www.madridiario.es

Ayuntamiento y Consorcio planean abrir un intercambiador en la calle de Sevilla

lunes 25 de febrero de 2013, 00:00h
El Consorcio Regional de Transportes ha planteado al Ayuntamiento la necesidad de aprovechar la reforma de la manzana de Canalejas para abrir un intercambiador subterráneo bajo la calle Sevilla. Tendría diez dársenas para que todas las terminales de autobuses que ahora están en superficie abandonaran la calle y estaría conectado con el metro. El problema es que exigiría una profunda remodelación del aparcamiento subterráneo, incluido los comercios del subterráneo de Canalejas,  puesto que el acceso de los autobuses exigiría demoler al menos tres plantas.
El jueves pasado, el Ayuntamiento de Madrid anunciaba la modificación puntual del Plan General sobre el ámbito Sevilla-Canalejas para permitir el vaciado parcial de la manzana de Canalejas y poder asegurar la protección de fachadas y primera crujía de los edificios protegidos. Esta modificación se considera esencial para poder acometer la reforma de la manzana en la que abrirán sus puertas un hotel de superlujo con habitaciones y apartamentos que gestionará la cadena Four Seasons, un centro comercial y un gran aparcamiento.

Según indicó la comunicación municipal la modificación propuesta afectará a 18.870 metros cuadrados “en una zona en la que la progresiva peatonalización del centro ha ido desplazando el tránsito rodado desde la Puerta del Sol a las calles de Sevilla, Cedaceros y Carrera de San Jerónimo”. Se  da la circunstancia de que la superficie en planta de los edificios afectados por la manzana de Canalejas suma tan solo 6.550 metros cuadrados lo que supondría que la actuación municipal afectaría a 12.320 metros de las calles del entorno.

Según el Ayuntamiento, “esto produce aglomeraciones de tráfico, además de una elevada cantidad de usuarios de los autobuses de la EMT y Metro”. Según datos del mismo Ayuntamiento, solo en 2012 utilizaron  las terminales de autobuses 26.000 viajeros. Por todo ello, el Ayuntamiento anunciaba una actuación pública en la estructura viaria para mejorar el servicio de transporte público en superficie, recuperar espacio para el peatón y reestructurar el espacio destinado al vehículo privado tanto a la hora de circular como en el estacionamiento y la carga y descarga.

La actuación pasaría por crear un intercambiador de transporte bajo la calle de Sevilla. En este sentido, las áreas de Medio Ambiente, Movilidad y Urbanismo se han reunido con los representantes de la inmobiliaria Espacio —perteneciente al Grupo Villar Mir— como nuevos propietarios de la manzana de Canalejas que compraron al banco de Santander para plantearles las ventajas que tendría este intercambiador conectado a la línea de metro.

Primeros estudios
El Consorcio Regional de Transportes, por su parte, ha realizado los primeros estudios técnicos para determinar cómo sería este intercambiador. En principio, se considera que en el espacio existente bajo la calle cabrían diez dársenas en las que estacionarían los autobuses de las líneas 5, 9, 15, 20, 46, 50, 51, 52, 53 y 150.

Fuentes de este organismo regional han indicado que las ventajas de la operación son innegables pero cualquier actuación exigiría una negociación previa con la empresa que tiene la concesión del estacionamiento de la calle Sevilla que fue inaugurado en 1964, convirtiéndose así en el segundo en abrir en Madrid después del de Santo Domingo, abierto en 1957.

Según los primeros estudios, la entrada desde la calle de Alcalá al intercambiador, el gálibo de la rampa y la altura de las dársenas exigirían la demolición parcial de tres plantas.  Su construcción implicaría el reforzamiento de los muros laterales para que no se vieran afectadas las casas colindantes. Los estudios preliminares no han determinado aún si la rampa de salida sería hacia Alcalá o hacia la carrera de San Jerónimo.

Lo que está claro es que, en el caso de que, finalmente, se acometa el proyecto las aceras de la calle se ampliarían hasta dejar un ccarril de paso lo que daría continuidad a la calle Alcalá, prácticamente peatonalizada, aunque las previsiones es que sea por Alcalá 6 por donde entren los vehículos al aparcamiento de 450 plazas que existirá bajo la manzana de Canalejas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios