www.madridiario.es
Pintadas en un tren de Cercanías en Madrid
Ampliar
Pintadas en un tren de Cercanías en Madrid (Foto: EP)

Tres millones para limpiar los grafitis de Cercanías el año pasado

viernes 16 de noviembre de 2018, 13:04h
Según los datos facilitados este viernes por Renfe, la limpieza de los grafitis en los trenes de Cercanías Madrid le costó a la empresa tres millones de euros en 2017. La cifra aciende a 15,7 millones en el conjunto de España.

La limpieza de grafitis en trenes de Madrid costó a Renfe 3 millones de euros en 2017, cuando el gasto total en toda España superó los 15 millones de euros. El año pasado Renfe registró en Madrid un total de 770 incidencias relacionadas con los grafiteros, y hasta septiembre de este año ha contabilizado 517, según los datos ofrecidos este viernes por la entidad.

A nivel nacional, en los nueve primeros meses de este año se han registrado casi 2.800 actos vandálicos de este tipo, y el coste en limpieza ha alcanzado ya los 11 millones de euros. La compañía prevé que el coste iguale o supere a final de 2018 la cifra de los 15,7 millones que se destinaron en 2017, que equivale a la compra de tres trenes de Cercanías.



El gerente de área de Seguridad y Autoprotección de Renfe, Domingo Corchado, ha manifestado en declaraciones a los medios que este tipo de actos vandálicos es "uno de los principales problemas en materia de delincuencia".

"Hemos tenido una evolución negativa en el año 2017, con casi 4.000 casos, que supone en gastos de limpieza y pintura más de 15 millones de euros", ha constatado el responsable de Renfe, para agregar que este año las cifras van a estar a la misma altura porque en los últimos meses del año suelen aumentar el número de grafitis.

"Es una lucha continua que tenemos, sobre todo los fines de semana y las horas nocturnas. La mayoría de los grafitis se producen cuando nuestros trenes están depositados en las playas de vías de las estaciones. No damos abasto, los recursos de seguridad tienen un límite", ha reconocido.

Además, ha señalado que el aumento no solo ha afectado al número de casos, que han crecido hasta un 60 por ciento, sino también a la extensión. De hecho, los metros cuadrados de superficie de tren afectada han pasado de 54.571 metros cuadrados en 2016 a 96.564 en 2017, y en lo que va de año van por más de 73.000.

El problema también se ha agravado porque los grafiteros cada vez emplean más violencia contra los empleados de Renfe y contra los propios agentes de Policía. "Hemos visto un salto cualitativo en este caso también negativo en cuanto a la actitud de estas personas", ha apostillado Corchado.

Cataluña, casi la mitad de los grafitis

A nivel territorial, Cataluña representa casi la mitad de los grafitis del total nacional, frente a Madrid que representa cerca del 20 por ciento. Los trenes de Cercanías son los afectados en el 90 por ciento de los casos, junto a algunos trenes de Media Distancia y "muy pocos" AVE.

El coste de limpieza de un solo vagón asciende a entre 6.000 y 10.000 euros, dependiendo del tamaño del grafiti, y lo acaban pagando todos los ciudadanos, a lo que hay que sumar el "perjuicio" que supone que un tren puede quedar sin servicio en talleres hasta su limpieza entre 1 y 7 días.

Solo en Cercanías Madrid se vieron afectados el año pasado con demoras más de 200.000 viajeros por grafitis en trenes en marcha, a parte de los trastornos en el servicio derivados de la retirada de trenes para su limpieza.

En cuanto a los grafiteros, Corchado ha explicado que son grupos organizados, y un tipo de delincuentes "muy activos" que "no tienen fronteras internacionales". En ocasiones ponen en peligro su integridad física cuando atacan un tren en servicio, al saltar a las vías por las que pueden circular otros trenes.

Muchos de ellos "repiten", y los hay que "tienen su liderazgo en el grupo y se jactan de ser los más activos". Las condenas suelen ser de días-multa sin ingreso en prisión, aunque ha habido algún caso de prisión preventiva, junto a una indemnización.

Corchado ha señalado que parte de la lucha contra este tipo de vandalismo consiste en "limpiar el tren enseguida", lo que interesa también a la imagen de Renfe porque viajar en trenes grafiteados aumenta la "inseguridad subjetiva".

10 millones adicionales en seguridad

En cuanto a los efectivos de seguridad, ha señalado que tienen que adaptarse al presupuesto y que los vigilantes también tienen que dedicarse a otros aspectos de la seguridad más importantes, como es el "terrorismo" en un escenario de nivel 4 de alerta.

De hecho, a los daños contra el patrimonio de la compañía (que incluye gastos de limpieza, pintura, disolventes, traslados a talleres o movilización de personal) hay que sumar todos los gastos anuales en medios destinados en vigilancia y seguridad, que supondrían otros 10 millones de euros adicionales, con lo que el coste total se elevaría a 25 millones de euros anuales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.