www.madridiario.es
Dehesa de Navalcarbón, en Las Rozas
Ampliar
Dehesa de Navalcarbón, en Las Rozas (Foto: @elmontecilloLR)

Los vecinos de Las Rozas, en pie de guerra por las obras en la Dehesa de Navalcarbón

Por Alba Cabañero Aina
sábado 21 de agosto de 2021, 08:56h

Las obras en la Finca de la Talaverona, en Las Rozas, han puesto a los vecinos en pie de guerra con el Ayuntamiento de la localidad. A través de change.org, se ha habilitado una recogida de firmas para evitar lo que se espera que sea un ataque al medio ambiente en la zona.

“El Ayuntamiento de Las Rozas de Madrid ha elaborado y puesto ya en marcha un plan para la transformación de una parte de la Dehesa de Navalcarbón, 47.000 metros cuadrados, en un parking de autobuses y coches, la demolición de una finca abandonada, la Talaverona, donde se edificaría un aula explicativa, un espacio para el almacenamiento de materiales, un segundo parking para los empleados, las correspondientes vías de acceso para el tráfico rodado y un área para huertos urbanos”, arranca esta denuncia.

Desde la plataforma vecinal El Montecillo, difundieron en redes sociales un manifiesto con cinco puntos en el que exponían sus peticiones dirigidas al Consistorio roceño.

Vivimos una historia de desprecio por la naturaleza y por los vecinos a partes iguales desde el Ayuntamiento”, critican desde El Montecillo.

“La Dehesa de Navalcarbón es una de las joyas de la corona en Las Rozas y un gran pulmón verde; por ello las miles de firmas recabadas y la oposición en contra al completo, estando alineados desde Vox a Podemos en esto”, apuntan a Madridiario.

Asimismo, indican el “desprecio por los vecinos” al no haber recibido respuestas por parte del Ayuntamiento ni en redes sociales ni a través de correos ni tampoco a las solicitudes de reunirse en persona.

Comentan que se produjo una reunión de alrededor de 50 vecinos con el concejal de Medio Ambiente del Consistorio, Jaime Santamarta, donde se les expuso el proyecto. “Fue una reunión muy infructuosa, con cero receptividad y ningún tipo de compromiso. Luego se han pedido más reuniones para encontrar puntos de encuentro, pero solo hemos recibido silencio”, añaden.

Explican a este digital que, lo que inicialmente era una petición popular para rehabilitar la finca abandonada de La Talaverona y crear huertos urbanos, se ha convertido en algo que no satisface nada a los vecinos.

“Ha sido llevado al extremo planteando un proyecto que excede de los terrenos originales y roba 3.000 m2 más de dehesa a los vecinos, construye una carretera y dos aparcamientos para visitantes, con coches y autobuses, y empleados. El proyecto se financia con fondos Feder y originalmente era más loco aún, pero parece que han reculado en algo, aunque no suficiente para los vecinos y miles de firmas recogidas. La petición es parar y dialogar para recuperar la finca abandonada y hacer huertos, pero en los terrenos originales, sin aparcamientos ni coches”, exigen.

Lamentan que, además, las obras arrancasen “con nocturnidad y alevosía” a finales de julio. Se espera que finalice la primera fase en octubre. Asimismo, están produciéndose daños en el lugar como la pérdida de masa forestal.

No es lógico talar árboles de esta dehesa para poner este tipo de huertos y edificios. Nos tememos que el término "urbano" se transforme en poco tiempo en "urbanizable”. Hay muchos otros lugares en el municipio para establecer y desarrollar todo esto, no en una dehesa centenaria, más que consolidada ecológicamente y con un valor histórico manifiesto”, agregan.

Un proyecto “exquisitamente respetuoso con el medio ambiente”

Desde el Ayuntamiento de Las Rozas defienden el proyecto como una actuación para proteger medioambientalmente la Finca de la Talaverona. Allí se plantea construir un Centro de Sostenibilidad Medioambiental para dar a conocer y concienciar sobre el entorno que rodea al municipio. Asimismo, se crearán huertos urbanos y se plantarán especies autóctonas arbóreas de interés municipal o en peligro de extinción.

“El proyecto pretende poner en valor los valores medioambientales, sobreprotegiendo una zona que en la actualidad está altamente degradada por tratarse, la finca de la Talaverona, de una zona contigua a la dehesa donde existen unas edificaciones semi ruinosas frecuentadas por maleantes”, señalaba el concejal de Medio Ambiente, Jaime Santamarta, en una entrevista en Las Rozas es noticia.

“Se trata de un proyecto de revalorización medioambiental de una finca municipal degradada actualmente, exquisitamente respetuoso con el medio ambiente como no puede ser de otra forma, sobre el que han circulado informaciones falsas por parte de algunos vecinos”, inciden fuentes del Ayuntamiento de Las Rozas a Madridiario.

Destacan que “en pocos días” pondrán a disposición información oficial sobre estas obras para aclarar “sin duda” estas cuestiones.

“En poco tiempo pasaremos de las protestas en redes sociales al mundo físico, ya que el alcalde y su equipo están desaparecidos y no contestan a los vecinos por ningún canal”, sentencian desde El Montecillo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios