www.madridiario.es

EUROVISIÓN

Miki Núñez representará a España con La Venda.
Ampliar
Miki Núñez representará a España con La Venda. (Foto: Andres Putting/Eurovision)

España, en busca de quitar ‘La Venda’ a Europa en Eurovisión

sábado 18 de mayo de 2019, 11:45h
Un año más, la gran fiesta de la música en Europa llega a los hogares de todo el continente (y Australia) para buscar al ganador de la 64 edición del Festival de Eurovisión. Este sábado a las 21:00 hora española, el Centro de Convenciones de Tel Aviv acogerá el concurso en el que Miki Núñez, representante de España con la canción La Venda, sorprenderá a los espectadores cerrando el certamen con su actuación en la posición 26.

26 países competirán este sábado por alzarse con el micrófono de cristal y convertirse en el ganador de la 64 edición del Festival de Eurovisión, que se celebra este 2019 en Tel Aviv, Israel, tras vencer el año pasado Netta con su reivindicativa y divertida canción Toy.

Salvando la polémica, el Centro de Convenciones de Tel Aviv acogerá la gran final del concurso, presentada por la modelo Bar Refaeli y los conocidos presentadores Erez Tal, Assi Azar y Lucy Ayoub. Aparte de las 26 actuaciones que lucharán por el trofeo, se esperan otras como la de la vigente campeona Netta, la del ganador en Ucrania, Måns Zelmerlöw, o la de la reina del pop, Madonna.

Las favoritas

Tras las semifinales celebradas el 14 y 16 de mayo, 20 países consiguieron el pase a la final, donde ya les espera el Big Five –España, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia– y el país ganador en 2018, Israel.

Como todos los años, las baladas se entremezclarán con canciones protesta, puestas en escena imposibles y temas que pondrán a bailar a todo el mundo en la pista y en sus casas.

Este año, Holanda, Suecia, Italia y Azerbaiyán se postulan como los favoritos. El holandés Duncan Laurence se ha ganado los corazones del público con Arcade, una balada acompañada con una sencilla puesta en escena que habla de uno de los temas estrella de este concurso: el desamor.

Duncan Laurence, representante de Holanda (Foto: Andres Putting/Eurovision)

También de ello trata la canción del sueco John Lundvik, Too late for love, que recuerda que nunca es tarde para el amor acompañado de un coro de góspel que completa la actuación desarrollada en un poco iluminado escenario que da sensación de intimidad.

Italia es una de las canciones que, otro año más, apuesta por su idioma para ir a por el triunfo. Con Soldi (Dinero), Mahmood trae a Tel Aviv su moroc-pop, que mezcla ritmos árabes con una letra que denuncia la avaricia que trae consigo el dinero.

Los países del este se cuelan también entre los favoritos con Chingiz (Azerbaiyán) y su Truth o con el ya experto en este concurso Sergey Lazarev, que vuelve a representar a Rusia con Scream con una puesta en escena que recuerda en ciertos aspectos a la que llevó en 2016, You are the only one.

Las más llamativas

Sin duda, los ojos estarán puestos esta noche en los islandeses Hatari. La banda tecno punk BDSM llega a Israel con Hatrið mun sigra (El odio prevalecerá), con el objetivo de extender su lucha contra el capitalismo en la sociedad occidental. Su vestuario, voces y presencia en el escenario no dejarán indiferente a nadie.

Hatari, representantes de Islandia (Foto: Andres Putting/Eurovision)

Más dulce se presenta Leonora Jepsen (Dinamarca) con Love is Forever, un alegato al amor en cuatro idiomas que cantará subida a una silla gigante como si de un cuento se tratase.

Australia es el país que ha tirado la casa por la ventana este año con los efectos especiales, ya que lanzará al espacio a su representante, Kate Miller-Heidke. Con una estética que recuerda a Frozen, la australiana volará mientras canta Zero Gravity acompañada de sus coristas.

Kate Miller-Heidke, representante de Australia (Foto: Andres Putting/Eurovision)

Las canciones que pondrán a mover el esqueleto este año a los presentes y espectadores desde casa las traen Suiza (She got me) –una de las favoritas del público también–, Noruega (Spirit in the Sky) –cuyo corista tiene raíces españolas– y San Marino (Say Na Na Na), que repite representante: Serhat.

La Venda, esencia verbenera y bailonga

A pesar de no partir como favorita, la canción compuesta por Adrià Salas, miembro del grupo La Pegatina, y que interpretará el catalán participante en Operación Triunfo, Miki Núñez, buscará este sábado traer buenas vibraciones y el espíritu de la fiesta española a Tel Aviv.

La Venda habla de dejar los prejuicios atrás, abrir los ojos y disfrutar de la vida tal y como es. Con el ritmo de la rumba catalana y el ska, Miki subirá al escenario encima de un colorido 'edificio' que irá recorriendo, mientras graba con un palo selfie al público y la actuación.

Eurovisión podrá seguirse desde las 21:00 hora española en La 1 de TVE, así como en el canal de Youtube del Eurovision Song Contest o en las salas de Cinesa, que invita a los eurofans un año más a disfrutar del concurso en pantalla grande.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.