www.madridiario.es
Grupo de participantes de la noche de investigación en Belchite
Ampliar
Grupo de participantes de la noche de investigación en Belchite (Foto: Viajando por el misterio)

Viajando por el misterio en busca de fenómenos paranormales

¿Quiere formar parte de una auténtica investigación de parapsicología? Viajando por el misterio ofrece la oportunidad de convertirse en un profesional en la búsqueda de fenómenos paranormales durante un fin de semana. Pueblos abandonados, casas misteriosas, habitaciones con presencias del más allá y otros enclaves habitados por fantasmas esconden historias y secretos que solo unos pocos son capaces de descubrir.

"En El Alamín dejamos la grabadora en una casa y a las tres de la madrugada, se escucharon los llantos de un bebé. Allí, después de estar más veces, detectamos una entidad que responde al nombre de Chelo y nos confesó que había muerto ahorcada". Así nos introduce Juan Antonio García, investigador de fenómenos paranormales del grupo Omega 4, una de las historias de misterio que más conoce. Ha visitado este pueblo abandonado en decenas de ocasiones y siempre que se desplaza a este enclave, en la casa del bebé -como así la conocen-, Chelo acude a su llamada. "Ella nos ha facilitado un montón de información que luego hemos comprobado que es cierta", asegura el investigador. En el Alamín, Juan Antonio ha verificado que una mujer embarazada falleció en trágicas circunstancias a manos de su marido. "Da la casualidad que esa mujer se llamaba Consuelo", detalla.

Pasos en la habitación, corrientes de aire frío y extrañas psicofonías dejan claro que en El Alamín existen demasiadas evidencias sobre esta presencia femenina, la que por cierto, se muestra "reacia" a cámaras de vídeo y pruebas del espejo, otras de las técnicas utilizadas por los grupos de investigación para detectar presencias. Y lo han podido comprobar otros investigadores y un grupo reducido de personas que les han acompañado en sus indagaciones. Todos han formado parte de una intensa noche de investigación y han vivido momentos que jamás olvidarán. Igual que otros grupos de aficionados y expertos que también se reúnen en otros enclaves, edificios, hoteles o pueblos que guardan un misterio oculto.

Viajando por el Misterio es la iniciativa responsable de reunir a todos aquellos que quieren vivir una experiencia de parapsicología científica de la mano de profesionales altamente experimentados. Este proyecto nació de la pasión que Sahara Varona siente hacie este tipo de fenómenos. "Siempre quise asistir y participar en una investigación sin tener que dedicarme profesionalmente a ello", explica. Aunque siempre se ha sentido atraida por las historias misteriosas, lo cierto es que un recuerdo vivido cuando era tan solo una niña, continúa merodando por su cabeza: "Estaba durmiendo con mis hermanas y me desperté por la noche. Entonces vi a dos entidades, dos sombras saltando de una cama a la otra. Me quedé paralizada". Eso solo fue el principio de su predilección por este tipo de fenómenos. Años después, confiesa, comenzó su curiosidad por las esquelas de los periódicos que le planteaban interrogantes acerca de la 'otra vida' de los difuntos.

Viajando por el misterio experimenta una verdadera investigación parapsicológica

Con esta curiosidad por conocer que existe después de la muerte, siendo ya propietaria de una agencia de viajes, hace unos meses decidió reinventarse poniendo en marcha un servicio más dirigido a los amantes de las psicofonías y entes del más allá. "Estuve meses buscando equipos de investigación profesionales. Recorrí España porque tenía claro que era imprescindible el rigor científico", relata. Ese rigor fue pieza clave para poner en marcha estas noches de investigación: "Existe mucho timo en este mundillo".

Las noches de investigación transcurren en pueblos y edificios abandonados, habitaciones de hoteles, palacios, masiones y en otros enclaves en los que los investigadores constatan que existen entidades misteriosas. Y siempre se desarrollan tras obtener los permisos necesarios para ocupar por unas horas esos espacios ya que algunos se encuentran en ruinas: "Es una investigación seria y vamos con respeto. De hecho los participantes firman un documento de responsabilidad que deben cumplir", explica Sahara.

El Alamín, Belchite, Antiguo Corona de Aragón, Ochate, la Aldehuela y la Barranca son algunos de los lugares que han sido testigos de las búsquedas de rastros, presencias, ruidos y sombras. "Si el velo que separa un sitio de otro está más desgarrado, hay más posibilidades de ver algo", explica Juan Antonio. A pesar de las horas que dura la investigación, en ocasiones hay que esperar a ver con detenimiento el trabajo audiovisu al realizado para encontrar evidencias: "El vídeo y la foto es más complicado. Sin embargo, las psicofonías son más directas y ofrecen mucha información".

Juan Antonio es uno de los asiduos a estas investigaciones los fines de semana. Acompañado por David Guerra y Javier Fuente, investigadores de Ghost Talavera, y de Sahara, acuden a los puntos de encuentro con los asistentes. Un seminario sitúa a los participantes en el lugar que van a explorar. "Les contamos los mitos y leyendas, los dispositivos fotográficos y de vídeo que se van a utilizar en las investigaciones y cómo se usan", explica Sahara. Un seminario obligatorio e imprescinidible si el objetivo es convertirse en un investigador más de la noche. Porque los asistentes van a recabar tantos datos como lo hacen los profesionales, "son uno más". Además, días después de la intensa experiencia, los resultados obtenidos son compartidos y enviados a todos los participantes.

El viaje de las almas

Juan Antonio García, David Guerra y Javier Fuente guardan un interminable número de historias personales y profesionales relacionadas con lo paranormal. Una vista más que entrenada para visualizar sombras, reflejos y presencias que otros no percibirían y una audición que distingue si se trata de un sonido habitual o tal vez se escucha desde el más allá. Juan Antonio todavía recuerda la corta conversación que mantuvo con una entidad y que se materializó en una psicofonía: "Le preguntamos directamente que sucede cuando una persona pasa de la vida a la muerte. Y nos respondió que no hay crisis, solo un cambio que no se nota". Una explicación sobre lo que puede encontrarse en 'el otro lado'.

Unas experiencias que tampoco quedan ajenas a Javier Fuente: "Hay sitios con mucha historia y carga detrás". Es la persona encargada de las fotografías, de intentar captar lo que, en ocasiones, la mirada no consigue visualizar. "En algunas imágenes aparecen haces de luz que hemos comprobado que tecnicamente no deberían estar ahí", reconoce.

"No hay crisis cuando uno muere, solo un cambio que no se nota"

David Guerra, que comenzó a interesarse por estos asuntos tras reconocer la voz de su padre en casa meses después de fallecer, ha visitado también Ochate y Belchite. "Los aparatos se volvían locos y los Walkie-Talkie se apagaban y encendían sin encontrarle explicación", recuerda. El investigador también ha visitado un orfanato en ruinas en Talavera de la Reina donde está historiada la muerte de un niño. Allí, entre sus paredes desconchadas entra en escena Concha, una monja que trabajó allí. Fuertes golpes y respuestas analizadas de psicofonías confiman la historias allí vividas.

Pero sin duda, el caso que más ha marcado a este profesional ocurrió hace años: "Me encontré con un antiguo amigo que no veía desde hace mucho tiempo. Estuve charlando con él. Al cabo de un mes, coincidí con su hermano y le conté que había estado hablando con él. Se me quedó mirando atónito y me dijo: mi hermano falleció hace tres años. Me quedé helado". Una experiencia para la que no existe explicación posible pero que los entendidos en la materia aseguran que puede ocurrir.

Como en el Baúl del Monje, una tienda de antigüedades de Madrid conocida por ser foco de diversos fenómenos paranormales de gran intensidad durante la década de los 90. En este inmueble, localizado en el centro de Madrid, no solo se producían apariciones y ruidos inexplicables, el movimiento de objetos era casi diario y "todos de índole Poltergeist", cuenta Juan Antonio. Algunos de los fenómenos incluso fueron vistos por clientes de la tienda. Aunque en la actualidad no existe el comercio, este lugar misterioso continúa siendo objeto de estudio por parte de los profesionales. Según los investigadores, todo pudo haberse desencadenado por unos hechos dramáticos sucedidos en aquel mismo lugar, años atrás, en los que un individuo perdía la vida por la inhalación de humo tras haberse escapado el gas de la estufa.

Los interesados en compartir con los investigadores una auténtica noche de misterio pueden consultar aquí los próximos destinos. El Palacio de Linares -famoso por Raimunda, la niña a la que se oye llorar- y el Antiguo Corona de Aragón, son algunos de los enclaves previstos. Otros como el Prevetorio de Aguas de Busot, el sanatorio de tuberculosos de Sierra Espuña y el Orfanato de San Prudencio también formarán parte de sus investigaciones pero todavía se encuentran recabando los permisos que permitan pasar unas horas buscando ánimas y fantasmas de otras dimensiones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Viajando en busca de fenómenos paranormales

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    7294 | manuel - 06/11/2017 @ 11:41:00 (GMT+1)
    En la calle Ge´nova y escondidos tras una baderita gigantesca, en un edificio pagado con dinero negro encontrarán muchos fenómenos paranormales.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.