www.madridiario.es
Los dos concejales que quedan de Leganemos, con Fran Muñoz como portavoz
Ampliar
Los dos concejales que quedan de Leganemos, con Fran Muñoz como portavoz (Foto: Leganemos)

La Justicia anula la expulsión de los concejales de Leganemos pero no resuelve el cisma

miércoles 19 de julio de 2017, 07:54h
Los juzgados de Leganés creen que Leganemos convocó en contra de sus propias normas la asamblea en la que se votó la expulsión de la mitad de sus concejales y anula esta decisión. Sin embargo, la reunificación de siglas entre los afines a Fran Muñoz y Mercedes Condés parece improbable. Ambos bandos se exigen condiciones contradictorias, irrealizables al mismo tiempo.

La Justicia ha declarado nula la convocatoria de la asamblea que Leganemos realizó el pasado 6 de septiembre y, con ello, ha tumbado la expulsión de cuatro de los seis concejales que la formación tenía sentados en el variado Pleno de Leganés.

En una sentencia fechada el pasado día 11, el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 del municipio anula las conclusiones de aquella cismática reunión que terminó de fracturar la candidatura municipalista entre los fieles al ex de IU, Fran Muñoz, y la secretaria general de Podemos, Mercedes Condés, enfrentada a su vez a varios círculos de la localidad.

En ese cónclave, más de un centenar de afiliados votó la salida de Condés junto a los concejales Rocío Cruz, José Manuel Barbé y Beatriz Alonso, que se materializó en octubre con su inclusión en los No Adscritos.

Cuestión de formas

Aquella reunión estaba prevista como una asamblea ordinaria, pero, tres días antes de su celebración, la dirección decidió cambiar el orden del día por la "gravedad" de la rebelión interna que se cocía en el grupo municipal.

Ahora, diez meses después, el juez no entra a valorar la expulsión en sí, sino "si la convocatoria a la asamblea se realizó conforme a las normas estatutarias". Los cuatro expulsados argumentan que esta cita debía haberse previsto con 15 días de antelación para que ese órgano pudiese ejercer una capacidad "resolutoria" sobre un "expediente disciplinario", mientras que en Leganemos aseguran que cambiar el orden del día 72 horas antes para examinar el caso de estos díscolos estaba justificado.

Ante ese debate, el magistrado quita la razón a los dos. Por un ladro, señala que no se explicitó el carácter "urgente" de la asamblea que, eventualmente, hubiera amparado tal premura. Pero, por otro, sostiene que tampoco "rige" el plazo que reclaman los denunciantes a juzgar por el contenido del orden del día, donde, en principio, la asamblea solo iba a nombrar a quien debía decidir sobre los expedientes, no a tomar decisiones.

En cualquier caso, el magistrado sostiene que la convocatoria no "respetó" la normativa estatutaria, por lo que la anula y condena a Leganemos a pagar las costas del juicio.

Tensión que no afloja

Aunque la sentencia no es firme y Leganemos aún no ha decidido si la recurrirá, el fallo ha removido la arena política en un municipio pendiente como pocos de la aritmética plenaria.

"No entra en el fondo de la cuestión", zanja Muñoz en declaraciones a Madridiario. "No entiendo muy bien cuál es la alegría [del grupo de Condés]. El juez no les da la razón en nada y tampoco anula el sentimiento mayoritario de la asamblea", afirma.

Mientras el portavoz sostiene que la sentencia no les obliga a readmitirles, los cuatro ediles aseguran a este digital que pedirán la ejecución provisional del fallo. Esto, de aprobarse, implicaría la nulidad de las actas de la reunión de la discordia y, por tanto, de su expulsión.

Condiciones cruzadas

Ahora bien, la reunificación bajo unas mismas siglas parece improbable, si no está más lejos ahora que antes con esta herida reabriéndose. Ambos bandos se imponen condiciones cruzadas. La concejala Alonso condiciona la vuelta de su grupo a Leganemos a una "democratización de la organización" que, aunque no se especifique, afecta al liderazgo de Muñoz. "Que la resolución diga que esa asamblea era ilegal ya pone de manifiesto que el funcionamiento de Leganemos no estaba siendo el correcto", argumenta.

Para ella, la confrontación no se circunscribe a este caso. "Leganemos se ha alejado mucho del proyecto que muchos construimos. Por eso formamos Ganar Leganés", asegura a Madridiario.

En paralelo, Muñoz les reclama que asuman el código ético. "No tenemos ningún problema en readmitirles si llega el caso, las minorías siempre son bienvenidas", afirma. Sus condiciones son que "respeten la organización" y que "entreguen el excedente del sueldo". "Aquí no se puede ganar más de tres salarios mínimos y ellos están cobrando como la casta, casi más que el alcalde", asegura Muñoz.

Hasta entonces, el portavoz no variará su reclamación inicial hacia sus excompañeros que fijó con el estallido de la disputa: la entrega del acta para poder nombrar a cuatro sustitutos.

Mercedes Condés (segunda por la izquierda) lidera el grupo Ganar Leganés
Ampliar
Mercedes Condés (segunda por la izquierda) lidera el grupo Ganar Leganés (Foto: Ganar Leganés)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.