respirar o que presenta una respiración superficial, según su grado de afectación. La Fundación Sacyr proporciona ayuda a la investigación para buscar cura a esta patología y apoyar a quienes la padecen.

I+D+i

En línea con esta voluntad de fomentar la investigación científica y reforzar las políticas de I+D+i de la compañía, la fundación convoca cada año los Premios Sacyr a la Innovación, que han reconocido en sus – hasta ahora– ocho ediciones las mejores soluciones innovadoras para la optimización, diseño y desarrollo de infraestructuras.

También ha exportado el espíritu de estos premios a Chile con el apoyo del Centro de Innovación de la Universidad Católica de Chile (UC) y el Diario Pulso como media partner oficial. Así, busca también reconocer el talento y la contribución al país iberoamericano mediante iniciativas innovadoras en infraestructuras y otros servicios relacionados, además de conectar a los diversos actores e identificar ideas innovadoras que puedan aportar mejoras significativas en las actividades de Sacyr en Chile.

Patronatos

La Fundación Sacyr incide también en su labor social a través del patronato de otras fundaciones con las que establece conexiones y sinergias y colabora de forma directa.

Así, el presidente de Sacyr, Manuel Manrique Cecilia, es miembro del patronato de la Fundación Princesa de Asturias, que persigue contribuir a la exaltación y promoción de cuantos valores científicos, culturales y humanísticos son patrimonio universal.

Por su parte, el director de Desarrollo de Negocio de Sacyr Industrial y patrono de la Fundación Sacyr, José Manuel Loureda López, pertenece al patronato de la Fundación Chile-España, que tiene como objetivo prioritario el fomento del intercambio económico, cultural, académico y social entre Chile y España.

De la misma forma, la Fundación Sacyr cuenta con diversos miembros en el patronato de la Fundación Consejo España-Colombia, que favorece las actividades entre estas naciones y su cooperación económica, comercial, empresarial, cultural, científica, cívica, educativa y medioambiental.

Educación

En el campo del fomento de la Educación, colabora con la Fundación Caminos en su tarea de ubicar la profesión del ingeniero de caminos, canales y puertos de forma continua en las coordenadas intelectuales y en el tejido social del país. Así, la Fundación Sacyr participa en algunas de sus actividades, como el Congreso Internacional de Ingeniería Civil; el Foro de la Ingeniería y Obra Pública, organizado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo; la organización del Premio Acueducto de Segovia; el Premio Rafael Izquierdo a la Solidaridad; el Premio Sagasta de Ensayo a la Modernización; el Premio Leopoldo Calvo Sotelo al Liderazgo Público de los Ingenieros de Caminos; o el Máster Internacional en Gestión Empresarial y Políticas Públicas.

Además, la Fundación Sacyr mantiene un convenio de Colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y con la Universidad Menéndez Pelayo para la realización del Máster Universitario en Seguridad, Durabilidad y Reparación de Estructuras de Hormigón (Sedurec). La participación de Sacyr consiste en la financiación íntegra de la matrícula de un alumno seleccionado por la fundación, además de contribuir a la financiación de los gastos de organización y celebración del Máster en general.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.