www.madridiario.es
    14 de noviembre de 2019

contrato de recogida de basuras periferia Madrid

La anterior concesionaria de la recogida de basura en los distritos periféricos, FCC, ha respondido al requerimiento del Ayuntamiento de Madrid sobre el número y estado de camiones traspasados a la nueva adjudicataria, la UTE Cespa-Urbaser. Según sostiene en el escrito entregado en el Registro el día 2 de diciembre que el Consistorio conocía que la flota era de 239 vehículos, que ya estaban amortizados y necesitaban labores de mantenimiento constantes.

El delegado de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Diego Sanjuanbenito, ha acusado a la anterior concesionaria de recogida de basura de la periferia por traspasar la maquinaria en un número insuficiente y en "mal estado", y ha anunciado sanciones, como la "incautación de la garantía del contrato expirado en la cantidad necesaria para cubrir los gastos".

La basura se acumula junto a los contenedores en algunas calles de Madrid de los distritos de la periferia, sobre todo, en Puente de Vallecas y Carabanchel. Los problemas comenzaron el pasado sábado, día en que cambió la contrata de recogida de residuos a FCC a Cespa-Urbaser. El Ayuntamiento ha autorizado el uso de camiones diésel para poder cubrir el servicio hasta que se ponga a punto la flota de gas natural.

La actual concesionaria del servicio de recogida y transporte de residuos en la periferia, FCC, ha recurrido el contrato adjudicado hace dos semanas a la UTE formada por Cespa (Ferrovial) y Urbaser (Grupo ACS), lo que no impedirá que la nueva adjudicataria preste servicio desde el sábado, cuando entra en vigor el contrato.

La UTE Cespa-Urbaser ha resultado adjudicataria del contrato de recogida de residuos en 14 de los 21 distritos de la capital, con una oferta un 10,7 por ciento inferior al precio de salida. Recibirá 69,1 millones de euros por recoger 717.000 toneladas de residuos. Los trabajadores advirtieron que se movilizarían ante cualquier intento de modificar sus condiciones laborales.

El Ayuntamiento ya ha enviado la propuesta de adjudicación de los contratos de recogida de residuos en los distritos de la periferia y del servicio de limpieza urgente (SELUR) a Urbaser, la empresa que había propuesto mayores descuentos.

La Junta de Gobierno de Madrid, reunida en sesión extraordinaria, ha prorrogado por decreto el contrato de recogida y transporte de residuos en la periferia durante el mes de octubre para "mantener la continuidad y regularidad en la prestación de este servicio público".

Personal de Cespa-Urbaser ha seguido este jueves muy de cerca el trabajo de los camiones de recogida de basura de los distritos de la periferia de la capital y han llegado a asegurar que iban a ser los contratistas del servicio, antes de que se haya hecha pública la adjudicación. Estos hechos han causado inquietud entre los trabajadores al saber que estaban "evaluando" su actividad y que puede ganar la empresa que presenta la oferta económica más baja, al temer despidos y reducciones salariales.

El Ayuntamiento ha pedido prorrogar el contrato de recogida de basuras en los distritos de la periferia hasta que se adjudique el nuevo contrato, pero la actual contratista, FCC, no va a aceptar la propuesta, según fuentes de la empresa ya que el Ayuntamiento valora entregarle la contrata a la UTE Cespa-Urbaser que presentó una oferta con un 10,7 por ciento a la baja. En caso de recibir la negativa oficialmente, el Ayuntamiento impondrá por decreto la prórroga, según fuentes del Área de Medio Ambiente.

Los trabajadores de la recogida de residuos de Madrid, presentes en la Comisión de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, han advertido a gritos a su salida de la misma que habrá un "conflicto" en la capital y que "pagará la ciudadanía, como siempre" si se adjudica el nuevo contrato del servicio en los distritos de la periferia a la empresa que ha presentado la mayor baja, de casi un 11 por ciento.

  • 1