16 de junio de 2019, 5:04:19
Distritos


Un plan para resucitar la Real Fábrica de Tapices

Por Enrique Villalba

La reunión del patronato de la Real Fábrica de Tapices acordó a finales del mes de diciembre poner en marcha un plan de choque para sacar del abismo financiero a esta institución tricentenaria. La búsqueda de inversores privados vinculados al sector, la internacionalización, la modernización y una nueva política de alquiler de espacios son los ejes de la nueva hoja de ruta.


Parece que la Real Fábrica de Tapices empieza a ver el final del túnel. Al menos, es lo que subyace del acuerdo alcanzado en la última reunión del patronato de la institución, en la que Ayuntamiento, Comunidad de Madrid y Ministerio de Cultura acordaron un plan de choque para resolver la situación crítica que sufre la fábrica desde el comienzo de la crisis y que ha supuesto el impago de nóminas, la acumulación de una deuda de 5,2 millones de euros y casi la extinción de una de las instituciones artesanales de mayor prestigio de Europa.

Según explicó a Madridiario Alejandro Klecker, administrador general de la institución, el plan de viabilidad se sustenta en cinco ejes fundamentales: el alquiler de espacios, la recuperación de la escuela taller, la internacionalización de la actividad, la modernización de los servicios y, sobre todo, la entrada de nuevos inversores. Y es que el plan de viabilidad contempla la entrada de accionistas privados que puedan dar un respiro presupuestario a la entidad y rompan la dependencia que sufre la fábrica de las administraciones que forman el patronato (en agosto recibió 940.000 euros del Ministerio, la Comunidad y el Ayuntamiento para pagar los salarios y no entrar en concurso de acreedores). Klecker incide en que se contemplan las posibilidades de que entre capital privado o que la parte de producción de la fábrica se convierta en sociedad mercantil. No obstante, las administraciones siempre tendrían la última palabra. La intención de la fábrica es que los nuevos accionistas fuesen inversores de capital estable, del sector o sectores relacionados como la moda o el lujo.

Patrimonio del Estado ultima los aspectos técnicos del alquiler de algunos de los edificios incluidos en el ámbito, de 8.000 metros cuadrados de superficie, que alberga la Real Fábrica. "No necesitamos tanto espacio para funcionar, por lo que podemos poner espacio en alquiler por el que se cobrará un cánon anual", explica el administrador. Se trata de tres inmuebles que fueron rehabilitados en 2010. El primero es la renovación del contrato de alquiler con el Centro Internacional de Toledo para la Paz (CITpax). El segundo supondría la entrada de una escuela de diseño internacional que ayudaría a conciliar la actividad artesanal de la fábrica con las últimas tecnologías. Por último, la Real Fábrica dejará de organizar eventos y alquilará uno de sus edificios a una empresa de cátering por cinco años para que celebre en su interior bodas y otros encuentros sociales. Klecker afirma que los acuerdos de arrendamiento son inminentes y permitirán pagar los atrasos (por ahora, solo un tercio de la nómina de diciembre) y las nóminas. Asimismo, el museo se tratará de potenciar con exposiciones puntuales y aumentar el número de visitantes, tanto nacionales como extranjeros.

Tapices a precios más populares
Además, la Real Fábrica y el Ayuntamiento pretenden resucitar la escuela taller de liseros, alfombreros y reposteros, cerrada en 2011. La intención es sufragar el proyecto con el Fondo Social Europeo y ceder el espacio al Consistorio para que retome los estudios de formación profesional de esta artesanía, muy afectada por la producción textil industrial. La idea es convertirse en el principal espacio de práctica de esta artesanía a nivel nacional para los profesionales y recuperar la plantilla que no se había cubierto tras jubilaciones y contratos de obra en los últimos años.

En cuarto lugar, se apostaría por la internacionalización, para lo que es clave la entrada de capital privado. La intención es licenciar las marcas de la Real Fábrica para realizar reproducciones a escala de los tapices históricos, recibiendo los honorarios correspondientes. Asimismo, la entrada de nuevos inversores del sector permitiría acometer nuevos diseños y formatos que permitan hacer asequibles y atractivos los productos de la fábrica a un mayor segmento de población. También, entrar en el circuito internacional acudiendo a las principales ferias del sector, en París, Nueva York y Londres, para lo que se están cerrando acuerdos con el ICEX. Asimismo, se harán campañas de promoción de la fábrica para los medios de comunicación y el sector de la arquitectura.

Las causas de la crisis de la Real Fábrica se parecen bastante a una 'tormenta perfecta' en lo económico. A pesar de ser una entidad sin competencia real en el mercado español y apenas en el europeo, el 'crash' de la economía provocó que los pedidos de la administración en materia de fabricación, mantenimiento y restauración de tapices, alfombras y reposteros (telas que se instalan en los balcones durante los eventos institucionales) cayesen de 1,5 millones anuales a menos de 100.000 euros. De esta forma, se vino abajo el 60 por ciento de la tarea. "Los maestros de la fábrica son únicos. No se les podía despedir porque se perdía su experiencia y su conocimiento, con lo que se optó por mantenerles", comenta el administrador. A esto se sumó la aceptación de pedidos a menor precio que el de mercado para mantener la actividad. Esto provocó una espiral de pérdidas que se cubrió con préstamos y créditos que originaron la deuda de 5,2 millones que tiene hoy la entidad.

Con el nuevo plan, la entidad pretende ingresar, al menos, dos millones de euros anuales (incluidos, por el momento y hasta que se tengan inversores privados, 940.000 euros anuales comprometidos por las administraciones), frente a unos gastos de 1,7 millones. El beneficio que se obtenga se dedicará a pagar la deuda. No obstante, la Real Fábrica tiene previsto primero reestructurar las deudas con los bancos y los proveedores, para reducir la presión económica a la que está sometida.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es