www.madridiario.es
La libertad de horarios divide a comerciantes y consumidores

La libertad de horarios divide a comerciantes y consumidores

Por Celia G. Naranjo
jueves 15 de diciembre de 2011, 00:00h
La libertad total de horarios comerciales ha dividido a los empresarios. También a los consumidores. Ni unos ni otros han ofrecido una respuesta unificada ante la propuesta, que, con toda probabilidad, será aprobada en primavera. Los sindicatos, ellos sí, y la oposición lo tienen claro: a su juicio, va a servir de poco y va a perjudicar a los pequeños en beneficio de los grandes.
Los empresarios no se ponen de acuerdo. A los pequeños comerciantes de CECOMA no les gusta la idea, ya que, en su opinión, no llega en el mejor momento económico y solo servirá para que las pymes pierdan competitividad frente a las grandes superficies. Para Copyme, la iniciativa "es una provocación a nivel nacional".

Sin embargo, el presidente de la patronal CEIM, Arturo Fernández, ha mostrado su apoyo sin reservas a la medida, que, a su juicio, mejorará el PIB regional y pondrá a Madrid al nivel de otros grandes destinos mundiales de compras, como Nueva York. Pero el líder de la Confederación de Comerciantes y Empresarios de Madrid, Hilario Alfaro, asegura que Fernández "no les representa" y ha pedido una moratoria de cinco años para que los comerciantes puedan adaptarse a la nueva ley. Y es que, advirtió, algunos convenios colectivos del sector del comercio prohiben expresamente abrir los domingos.

Esta preocupación la comparten los sindicatos. La secretaria general de Comercio de UGT, María José Tajuelo, explicó a Madridiario que la medida puede poner patas arriba numerosos convenios colectivos, como el del sector textil, y dar al traste con el calendario laboral ya aprobado para el año que viene, "que ya se está repartiendo entre los trabajadores". Tampoco cree que la medida vaya a beneficiar a los consumidores, ya que, a su juicio, solo servirá para encarecer los productos. Ni ella ni su homóloga de CCOO, Paloma Vega, descartan movilizaciones en los próximos meses, un asunto que se debatirá en el Consejo para la Promoción del Comercio el próximo día 19.

A la oposición tampoco le seduce la idea. El diputado del PSM Miguel Carmona aseguró que la medida, lejos de crear empleo, servirá para destruirlo en el pequeño comercio y para que las grandes superficies se 'coman' al comercio de barrio. Una opinión que comparte Antero Ruiz, de Izquierda Unida, que añade que, además, así no se incentivará el consumo. A Luis de Velasco, de UPyD, le gusta la idea de la 'licencia exprés', también recogida en el proyecto de ley, pero no la de liberalizar aún más los horarios.

En cuanto a los consumidores, tampoco se ponen de acuerdo. La OCU ya ha trasladado a la Consejería de Economía y Hacienda su aprobación al proyecto, convencida de que responde a la nueva situación social, con la mujer ya plenamente incorporada al mundo laboral y con las compras como una actividad que las familias practican "en su tiempo de ocio". Pero FACUA difiere de esta opinión y señala que así "no habrá más consumidores, sino los mismos gastando más". Por último, la CECU no dudó en tildar la medida de "barbaridad".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios