www.madridiario.es
Elena Marroig, Directora General de Infraestructuras de la Consejería de Educación
Ampliar
Elena Marroig, Directora General de Infraestructuras de la Consejería de Educación (Foto: Asamblea Madrid)

El nuevo colegio de Moralzarzal: una cuestión de parcelas

jueves 09 de marzo de 2017, 07:41h

Los alumnos tendrán que continuar en los viejos edificios del colegio El Raso de Moralzarzal. La construcción del nuevo colegio, que se ha visto aplazada varías veces, continúa en el aire tras las declaraciones, este miércoles, de Elena Marroig, directora general de Infraestructuras de la Consejería de Educación, en las que solicita al Ayuntamiento de Moralzarzal que "justifique" que no existen otras parcelas disponibles distintas al terreno que se ha cedido para edificar el centro.

La polémica está servida en Moralzarzal. El municipio ubicado en la sierra norte debería disfrutar ya de un nuevo edificio que sustituya a los que conforman el antiguo colegio "El Raso", separados por una calle que los pequeños deben cruzar. En 2015 se firmó un convenio entre el entonces alcalde y la Comunidad de Madrid para levantar el centro en un tereno que levantó cierta polémica por estar situado en una dehesa. Con la llegada del nuevo Gobierno Municipal, el plan se truncó y se designo una nueva parcela para continuar con la planificación. Este miércoles, tras casi dos años desde la firma del primer convenio, el asunto ha vuelto a la sala de la Comisión de Educación y Deporte de la Asamblea de Madrid. La concejala socialista, María Isabel Andaluz ha expuesto la situación en la que se encuentran los niños que estudian en el viejo colegio El Raso. Entre otras cosas manifestó que ha tenido que ser reformado por un importe de 352.000 euros asumido por el Ayuntamiento de Moralzarzal -liderado por Vecinos por Moralzarzal (VMP!) y Moralzarzal en Común (MeC)-. Además ha anunciado que el Grupo Socialista va a incluir una enmienda en los presupuestos para que el municipio disfrute, cuanto antes, de las nuevas instalaciones.

Elena Marroig, directora general de Infraestructuras de la Consejería de Educación, ha aclarado que la construcción del colegio "está prevista en estos presupuestos", pero que “dado que a fecha de hoy el Ayuntamiento no ha desarrollado la primera fase, la Consejería no ha podido llevar a cabo la continuidad y realizar la segunda”.

Además, ha hecho referencia a una nueva parcela propuesta por el Consistorio y ha destacado que "está inscrita en el inventario de suelo de la Dirección General de Urbanismo de la Consejeria de Medio Ambiente y habría que adscribirla a la Consejería de Educación".

La nueva parcela en Las Hachazuelas

La parcela en cuestión fue propuesta por el Consistorio y se encuentra en los terrenos de Las Hachazuelas. El problema llega cuando la Consejería de Educación se opone al uso de la misma puesto que, dicha parcela, fue obtenida por la Comunidad de Madrid mediante una cesión supramunicipal y está inscrita en el Inventario de Suelo de la Dirección General de Urbanismo de la Consejería de Medioambiente. Su uso es de equipamiento público -por lo que se podría destinar a suelo para levantar un colegio público- pero para poder materializar ese equipamiento, hay que darla de baja en el inventario de suelo de la Consejería de Medio Ambiente y adscribirla después a la Consejería de Educación. Para ello, habría que llevar a cabo una mutación demanial –un cambio en la afectación del bien- y además, según Marroig “el Ayuntamiento deberá justificar que no dispone de otras parcelas dotacionales” puesto que “existen otros usos de carácter municipal que pueden satisfacer las necesidades de suelo, como por ejemplo, en la parcela 76/77”.

El colegio se iba a construir en una Dehesa

En febrero de 2015 se firmó un convenio entre el Ayuntamiento de Morarzarzal y la Comunidad de Madrid por el que ambas instituciones se comprometían a cofinanciar las obras de un nuevo colegio público en el que el Consistorio se encargaba la primera fase del proyecto, que comprende seis unidades de Educación Infantil, comedor escolar, sala de usos múltiples y espacios de dirección y administración. Y a posteriori, la Consejería de Educación llevaría a cabo la segunda fase, con 12 unidades de Primaria, además de gimnasio.

Estaba previsto que la edificación de este centro se estableciese en el entorno de la dehesa boyal del municipio. Ese monte de utilidad pública, una vez que cambió el gobierno municipal fue adjudicado a la Asociación de Ganaderos de la localidad por 2.546 euros. El mismo Consistorio propuso ceder una parcela –P7448 S1- en los terrenos de Las Hachazuelas. El colegio no llegaba y en diciembre de 2016 la concejala de educación del nuevo equipo de gobierno del municipio, Gema Duque, afirmó durante un pleno que ”seguían luchando contra la Comunidad de Madrid para conseguir un colegio nuevo”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios