www.madridiario.es

TEATRO

Obra de teatro 'La vida es sueño'
Ampliar
Obra de teatro 'La vida es sueño' (Foto: Antonio Castro)

La vida es sueño: el gran Calderón

domingo 15 de septiembre de 2019, 18:39h

Helena Pimenta se despide como directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico remontando La vida es sueño, esta vez con la joven compañía.

Fue el año 2012, en el teatro Pavón, cuando Pimenta dirigió este gran drama de Calderón con Blanca Portillo en el papel de Segismundo y adaptación de Juan Mayorga. Aquel montaje fue un gran éxito y este nuevo lo va a ser porque tiene todos los elementos para ello. Mayorga, ya académico de la lengua, apenas ha tocado aquella versión pero la directora no ha repetido nada de su primer trabajo.

Esta vez no tiene un gran escenario, sino la pequeña sala Tirso de Molina. No puede hacer alardes escenográficos y tampoco lo necesita. Una vez más el texto y el actor se revelan como elementos suficientes para hacer gran teatro.

Cada vez que veo La vida es sueño -y creo que llevo diez montajes diferentes- me quedo admirado por el texto, por su modernidad, por su extraordinaria escritura dramática, por la profundidad del mensaje que nos transmite Segismundo. Esta vez no es menor el impacto. Calderón es uno de los más grandes autores del teatro europeo y hacemos bien en volver a él una y otra vez.

Este montaje brioso y trepidante demuestra que tenemos una generación de intérpretes suficientemente preparada para consolidar nuestra escena en los próximos años. Creo que es la quinta promoción de la joven compañía. Es difícil encontrar baches en la interpretación, aun en los personajes más breves. Pimenta ha desdoblado algunos monólogos de los protagonistas para que todo el elenco pueda tener su lucimiento. Pero es difícil -y sería injusto- no destacar a Alejandro Pau como el príncipe Segismundo, apasionado desde el primer minuto, construyendo un personaje furibundo que acaba derrotado por la duda. Este papel suele reservarse, como el Hamlet o el don Juan, a actores experimentados, generalmente de más edad de la que podría tener el personaje. En Pau no se advierte ninguna carencia para afrontarlo y tiene el complemento de su juventud. Irene Serrano -Rosaura- se ha revelado en las últimas temporadas como una extraordinaria actriz y aquí vuelve a demostrarlo. Su diálogo con Clotaldo reclamando reparación para su honor es magnífico porque también su compañero, José Luis Verguizas, está estupendo. Y a destacar el monólogo inicial de Basilio con el que Íñigo Álvarez de Lara, da una lección de cómo interpretar en verso.

Excelente manera de iniciar la temporada en la Comedia y mejor colofón de Pimenta a su trabajo al frente de la compañía y como directora de escena. Tiene por delante otra etapa de su carrera que inicia con el aval del éxito obtenido en este empeño.

La misma compañía joven afrontará dentro de un par de meses otro Calderón -La señora y la criada- con versión de Julio Escalada y dirección de Miguel de Arco. Un giro de 180 grados en la dramaturgia calderoniana. Nos gustaría que ambas producciones tuvieran un recorrido más amplio tras terminar en La Comedia.

Entre medio el estreno en Madrid de la producción El gran mercado del mundo, que produjo el Teatro Nacional de Cataluña.

La vida es sueño se representa en el teatro de La Comedia hasta el 20 de octubre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.