www.madridiario.es
Celestino García, vicepresidente corporativo de Samsung; Alejandro Tiana, secretario de Estado de Educación y Formación Profesional; y Mar Camacho, doctora en Tecnología Educativa y responsable del estudio Samsung Smart School
Ampliar
Celestino García, vicepresidente corporativo de Samsung; Alejandro Tiana, secretario de Estado de Educación y Formación Profesional; y Mar Camacho, doctora en Tecnología Educativa y responsable del estudio Samsung Smart School (Foto: Kike Rincón)

Niños con mejor capacidad de comunicación y que saben aprender, impactos de la tecnología en las aulas

viernes 08 de febrero de 2019, 14:01h
Según el último informe del proyecto Samsung Smart School, que mide el impacto de la tecnología en el desarrollo educativo, la integración tecnológica mejora la comunicación lingüística (+13%), la capacidad de aprender a aprender (+14%) y las capacidades digitales (+24%) de los alumnos.

En paralelo al debate sobre si han de prohibirse o no los teléfonos móviles en las aulas, hay quien afronta el brutal impacto de la tecnología en el entorno educativo desde otra perspectiva. “La tecnología está cambiando la vida y la Educación no se puede quedar al margen de ese cambio; ser conscientes de sus luces y sus sombras hace aún más necesario e importante abordar este campo”, ha asegurado el secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Alejandro Tiana, en la presentación este viernes del informe del proyecto Samsung Smart Schools, un estudio pionero que cumple ya cuatro años trabajando en la evaluación real y efectiva de la aplicación de la tecnología en la enseñanza.

Esta alianza público-privada entre el gigante tecnológico Samsung y el Ministerio de Educación nació en 2014 y ha implicado desde entonces a 600 profesores y 4.000 alumnos en 108 aulas de 34 centros educativos públicos españoles. Su objetivo, para el que se han invertido casi 6 millones de euros, es el de estudiar cómo influye la incorporación de la tecnología a las aulas en el desarrollo educativo de los niños.

En este último informe, coordinado por la doctora en Tecnología Educativa Mar Camacho, se ha tomado una muestra de 662 alumnos de 5º y 6º curso de Educación Primaria –entre 10 y 12 años- y se ha analizado su evolución en tres competencias: la de comunicación lingüística, la de aprender a aprender y la propia competencia digital. Los resultados arrojan que desde 2016 –los dos años anteriores fueron de consolidación de la metodología y los parámetros del estudio-, los alumnos habían mejorado en 13 por ciento su capacidad lingüística y un 14 por ciento la de aprender a aprender. Además, las capacidades digitales experimentaron, como era de esperar, la mayor mejora, con un incremento del 24 por ciento.



Transformación del espacio y del papel del profesor

A parte de la mejora en las competencias analizadas, el informe refleja otro tipo de impactos positivos de la tecnología en los centros educativos, como el registrado en los espacios. Algunas de las corrientes educativas actuales consideran el aula, el propio espacio en el que se desarrolla el aprendizaje, como el tercer educador. Los programas generados en los colegios participantes en Samsung Smart School han derivado en la creación de aulas singulares, destinadas a la realización de actividades para el aprendizaje en la era digital. Además, han transformado el espacio tradicional –tanto del aula, como del centro y de la comunidad misma- para flexibilizarlo. Estas nuevas disposiciones del mobiliario y la configuración del espacio educativo, motivados aquí por la aplicación de la tecnología, son estímulos probados de la autonomía y la motivación del alumno.

Tanto la integración tecnológica como su efecto sobre el espacio han influido, según el estudio, en el papel de los docentes, guías clave de ese interés autónomo del alumno por el aprendizaje. Además, también se aprecia una incidencia sobre la evaluación de los resultados, más personalizada y con espacio a la autoevaluación.

La responsable del estudio (Foto: Kike Rincón)

Estudio pionero

Según ha destacado la responsable del estudio, este proyecto nace como vía de concreción de un camino, a veces difuso, que se está marcando desde diversas y reconocidas instituciones educativas internacionales: la necesidad de dotar a los ciudadanos del futuro más inminente de las habilidades necesarias para enfrentarse a los retos del complejo mundo laboral que les espera.

“Estas competencias, como la creatividad, el pensamiento crítico o la responsabilidad social, son la moneda global del siglo XXI”, ha afirmado Camacho, quien ha señalado que, a pesar de que la “literatura científica” ya ha demostrado el impacto positivo de los dispositivos móviles en estos aprendizajes, hasta ahora las muestras habían sido poco significativas. Por ello, destaca el carácter “pionero” de este informe, un primer paso en la necesaria labor de “medir con precisión” el impacto de la tecnología en estos objetivos educativos del siglo XXI.

La meta es, al fin, que los resultados de estos estudios promuevan nuevas políticas educativas acordes a las necesidades de las nuevas sociedades, para lo que es necesario proporcionar información a base de evidencias. Así lo ha subrayado el secretario de Estado de Educación, quien ha reconocido que en el debate político que se genera en torno a la Educación entran en juego más de lo deseable las “concepciones ideológicas” y “los prejuicios”, cuando lo necesario son “datos contrastados”. Como uno de los capítulos más importantes dentro de la iniciativa #TecnologíaConPropósito de Samsung, “este estudio avanza en esa dirección”, ha concluido Tiana.

En la rueda de prensa en la que se han presentado los resultados del informe, celebrada en el Museo Arqueológico Nacional, también ha estado presente el vicepresidente corporativo de Samsung, Celestino García, quien ha enfatizado en la necesidad de “integración y entendimiento” entre educación y tecnología y ha puesto los resultados del informe a “disposición de toda la comunidad educativa”.

Las Smart Schools madrileñas

El CEIP Clara Campoamor y el CEIP Joaquín Costa, ambos en Alcorcón, son los colegios públicos madrileños que participan en el proyecto Samsung Smart School.

Nuevos espacios en el Clara Campoamor

La comunidad educativa del CEIP Clara Campoamor ha trabajado en la transformación de diversas aulas para descubrir nuevas zonas dentro de ellas y en la creación de nuevos espacios en zonas comunes y pasillos. En concreto, en una de las aulas de sexto, se han configurado tres zonas diferenciadas, la de investigación, la de trabajo cooperativo y la de presentaciones, y en otra de quinto se ha habilitado también un espacio para las presentaciones de los alumnos, dotado con una gran pantalla. Además, se ha convertido el final de uno de los pasillos en ‘El bosque de os cuentos’, una zona de lectura tranquila y acogedora. Otros nuevos espacios que han nacido de proyecto son el ‘Rincón creativo’, en el que los estudiantes puedan exponer sus creaciones y frases, escritas incluso en los cristales de las ventanas; el ‘Rincón del investigador’, una zona, con una mesa específica y un corcho, para la realización de trabajos de investigación en equipo; y la ‘Zona de trabajo cooperativo’, en la que se han redistribuido algunos espacios, con mesas más amplias, para facilitar las labores en grupo.

Nuevos espacios educativos en el cole Costa

El proyecto del centro educativo Joaquín Costa también se ha enfocado en cambiar los espacios para adaptarlos a las nuevas necesidades de la escuela actual y facilitar la aplicación de metodologías más activas e innovadoras. Por un lado, se ha ‘sacado’ el aprendizaje del aula para llevarlo a otros espacios con la reorganización de espacios y rincones en desuso para que cobren vida y tengan una función y generando zonas nuevas en pasillos, con rincones de lectura y espacios para otras actividades lúdicas. También se ha cambiado la distribución de algunas aulas para ubicar zonas de investigación, desarrollar creatividad, actividades y fomentar el trabajo en equipo y cooperativo. Se ha creado una zona mindfulness para realizar prácticas en las que los alumnos dediquen algunos momentos plenamente a la reflexión, y un aula para todos los alumnos del centro destinada a las actividades con tabletas y con un rincón destinado al aprendizaje de la robótica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.