www.madridiario.es
    9 de diciembre de 2019

pederasta

Agentes de la Unidad Adscrita a los Juzgados de la Policía Nacional ha detenido este viernes a primera hora de la mañana en los Juzgados de Plaza de Castilla a Marcelino Fernández Arnaiz, de 64 años, más conocido como el 'pederasta de Astillero' y considerado uno de los mayores pedófilos de España, ha informado una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

El pederasta detenido este martes por abusos sexuales a cinco niñas de corta edad ha ingresado ya en la prisión de Aranjuez.

Un hombre de 46 años y nacionalidad rumana ha sido detenido como presunto autor de abusos sexuales a niñas de entre cinco y siete años, abusos que grababa y distribuía en el Internet profundo. Según la Policía Nacional, se trata de uno de los pedófilos "más peligrosos" que ha actuado en España en los últimos años.

La Guardia Civil detiene a un pederasta residente en Collado Villalba, donde ha cometido numerosos delitos relacionados con abusos sexuales y pornografía infantil.

Antonio Ortiz, el pederasta de Ciudad Lineal, ha sido condenado a 70 años y medio de cárcel por cuatro agresiones sexuales a menores, además de delitos de detención ilegal y lesiones. Sin embargo, en base al Código Penal vigente en el momento de cometerse los hechos -entre septiembre de 2013 y agosto de 2014-, cumplirá un máximo de 20 años.

Los médicos forenses que examinaron a Antonio Ortiz a instancias del juez instructor han manifestado en el juicio que no presenta ninguna patología mental que haya interferido en las agresiones que se le imputan, si bien sí padece un trastorno de personalidad con rasgos narcisistas y disociales.

Peritos de la Policía Científica han expuesto en el juicio que se halló ADN de Antonio Ortiz en las prendas de vestir y en la ropa interior de las niñas agredidas en abril, junio y agosto de 2014, así como vestigios orgánicos de una de ellas en el piso de Santa Virgilia.

Una de las presuntas víctimas de Antonio Ortiz, conocido como el pederasta de Ciudad Lineal, manifestó a los agentes que la auxiliaron tras ser hallada en un descampado próximo a la M-40 que su agresor le había obligado a desnudarse, que le hizo "cosas malas" y que le había obligado a darle "mordisquitos".

Uno de los agentes que participó en la operación Candy ha relatado que cuando acudió al lugar donde apareció una de las niñas que resultó más grave se encontraron a la menor abrazada a la mujer que la encontró y en estado de shock, como "nunca había visto". "Estaba como si hubiera visto al mismísimo diablo", ha dicho.

La descripción detallada aportada por una de las víctimas "coincide plenamente" con el llamado 'piso de los horrores' de la calle Santa Virgilia, la casa en la que el presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, abusó de algunas de las niñas. Por otra parte, uno de los policías nacionales que trabajaron en la investigación ha confirmado que el móvil de Ortiz "le sitúa siempre" en el lugar de los hechos correspondientes a las primeras víctimas, pero que en las siguientes agresiones sexuales 'aprendió' y dejó inactivo su teléfono.

El inspector jefe del Servicio de Atención a la Familia (SAF), dependiente de la Brigada de Policía Judicial, ha reconocido este jueves que la investigación del presunto pederasta de Ciudad Lineal fue "complicada" al no existir en Madrid "un caso semejante" pero que la "firma de autor" que Antonio Ortiz dejaba en todas sus agresiones fue lo que permitió identificarle.

Juicio contra Antonio Ortiz en la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid, con María Luisa Aparicio como presidenta y los magistrados Francisco José Goyena Salgado y Teresa García Quesada. Se le acusa de cuatro delitos de agresión sexual, cuatro delitos de detención ilegal y uno de lesiones.

El juicio contra el presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, arranca el próximo martes en la Audiencia Provincial de Madrid tras dos años entre rejas como posible autor de cuatro delitos de agresión sexual, cuatro delitos de detención ilegal y uno de lesiones, hechos por los que afronta penas de entre 26 y 146 años de cárcel.

Agentes de la Policía Nacional, adscritos a la División de Cooperación Internacional, han trasladado, este viernes 8, desde Holanda al pederasta de Valdemoro fugado de nuestro país y condenado a más de 72 años de prisión por abusos sexuales a menores de entre 8 y 15 años de edad.

La fiscalía de Madrid solicita en su escrito de acusación un total de 77 años de cárcel para Antonio Ortiz, conocido como el pederasta de Ciudad Lineal, como presunto responsable de tres delitos de agresión sexual, uno de violación, cuatro de detención ilegal y uno de lesiones.

La Audiencia Provincial de Madrid deberá juzgar varios delitos cometidos presuntamente por el acusado, quien, según el fiscal, empleaba identidades falsas para hacerse con material pornográfico de adolescentes.

El presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, se ha negado esta mañana a responder a las preguntas del titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, en una toma de declaración que apenas ha durado veinte minutos.

La Policía no ha encontrado restos de ADN en el análisis que realizó del Citroën Xsara Picasso usado presuntamente por el pederasta de Ciudad Lineal en su última acción cometida al raptar a una niña de origen dominicano el pasado 22 de agosto, han informado fuentes de la investigación.