www.madridiario.es
Planta de biometanización de Valdemingomez
Ampliar
Planta de biometanización de Valdemingomez (Foto: Gustavo San Miguel)

La nueva planta de compostaje de Valdemingómez comenzará a construirse a principios de 2022

jueves 10 de junio de 2021, 07:37h

El Ayuntamiento de Madrid dará luz verde este jueves a la construcción de una nueva planta de tratamiento exclusivo de residuos orgánicos en el Parque Tecnológico de Valdemingómez (PTV), cuyo comienzo se prevé para principios del año 2022. Según adelantan fuentes del área de Medio Ambiente y Movilidad a Madridiario, la Junta de Gobierno aprobará hoy el contrato mixto de redacción de este proyecto, la ejecución de la obra y su explotación, el cual asciende a un presupuesto total de 41.972.984 euros.

La recogida de residuos orgánicos de forma separada en origen se encuentra implantada en todo el municipio desde septiembre de 2020. Esta nueva planta permitirá un tratamiento individualizado de los desechos y facilitará avanzar en el objetivo de alcanzar el reciclaje de residuos municipales del 55 por ciento previsto para el año 2025 en las Directivas comunitarias y en el Proyecto de Ley de Residuos.

Desde el departamento que dirige Borja Carabante prevén que el diseño de la planta se desarrolle en cuatro meses, proceso al que seguirán 15 meses de construcción y, posteriormente, tres meses para la puesta en marcha. Una vez que la instalación haya entrado en funcionamiento, se desarrollará una etapa de explotación de 36 meses, prorrogables por otros 24 meses.

Esta nueva infraestructura se erigirá con una capacidad total de compostaje de 102.490 toneladas al año, 82.490 toneladas anuales de digesto procedente de la Planta Biometanización de Las Dehesas que se mezclarán con unas 20.000 toneladas de fracción vegetal procedente de poda. El edificio se ha concebido de tal forma que podrá garantizar que los residuos sean tratados con las mejores técnicas disponibles en Valdemingómez.

Reducción en la emisión de gases

La reducción del impacto de la gestión de estos residuos juega un papel determinante en esta nueva instalación. Para conseguir esto, el proceso de tratamiento, desde la recepción de la materia orgánica hasta el afino del producto final, estará totalmente confinado. Con ello, se evitará la emisión de gases de efecto invernadero y malos olores, gracias a innovadores biofiltros de última generación que permitirán el control de olores.

Vinculado a este punto, la tecnología elegida para desarrollar el proceso de compostaje consiste en un sistema automatizado y sensorizado que posibilita un control exhaustivo a tiempo real del tratamiento. Esto se podrá llevar a cabo gracias a una plataforma de información y elementos de inteligencia artificial que mostrarán los resultados obtenidos, así como los parámetros esenciales que intervienen en el proceso.

Instalación solar fotovoltaica e innovación tecnológica

La planta ha sido diseñada con dos mejoras centrales para conseguir la adecuada gestión de los residuos orgánicos procedentes de la recogida selectiva. La primera de ella es la instalación solar fotovoltaica de 1,48 MW de potencia, que tiene como propósito optimizar el aprovechamiento energético. La segunda de las mejoras versa sobre el impulso de la innovación tecnológica a través de proyectos de I+D encaminados a mejorar el rendimiento y eficiencia energética en el proceso.

A fin de optimizar el modelo de producción, estas implementaciones permitirán entrar en el mercado de productos fertilizantes y fomentar la reincorporación al proceso productivo de los materiales procedentes de residuos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios