www.madridiario.es
    20 de octubre de 2019

Alejandro Klecker

La Real Fábrica de Tapices, fundada en 1721 por Felipe V, quiere convertirse en referencia europea en la restauración de tapices. A pesar de la complicada situación económica que vivió hace un año, de la que todavía no se ha recuperado del todo y que pudo haber supuesto su cierre, a día de hoy parece que el histórico espacio comienza a ver la luz al final del túnel. Dos importantes encargos garantizan empleo al menos durante cinco años.

La reunión del patronato de la Real Fábrica de Tapices acordó a finales del mes de diciembre poner en marcha un plan de choque para sacar del abismo financiero a esta institución tricentenaria. La búsqueda de inversores privados vinculados al sector, la internacionalización, la modernización y una nueva política de alquiler de espacios son los ejes de la nueva hoja de ruta.
  • 1