www.madridiario.es

No tenían autorización municipal para concentrarse

La policía dispersa a unos jóvenes que querían manifestarse contra el racismo

Por MDO/Efe
miércoles 24 de enero de 2007, 00:00h
Agentes de la Policía Nacional impidieron este miércoles que decenas de jóvenes se concentraran en las canchas deportivas del Centro Joven de Alcorcón donde habían sido convocados por la Asamblea por la convivencia pacífica y contra el racismo. La concentración no estaba autorizada por la Delegación de Gobierno. Prohibieron también el despliegue de pancartas y realizaron registros por la zona, la misma en la que el pasado domingo se celebró la concentración que se saldó con dos detenidos por desorden público.
Ante los avisos de la Policía Nacional de que no podían concentrarse en las canchas y alguna amenaza de multa, los jóvenes decidieron irse pacíficamente y avisar a otros vecinos para que no acudieran a la cita. Algunos miembros de la recién creada Asamblea por la convivencia pacífica y contra el racismo se quejaron porque la Policía Nacional no permitió la celebración de la concentración con la que pretendían demostrar que Alcorcón no es un municipio violento ni racista.

"Es una pena que no nos hayan dejado demostrar con esta concentración pacífica que queremos que Alcorcón vuelva a la normalidad y pretendíamos hacerlo leyendo un manifiesto", aseguró uno de los portavoces de la Asamblea. Este joven manifestó que, "es cierto que tenemos algunos problemas con un pequeño grupo, que no banda, de jóvenes latinoamericanos, pero no somos racistas".

El manifiesto que repartió la asamblea indica que "los vecinos del pueblo siempre han luchado en contra de actitudes racistas y xenófobas" y que "un problema con un grupo de personas, independientemente de su nacionalidad, está siendo aprovechado por grupos fascistas y xenófobos". "Alcorcón unido jamás será vencido. Pero sin olvidar que Alcorcón somos todos: alcorconeros, marroquíes, ecuatorianos, dominicanos...", reza el manifiesto. "Nos han pedido que nos fuéramos y demostrando que no buscamos ningún enfrentamiento hemos optado por irnos", aseguró un vecino del barrio de Torres Bellas, quien lamentó la imagen que se está reflejando en los medios de comunicación de Alcorcón. Algunos vecinos más mayores del barrio decidieron acudir a esta llamada de los jóvenes y señalaron que, "lo peor es generalizar y la imagen que dimos el domingo no se correspondía a la de la juventud de Alcorcón".

Concentración para el sábado
Sobre la concentración que, vía internet y mensajes de móvil, se está convocando para el próximo sábado, la mayoría de los jóvenes consideró que sólo responde a la intención de grupos de ultraderecha de venir a Alcorcón "a la caza del negro y el rojo". "Van a venir nazis de toda España y no vamos a permitirlo", señaló un joven de 17 años, quien fue increpado por su amigo que le dijo: "lo que tenemos que hacer es no acudir el sábado para no echar más leña al fuego".

Miembros de la Asamblea por la convivencia pacífica y contra el racismo aseguraron que les preocupa que el sábado se produzca una "mezcla extraña de personas" cuyo único interés sea "liarla por liarla aprovechando que todo Alcorcón está muy caliente con el tema de la reyerta del sábado en la que tres jóvenes resultaron heridos".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios