www.madridiario.es
    29 de septiembre de 2020

Pedro Vigil

Cualquier campaña es guerra y, en Podemos, la batalla por lo local que se juega desde hace una semana es causa nacional. No hay primarias moradas que no se puedan codificar como una competición entre las tres familias que compartimentan al partido. 'Pablistas', 'errejonistas' y anticapitalistas, con sus líderes a la cabeza, han respaldado estos días a sus candidatos en una treintena de municipios en una lid que demuestra el arraigado poderío de Ramón Espinar.

Íñigo Errejón presentó este jueves la lista de nombres que contaban con su apoyo en el proceso de primarias para elegir las direcciones de 30 municipios madrileños, contrarrestando la maniobra paralela lanzada por el 'pablista' Ramón Espinar unos días antes. Sin embargo, algunos de los seleccionados por el 'errejonismo' reniegan ahora de "tutelajes" y "guerras de familias".
  • 1