www.madridiario.es
Las tiendas tendrán libertad total de horarios

Las tiendas tendrán libertad total de horarios

Por Celia G. Naranjo
jueves 15 de diciembre de 2011, 00:00h
Que cada cual abra cuando quiera. Esa es la filosofía del borrador de la nueva Ley de Dinamización del Comercio, que podría aprobarse en primavera. La medida, que nada más conocerse ha levantado una gran polvareda entre los agentes económicos, se completará con nuevas facilidades para abrir nuevos negocios al sustituir la licencia necesaria por una declaración responsable.
Este jueves, pasada la medianoche, el Gobierno regional informaba a algunos medios de una nueva vuelta de tuerca en sus ya ambiciosos planes de dinamización del comercio madrileño. Primero se pensó en ampliar la superficie de los comercios con libertad para abrir cualquier domingo o festivo de 300 a 750 metros cuadrados, medida que ya puso en pie de guerra a algunas organizaciones sociales.

Otras, como la patronal CEIM, apoyaron la idea. Pero su presidente, Arturo Fernández, le puso un pero, y es que podría conllevar una legislación poco clara, con una miríada de excepciones y desarrollos. En su opinión, y en la de los expertos consultados por la Consejería de Economía y Hacienda, eso podría crear segmentación entre los comerciantes y confusión entre los consumidores. Por eso, según explicó el responsable del ramo, Percival Manglano, se ha optado por la libertad total, "al estilo de otras ciudades como Nueva York o Tokio".

De esta forma, asegura, se da libertad total a los comerciantes —y no solo a los de las zonas de gran afluencia turística o de determinados sectores— para abrir, y a los consumidores, para comprar. Y, de paso, según cálculos de su departamento, se crearán, "casi de manera inmediata", más de 20.000 empleos. No solo por la libertad de horarios, sino también, argumentan, por las nuervas facilidades para abrir un negocio, al sustituir el requisito de la licencia por una declaración responsable de que se va a cumplir la ley y el abono de una liquidación, que fijará cada ayuntamiento.

El Gobierno regional insistió este jueves en que quiere llevar a término esta reforma con "todos los actores implicados". Manglano indicó, en este sentido, que ya se ha reunido con alguna organización de consumidores, como la OCU (que ha apoyado la medida), y que en las próximas semanas se estudiará el proyecto en el Consejo para la Promoción del Comercio, el Consejo de Consumo, el Consejo Económico y Social (CES) y el Consejo Consultivo. Allí, añadió, tienen representación todos los implicados, incluidos los sindicatos, que este jueves mostraron su oposición frontal a los planes de la Comunidad. Después, añadió, el texto entrará en la Asamblea para su tramitación parlamentaria, que terminará, previsiblemente, con su aprobación la próxima primavera.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios