www.madridiario.es
Reforma del parque de la Chimenea, también conocido como del Gasómetro.
Ampliar
Reforma del parque de la Chimenea, también conocido como del Gasómetro. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

El parque de la Chimenea reabre con nuevos accesos, columpios y vallado

Cambios en el parque de la Chimenea

miércoles 30 de noviembre de 2022, 18:51h

A espaldas de la parroquia San León Magno, en el parque de la Chimenea -Arganzuela- se habían asentado en los últimos años personas sin hogar y jóvenes entregados al botellón. Los primeros ya no pernoctarán allí y los segundos tendrán que buscar otro punto de encuentro porque el Ayuntamiento de Madrid ha vallado el recinto y lo cerrará por las noches "para garantizar la mejor convivencia y la seguridad de los vecinos", ha explicado este miércoles el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en una visita a este espacio tras su rehabilitación integral. Según ha trasladado, ambas decisiones responden al consenso con las asociaciones vecinales del barrio, pero un grupo de residentes en la zona ha mostrado su desacuerdo con el muro metálico instalado. "Es Guantánamo", se leía en sus carteles.

El también conocido como parque del Gasómetro o jardín del Rastro disponía de dos accesos, pero el Consistorio ha abierto tres más "para dotarlo de mayor accesibilidad". Así, ahora se puede entrar desde la esquina de la calle del Gasómetro con la calle del concejal Benito Martín Lozano y desde la Ronda de Toledo por dos puntos diferentes, uno de ellos convertido en mirador. La intervención comenzó el pasado mes de abril y se ha prolongado durante seis meses, invirtiendo el Consistorio 619.000 euros en la obra, que ha incluido la creación de nuevas áreas infantiles, caninas y estanciales.

Los más pequeños dispondrán de dos zonas de juegos con distintos elementos adaptados a cada edad unidas por un itinerario peatonal accesible. Una de ellas, con una superficie de 146 metros cuadrados, ha sido diseñada de forma irregular y pavimentada con arena de río. La segunda, de 168 metros cuadrados, se ha recubierto de caucho y cuenta distintos elementos de juego para los niños.

Los mayores también pueden disfrutar de un nuevo circuito bio-saludable situado en la nueva entrada noroeste del parque, donde se han instalado elementos en los que realizar ejercicios de gimnasia y mantenimiento "que suponen una alternativa de ocio para los veteranos del distrito". Asimismo, se ha habilitado una zona canina con valla de salto, túnel y rampa balancín que se localiza en la plataforma central del recinto y donde las mascotas podrán realizar ejercicio al tiempo que interactúan con sus propietarios.

El parque estrena imagen gracias a las nuevas plantaciones y zonas ajardinadas. Según informan desde el Consistorio, se han seleccionado especies adaptadas a las condiciones climáticas de Madrid, con preferencia de las autóctonas, se han saneado las especies existentes y consolidadas y se han retirado las que estaban enfermas o tenían deficiencias estructurales u ornamentales. Por otro lado, se ha sustituido el pavimento impermeable existente por otros pavimentos permeables por junta que facilitan el drenaje de las aguas pluviales, evitando los encharcamientos y la erosión de los terrenos.

Ayuntamiento de Madrid

Quejas por las vallas

Coincidiendo con la visita al parque de la Chimenea del alcalde y de la concejala presidenta de Arganzuela, Cayetana Hernández de la Riva, un grupo de vecinas se ha acercado para trasladar al primer edil su descontento con que "se haya gastado muchísimo dinero en enrejar una zona pública". El motivo, entiende una de ellas, María García, ha sido "echar a los indigentes, que se han ido al parque de Casino de la Reina, en Lavapiés, que está muy deteriorado" en lugar de atajar el problema.

Asimismo, cree que el desembolso ha sido demasiado elevado "para dejar el parque prácticamente igual". Las novedades, como los nuevos accesos y rampas, tampoco convencían a las manifestantes, porque "las escaleras son de ladrillazo y deberíamos dejarnos de tanta barandilla". Señalando hacia el paseo de tilos de la parte superior, han apuntado que "ya no es tan bonito por el murallón de bloques que han puesto para hacer la rampa de bajada". "Ni que tuviera que bajar por ahí un tanque", se han quejado. Por su parte, José Luis Martínez-Almeida ha incidido en que la obra fue consultada con el vecindario, "que está muy contento con la reforma que se ha llevado a cabo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
3 comentarios