www.madridiario.es
Enrique Barón
Ampliar
Enrique Barón (Foto: MDO)

Barón, sobre los espías: "Si hubiese visto ilegalidad, pese a quien pese, no voy a la prensa, sino al Juzgado"

viernes 08 de abril de 2016, 15:40h
El exdirector de Seguridad de la Comunidad de Madrid y actual comisario de Información de la Policía Nacional Enrique Barón ha asegurado este viernes respecto al caso del supuesto espionaje entre políticos del PP de Madrid que "si hubiese visto alguna ilegalidad, pese a quien pese" él no se hubiera ido a la prensa, "sino directamente a la Fiscalía o al Juzgado".

En la nueva sesión sobre este presunto espionaje que esta mañana ha tratado la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid, Barón ha explicado que entró como jefe de la nueva Dirección de Seguridad de la Comunidad a indicación del entonces consejero de Interior Francisco Granados, una vez que fue cesado su antecesor, Sergio Gamón tras el robo de un ordenador en el Campus de la Justicia.

De esa cuestión y al salir en prensa el caso de los supuestos espías, cuando él llegó a la Dirección de Seguridad no habló con Gamón pero sí con Granados y le dijo "que no se preocupara". "A mí no me dio Granados ninguna razón, sólo si estaba dispuesto a venir a la Comunidad y le dije que depende lo que me depare el futuro judicial", ha aseverado.

El comisario también ha asegurado en varias ocasiones durante su intervención que los asesores de Seguridad -los tres policías nacionales y guardias civiles-, algunos de ellos investigados judicialmente en el caso y que han pasado por la Asamblea, dependían de Francisco Granados y no de su Dirección General, pero que se contaba con ellos "muy puntualmente para juntas de seguridad o tribunales de ascenso de policías locales".

"La reunión que tuve con el grupo de guardias civiles fue en septiembre de 2009. Entonces me llama el jefe de gabinete del consejero y me dice que los guardias asesores pasen a las consejerías del Menor y Protección ciudadana. Me piden que los reciba con afecto porque lo estaban pasando muy mal porque estos señores habían aparecido a los periódicos acusados de un supuesto espionaje. Y me dice que a partir de ese momento las funciones de apoyo en esas áreas que me lo reporten a mí", ha explicado.

Enrique Barón ha aclarado que "nunca ha sabido nada de los guardias civiles ni de los policías". "Estos señores son cargos de confianza, eventuales. Yo no necesito asesoramiento de Seguridad, que no es lo más normal con mi currículum. Estos señores colaboraban muy puntualmente con la Dirección de Seguridad", ha dicho.

El comisario ha querido desmentir alguna de las afirmaciones vertidas contra su persona en las otras sesiones de la comisión, especialmente del técnico José Manuel Pinto y de los exasesores guardias civiles José Oreja y Antonio Coronado. "A mí se me ha acusado de ser el custodio de unos papeles que primero no existían, luego eran falsos, medio falsos, luego verdaderos pero se copiaban las agendas, etcétera. Si en teoría, si es que existen, se elaboraron meses antes de llegar yo a la Comunidad. Creo que han dicho que se elaboraban en los ordenadores de mi Dirección. Yo no lo puedo saber porque no estaba allí. Yo no los recepciono ni figuran registrados en ningún sitio", ha dicho.

Barón cree que a los exasesores regionales se les dio "una cobertura para dar una apariencia de funcionalidad" que desde su punto de vista "no existía". "No sé si se asesoraban, si iban a juntas de seguridad, pero no sé lo que hacían. Yo no necesitaba asesoramiento. Me parecen personas absolutamente respetables, pero no necesito asesoramiento. Por propio pudor no me decían en la Comunidad que me tenían que asesorar desde fuera", ha apostillado.

Niega filtraciones

El exdirector general también fue acusado de filtrar dichos supuestos partes de seguimiento a la prensa, concretamente al periodista Francisco Mercado. Por eso, Barón ha leído un correo electrónico del periodista en el que niega que él fuera su fuente. "Lo que escribo no lo hago movido por motivos de amistad ni que nos debemos nada. Y no le debo a Enrique Barón una de las más sonadas informaciones. Los partes probatorios de tal espionaje no me llegaron de su mano, ni yo se los pedí, ni fue el alto cargo promotor del seguimiento del aguirrismo a Prada y Cobo. No desvelo mi fuente nunca, ni ante los juzgados, pero espero que no se castigue a la fuente que no lo fue", ha leído del email de Mercado.

Por otro lado, preguntado por la portavoz socialista en la comisión Encarnación Moya por una grabación en la que se oye a Granados acusarle de haber filtrado a la prensa los partes del presunto espionaje a Alfredo Prada y Manuel Cobo, Barón ha insistido, remitiéndose de nuevo al email del periodista que publicó la información, "que ha quedado absolutamente claro" que él no las ha entregado. Por eso, ha instado a la comisión que llame a declarar al exconsejero madrileño en persona o por videoconferencia, ya que ahora se encuentra en prisión provisional por el caso de corrupción de la Púncia.

Por otro lado, le han preguntado por las declaraciones de Pinto hace varias semanas, en las que afirmó que mantuvo una conversación con él que la que le dijo que "querían cazar a Esperanza Aguirre, Ignacio González y Francisco Granados", y el exdirector regional de Seguridad lo ha calificado de "ridículo, esperpéntico y absurdo".

"El señor Pinto ha contado una serie de episodios que no podemos aclarar. Yo tengo una carta de Pinto en el que me cuenta su problemática, en la que me exponen la necesidad de ya no pertenecer al colectivo de Seguridad. Pinto decía que tras 20 años en este colectivo le ha derivado a una frustración personal, que produce apatía emocional, por las inmensas posibilidades dadas por el servicio, pero que siempre se ha puesto un obstáculo", ha comentado.

Por último, Barón también ha rebatido las palabras efectuadas en comisión por José Oreja, que declaró que con su llegada a la Comunidad de Madrid, la Dirección General de Seguridad "alcanzó un nivel que con el señor Gamón no tenía". "Se establecieron contactos con determinadas personas que los medios identificaron como procedentes de las cloacas. Y hay un rastro evidente de esto en multitud de ocasiones", añadió el exasesor. El comisario considera que es "impresentable" que llamen 'cloacas' a funcionarios policías y ha anunciado que examinará el escrito presentado por los exguardias civiles a la Asamblea, que le relacionan con otros casos turbios. "He visto posibles injurias", ha concluido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.