www.madridiario.es
Esperanza Aguirre presenta este martes su nuevo libro.
Ampliar
Esperanza Aguirre presenta este martes su nuevo libro. (Foto: Kike Rincón)

El nuevo libro de Aguirre: elogio a la FAES frente al "miedo a ser 'de derechas'"

domingo 10 de abril de 2016, 11:21h
La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid y expresidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, cree que los populares que hablan de 'nuevos PP' aceptan "pasiva e ingenuamente que el centro ha corrido a la izquierda colectivista" en "sus propias narices" y asegura que existe un "miedo a ser 'de derechas' y al discurso enérgico" en su formación que se acompaña de una pérdida durante los últimos años de las esencias del partido fijadas a principios de los noventa por la FAES.
"Creo que quienes desde el PP hablan de 'nuevos PP' o de 'viajes al centro', en realidad lo único que están haciendo es aceptar pasiva e ingenuamente que el centro se ha corrido hacia la izquierda colectivista delante de sus propias narices", señala la dirigente popular en el capítulo 13 del libro 'Yo no me callo', que presentará este martes en el Círculo de Bellas Artes.

A renglón seguido considera que estos populares "al mismo tiempo, declaran, por la vía de los hechos, que no están dispuestos a hacer nada por evitarlo, sino, más bien, que están dispuestos a sacar todo el provecho que puedan de la nueva situación". Frente a este modo de actuar, Aguirre defiende la "urgencia", no de renovar las ideas del PP, sino de aprender de sus "errores y omisiones" para reafirmarse "en aquello que siempre ha dado buenos resultados: más libertad individual, más España, menos burocracia y menos impuestos".

En el libro, la dirigente popular tilda de "fundamental el andamiaje ideológico" de los partidos frente a los políticos que vienen a decir que "da lo mismo lo que un partido piense o defienda porque lo más importante es cómo salen en los medios de comunicación".

Y es que, en su opinión, en esa "despreocupación por los contenidos han caído muchos partidos en los últimos tiempos" acompañados por el "fenómeno de los disfraces" queriendo "aparecer como lo que no son". "Esos intentos de disimular su esencia y disfrazarse de otra cosa han recibido siempre su castigo electoral", ha apostillado. "¿Qué ha pasado al PP respecto a su definición ideológica", se pregunta Aguirre, que responde que la respuesta es "otra de las claves para explicar la caída de votos en las últimas elecciones".

El discurso de Rajoy

En este punto, se refiere a un discurso ideológico lanzado por el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, en Elche la primavera de 2008. "Definió al PP como 'un partido popular, moderado, abierto e integrador y no un partido de doctrinarios'", relata para añadir que "esta definición no explica gran cosa".

No obstante, cita otra frase de Rajoy: "'Si alguien se quiere ir al partido liberal o al partido conservador, que se vaya'", para añadir que esa "invitación u orden" no fue seguida por nadie, lo que le lleva a preguntarse qué es el PP si no es liberal ni conservador. "Esta pregunta, para mí, está abierta desde entonces", señala y apunta que como "la respuesta no está clara, esa indefinición es otra de las causas del abandono de los votantes".

"Aquellas palabras de Rajoy fueron para mí como si alguien me quitara el suelo de debajo de los pies", asegura Aguirre, quien relata que a partir del Congreso de Sevilla de 1990, con la llegada de José María Aznar a la presidencia del PP y el impulso de FAES, "se articularon programas alrededor de dos ejes ideológicos: la libertad y la idea de España como nación de ciudadanos libres e iguales".

No obstante, a su juicio, la labor de proyectos y programas que se impulsó entonces "no ha tenido la continuación necesaria" en los últimos veinte años, y como prueba de ello cita el discurso de Rajoy de Elche.

"Pero la prueba más evidente de que el PP lleva muchos años sin revisar y sin poner al día sus ejes ideológicos y sus propuestas programáticas es que hoy es muy difícil que los ciudadanos sepan con claridad lo que el PP propone sobre multitud de cuestiones capitales", asegura a reglón seguido, para decir que el PP "lleva desde los años noventa sin renovar a fondo sus programas, ideas, propuestas y estructuras internas" y cuando había que tomar decisiones relacionadas con las ideas se ha aceptado "el paradigma socialista".

Síntoma de decadencia

Aguirre también señala que "el síntoma más evidente de esa decadencia política e ideológica es el intentar constantemente adelantar a la izquierda por la izquierda, el miedo a los titulares de prensa, el miedo a ser 'de derechas', el miedo al discurso enérgico".

En definitiva, "ese centrismo acomplejado que intenta competir con los populistas en populismo". "Un centrismo que equivale, en el toreo, al diestro que, en lugar de plantarse en los medios y mandar con la muleta, se pasa la faena correteando alrededor del toro", expone.

Por el contrario, asevera que "el mayor triunfo político es determinar con las ideas la acción política para que todos se orienten respecto de esas ideas", pero apunta que el PP no ha sabido "contrarrestar la demagogia y el oportunismo de los falsos defensores de 'lo público'".

Falta de renovación

Por ello, sostiene que otra de las causas de su pérdida de votantes es "la falta de renovación de ideas y estructuras internas". "Esa falta de renovación ideológica es, en mi opinión, una de las causas más determinantes del abandono de los jóvenes, que es una realidad indiscutible", ha sostenido.

"Ni en programas, ni en dirigentes, ni en imagen, ni en discurso se ha renovado el PP. Y además, a lo largo de 2012, 2013 e incluso 2014, cuando ya la recuperación económica comenzó, la verdad es que ha sido muy débil", asegura Aguirre, quien lamenta que los populares han sido "incapaces" de atraer a una parte de la sociedad que da "mayorías potentes".

A su juicio, la causa es que "un Gobierno, aun en las peores circunstancias, tiene que ejercer el liderazgo político e ideológico, tiene que generar, no sólo confianza y certidumbre, sino, sobre todo, respeto e ilusión", y ahora en el PP hay "incapacidad de generar ilusión a los españoles", lo que lleva al PP a recurrir al "recurso al miedo". En 1996 el PP era "el partido de la ilusión, la renovación, la esperanza, de la no resignación ante lo aparentemente inevitable" y ahora de recurre al miedo.

En este punto, hace "autocrítica" y asume que en la campaña de las elecciones del año pasado en las que se enfrentó a Manuela Carmena ella misma cayó "en la tentación de recurrir al miedo a Podemos" frente a la exposición de sus ideas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El nuevo libro de Aguirre: elogio a la FAES frente al "miedo a ser 'de derechas'"

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    1105 | Paco - 10/04/2016 @ 13:17:37 (GMT+1)
    La señora Aguirre y los de la Faes, estan escondidos en el rellano de la escalera, esperando clavar el diente a Rajoy, menuda manada.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.