www.madridiario.es
Escuelas Católicas celebra este curso el décimo aniversario de BEDA.
Ampliar
Escuelas Católicas celebra este curso el décimo aniversario de BEDA. (Foto: Escuelas Católicas de Madrid)

Diez años del Programa BEDA, una década de inglés con valores

martes 13 de febrero de 2018, 12:55h

Escuelas Católicas está de celebración. BEDA, el programa que apoya y acompaña a colegios y profesores en la mejora de la enseñanza del inglés, cumple diez años este curso 2017-2018.

El Programa BEDA cumple una década en la que, con paso firme y sin ataduras, ha crecido como "un instrumento pedagógico de innovación educativa", en palabras de Emilio Díaz, responsable de Relaciones Institucionales y Comunicación de Escuelas Católicas de Madrid (ECM), que añade que "BEDA no se ha quedado en las pautas oficiales del Boletín Oficial, sino que ha ido más allá; ha roto el molde".

BEDA nació en el año 2007. Había que aprender inglés, sí, pero "nunca a costa de otras áreas". "Para nosotros lo importante es el proyecto educativo y de persona que queremos formar. Esa persona tiene que saber hablar inglés, pero también tiene que saber humanidades, tiene que tener principios, tiene que ser formada por buenos profesores que compartan nuestro proyecto educativo", relata Díaz.

El qué (enseñar inglés) estaba claro, pero había que pulir el cómo, que a veces puede elegir entre diferentes caminos. Flexibilidad fue (y es) la palabra clave asociada a BEDA. No obstante, explica el responsable de ECM, "el programa pretende dar a los centros una serie de claves para que adopten decisiones que les permitan llegar a la excelencia en la enseñanza del inglés".

Bajo la evaluación de la Universidad de Cambridge

BEDA propone "programas muy abiertos". Con cuatro niveles de enseñanza (Potenciación, Bilingüe, Excelencia y Referencia), se desarrolla en tres ámbitos: formación del profesorado, mejora de la enseñanza y evaluación externa a través de la Universidad de Cambridge. Díaz desgrana para Madridiario las claves: "Para que haya calidad del profesorado, este se tiene que sentir acompañado. Y se le tiene que ofrecer una formación de mucha calidad, innovadora, moderna y atractiva. Asimismo, es fundamental la implementación de técnicas de innovación educativa, instrumentos y herramientas para enseñar inglés".

Alumnos y profesores forman un tándem al que hay que sumar una tercera figura fundamental para el éxito de BEDA, el auxiliar de conversación. Procedentes de Estados Unidos, Canadá, Australia, Irlanda o Inglaterra, son estudiantes de universidades con las que Escuelas Católicas tiene convenio. "Eso facilita que se puedan poner en contacto con nosotros. Les entrevistamos, hacemos una selección y les ofrecemos la posibilidad de venir a España a matricularse en la Universidad de Comillas para desarrollar un máster en enseñanza de inglés cuyas prácticas realizan tutorizados en nuestros centros", cuenta Díaz.

El resultado de la experiencia es "magnífico": "El auxiliar de conversación es una persona joven que habla con los alumnos, que logra que pierdan la timidez, que les desinhibe, que mejora su dicción... Es gente de enorme valía, comprometida y muy innovadora que viene con muchísimas ganas de aprender y de hacer cosas nuevas".

De la escuela infantil a la universidad

Por todo lo anterior BEDA es un programa vivo, que crece, que avanza. Se avanza de nivel, crecen las opciones y la viveza en la mejora de la enseñanza del inglés es palpable: "Lo último que hemos hecho, este mismo curso, ha sido poner en marcha un servicio de estancias de inmersión lingüística para alumnos, algo que se viene a sumar a la formación del profesorado, los auxiliares de conversación, el asesoramiento jurídico y técnico a los centros, los exámenes, las actividades extraescolares...".

Todo ello sin olvidar BEDA Kids, que lleva el bilingüismo a las escuelas infantiles, y BEDA Cum Laude, que hace lo propio con las universidades. Y no solo eso: "BEDA encaja mucho con otros dos programas de Escuelas Católicas: Innovación 43,19 y Artes", añade Díaz.

¿Un balance de esta primera década de BEDA? "Enormemente positivo. Por colegios, alumnos, profesores y auxiliares de conversación, los datos cuantitativos son excelentes. El crecimiento ha sido de progresión geométrica y las cifras son mareantes. En cuanto a la calidad, que es lo que más nos importa, las pruebas que hace Cambridge acreditan que la mejora en el aprendizaje del inglés por parte de nuestros alumnos es exponencial".

"Estamos muy orgullosos y muy contentos con lo que se ha hecho durante estos diez años, pero también sentimos una gran responsabilidad porque BEDA tiene que seguir otros diez años más. Y tiene que seguir innovando año tras año y tiene que seguir incorporando nuevos procesos y nuevas herramientas que faciliten que los colegios no abandonen ese proceso de mejora", concluye Díaz, que recuerda una de las máximas del proyecto de Escuelas Católicas: "Si algo distingue el Programa BEDA es su flexibilidad".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.