www.madridiario.es
La Comunidad impulsa la creación de Cómites de Ética en centros de mayores
Ampliar
(Foto: Juan Luis Jaén)

La Comunidad impulsa la creación de Cómites de Ética en centros de mayores

martes 09 de febrero de 2016, 13:45h
El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes el Decreto de los Comités de Ética Asistencial en Residencias y Centros de Día (CEARM), para asesorar ante posibles problemas y conflictos éticos que puedan producirse en las residencias y centros de día para personas mayores, con el objetivo de mejorar la calidad de la atención y proteger los derechos de los usuarios, de sus familiares y de los profesionales.

Una de las funciones principales de los comités es asesorar en el día a día a los usuarios, por ejemplo, en la adopción de criterios de buenas prácticas para la utilización adecuada de sujeciones. También actuarán cuando existan discrepancias entre el centro y la familia en cuanto a los talleres y programas en los que debe de participar el residente o usuario del centro de día. Asimismo, definirán protocolos que garanticen la intimidad del usuario en momentos como el de su aseo, cambio de pañales y, en definitiva, se potenciarán buenas prácticas que humanicen la atención a los residentes y la implicación de las familias en el conocimiento y actividades de las residencias y centros de día de la Comunidad de Madrid.

Estos Comités son órganos consultivos que fomentan la atención individualizada y que promueven el respeto a la identidad y dignidad de los mayores. Tendrán que cumplir con una serie de requisitos, entre otros, contar con un mínimo de cinco miembros, entre los cuales, debe haber al menos un médico, un enfermero, un trabajador social y un profesional del derecho con conocimientos de legislación civil.

Las características y necesidades que presentan las personas mayores, pone de manifiesto la exigencia de la mayor calidad en la atención requerida y en el respeto de sus derechos y libertades cuando residan en centros donde se les presten cuidados, con garantía plena de su dignidad, autonomía e intimidad. En muchos casos, se trata de personas que, por la disminución progresiva de su capacidad para valerse por sí mismas, se ven abocadas a situaciones de dependencia que les impide la realización de las actividades más elementales de su vida diaria, especialmente quienes presentan un elevado grado de deterioro cognitivo, o los cuidados que precisan son de tal naturaleza e intensidad, que sólo pueden recibirlos en un centro especializado.

Las residencias de mayores constituyen, por su parte, un recurso social considerado fundamental para la atención a aquellas personas que, por circunstancias personales y familiares, no pueden permanecer en su domicilio, cuya importancia se acentúa en el caso de las personas mayores que se encuentran en situación de dependencia, en el que reciben principalmente las prestaciones de alojamiento, cuidado personal, atención geriátrica, gerontológica y rehabilitadora, apoyo personal y social.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios