www.madridiario.es
Broche final a la gran fiesta del deporte escolar madrileño
Ampliar
(Foto: Carles Martínez)

Broche final a la gran fiesta del deporte escolar madrileño

jueves 07 de junio de 2018, 14:02h
Un año más, culmina la XXIX edición de los Juegos Deportivos de Escuelas Católicas de Madrid que pone el broche en el polideportivo del Colegio de Nuestra Señora de la Merced en Tres Cantos. Un evento que se ha convertido en el referente del ámbito deportivo a nivel escolar en la región. Familiares y amigos se dieron cita en un acto que congregó a 78 equipos de diferentes colegios de Madrid y que recogieron sus respectivos premios.

La jornada de clausura de los XXIX Juegos Deportivos de Escuelas Católicas de Madrid demostró, un año más, ser uno de los referentes del ámbito deportivo en las escuelas de la región. De nuevo, el polideportivo del Colegio Nuestra Señora de la Merced, en Tres Cantos, fue el escenario de la entrega de copas que concedió la institución educativa y que reunió a centenares de padres, madres, familiares y amigos que junto a los multitudinarios alumnos de distinos colegios, disfrutaron de un acto que ya se considera como la gran fiesta del deporte madrileño a nivel escolar.

En el evento, participaron activamente las distintas personalidades públicas de la región, como el alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno; Manuela Gómez, concejala de Educación de Tres Cantos o Cristina Álvarez, viceconsejera de política educativa y ciencia de la Comunidad de Madrid.

Desde el ámbito académico, como era de esperar, también estuvieron presentes en la entrega de los galardones, la directora del colegio anfitrión, María de los Ángeles Fernández; Ismael Sanz, director general de becas de la Consejería mencionada anteriormente; José Balmaseda, director general de McYadra; José Antonio Poveda, secretario regional de Escuelas Católicas de Madrid; y Luis de Castro, director técnico de Nuestra Señora de la Merced.

Por su parte, entre los más jóvenes se pudo contar con la presencia de 78 equipos que recogieron sus respectivas copas y medallas y que ponían el broche final a una temporada que ha albergado diversas modalidades de deportes, como baloncesto, voleibol o fútbol sala.

"Para nosotros es una fiesta que pone el colofón a todo un año de trabajo y de competición", ha señalado José Antonio Poveda, quien ha destacado que la realización de un evento como este "demuestra el valor que le damos al deporte como herramienta educativa, para enseñar todos los valores que tenemos en otros proyectos educativos". Poveda, satisfecho con la labor, ha sentenciado que "es bueno fomentar el deporte como lugar de encuentro y de transmisión de valores y virtudes".

Destacó el premio al "Fair Play", que por segundo año consecutivo no se otorgó a un equipo, sino que recayó sobre una única persona, el entrenador Eduardo Caballero, del colegio Nuestra Señora de Loreto de Príncipe de Vergara. El galardonado fue seleccionado por su nobleza y deportividad en un partido en el que, tras un error arbitral con el cual salía beneficiado, tomó la honesta decisión de advertir al colegiado de que concediese el gol, porque así lo había sido. Este acto supuso la derrota final de su equipo juvenil de fútbol sala, sin embargo dieron una lección mucho más importante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios