www.madridiario.es
El rey recibe a Obama en Torrejón
Ampliar
El rey recibe a Obama en Torrejón (Foto: Casa Real)

Sevilla se queda sin su visita más esperada

lunes 11 de julio de 2016, 15:57h
La ciudad de Sevilla se ha quedado plantada y sin “novio” americano tras la anulación de la visita del presidente Obama. Los restaurantes y bares lucían banderas americanas, se habían hecho tapas especiales, postres únicos para su estancia en la capital andaluza.
Por ejemplo, Joaquín Liria, el dueño de la heladería de La Florentina, había creado hasta una hamburguesa helada con el nombre del mandatario, ya que Obama es un enamorado de los helados. Igualmente, el restaurante Casa Chico, invitaba a una hamburguesa a todo aquel que acreditara que había estado en Estados Unidos…Pero al final, ha ocurrido como en la película de Luis García Berlanga: “Bienvenido Mister Marshall”, que pasó de largo todo el séquito del Presidente. Las razones son de peso: los sucesos de Dallas donde resultaron muertos cinco policías y otros tantos heridos en el tiroteo. Hasta última hora el presidente intentó mantener su agenda pero en la madrugada del sábado anuló su visita a Sevilla.
Por lo tanto su agenda se ha limitado a Madrid y a la base norteamericana de Rota, en Cádiz. También ha sido cancelada la cena en el Palacio Real con un centenar de invitados, entre los que estaban los representantes de los principales partidos políticos.
Para otra ocasión quedará la visita obligada a una de las ciudades con mayor atractivo turístico como es Sevilla. Los alrededores de la Giralda habían tenido un lavado de cara y los maceteros se habían engalanado con flores para la ocasión. También el Ayuntamiento sevillano, que veía esto como una oportunidad única para enseñar Sevilla al mundo, había instalado unas tarimas metálicas frente a la Catedral para que los medios de comunicación de todo el mundo pudieran fotografiar el momento histórico para la ciudad.
Los coches de caballos han vuelto a ocupar las calles de la ciudad hispalense. Los servicios de Seguridad habían prohibido su paseo tradicional y el tráfico se había restringido por el centro. También se habían retirado papeleras, se habían modificado las ubicaciones de los contenedores de basura y las obras estaban minuciosamente investigadas para que al paso del Presidente la seguridad fuera total. También en los alrededores del Hotel Colón, donde se iba a hospedar se había cambiado hasta la alfombra roja que iba a pisar tan ilustre visitante. Toda una planta blindada solo para el presidente y su séquito. Un mes de trabajo de la policía española y los servicios de seguridad del Presidente se han tirado por la borda.
Ahora la ciudad de Sevilla debería invitarle a hacer en visita privada el paseo que iba a comenzar por El Alcázar; también quería recorrer los escenarios utilizados para la serie Juego de Tronos o para la película Lawrence de Arabia, al parecer, una de las preferidas de Obama.
Tenía cinco planes alternativos pero todos se han frustrado. Ahora, han vuelto a abrir sus puertas El Alcázar y la Catedral que permanecían cerrados al público por seguridad. Solo iba a pasar 15 horas en Sevilla y estaba todo milimetrado. Hasta el guitarrista malagueño, Daniel Casares, se ha quedado con las ganas de conocer al presidente.
Al final, habrá que evaluar el gasto de la ciudad y el coste de la frustración ya que medio millar de policías locales, bomberos, miembros de Protección Civil y empleados municipales participaban en este operativo para que la breve estancia de Obama saliera tal y como estaba prevista. Por no hablar de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que se habían volcado completamente…Ahora Obama tiene una deuda pendiente con Sevilla. La capital hispalense se merece este reconocimiento por parte del presidente de los Estados Unidos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios