www.madridiario.es

Un total de 4.358 pacientes solicitaron tratamiento y rehabilitación por dependencia

El 76% de los menores en tratamiento por drogodependencia es adicto al cánnabis

Por MDO/E.P.
jueves 16 de noviembre de 2006, 00:00h
La mitad de los adolescentes que recibieron tratamiento por drogodependencias en la Comunidad de Madrid en 2005, 214 de un total de 429, lo hicieron por su adicción al cánnabis. Si además se incluyen aquellos que, junto a la adicción a otras drogas también tenían problemas con el cánnabis, la cifra se incrementa hasta el 76 por ciento, 326 pacientes

Estos datos fueron ofrecidos este jueves por el director gerente de la Agencia Antidroga, Manuel Molina, con motivo de la inauguración de la jornada 'Adolescentes y Consumo de Cánnabis' que está organizada por esta institución y por el Instituto de Adicciones del Ayuntamiento de Madrid. Según la última 'Encuesta sobre Drogas a Población Escolar', correspondiente a 2004, el 26,2 por ciento de los adolescentes, entre 14 y 18 años, de la región consumen cánnabis de forma habitual. Este porcentaje es superior en 1,3 puntos a los datos registrados en 2002, con 24,9 por ciento.

La encuesta también incluye preguntas relacionadas con las circunstancias, las razones o los efectos que producen las sustancias. En el caso del cánnabis los propios consumidores adolescentes señalaron que su consumo les produce pérdidas de memoria (30,5 por ciento), dificultad para estudiar o trabajar (19,7), tristeza, ganas de no hacer nada o depresión (17,1), y enfermedades o problemas físicos (6,6).

Cerca de 4.500 pacientes
La Comunidad ha facilitado asistencia durante 2005, a través de la red asistencial de la Agencia Antidroga de la Consejería de Sanidad y Consumo, a un total de 4.358 pacientes que solicitaron tratamiento y rehabilitación por dependencia de derivados del cánnabis. La mayor parte de ellos, 3.683, tenía, además problemas de dependencia de otras sustancias, mientras que 639 presentaban sólo de cánnabis. Estas cifras suponen un incremento del 64 por ciento respecto a 2000, periodo en el que recibieron tratamiento 2.653 pacientes por adicción a este estupefaciente.

El perfil medio de los pacientes atendidos por la Agencia Antidroga es el de un varón (81 por ciento de los casos), de 28 años de edad media, y que había empezado el consumo de cánnabis en torno a los 16 años, por lo que llevaba 12 años de consumo como media.

Psicosis cannábicas
Uno de los principales riesgos del consumo de cánnabis es la posibilidad de que desencadene determinados trastornos psiquiátricos. Ansiedad, crisis de angustia, trastornos afectivos, trastornos cognitivos, deterioro de la personalidad y diferentes trastornos psicóticos son las principales psicopatologías que se han descrito como asociadas al consumo de cánnabis. Entre ellas destacan, por su gravedad, los cuadros psicóticos, lo que en psiquiatría se conoce como psicosis cannábicas. Existen opiniones diferentes acerca de si esta droga actúa como mero desencadenador de una psicopatología que se encuentra "dormida", o como generador de la misma.

En todo caso la asociación del consumo de cánnabis con estas psicosis y su relación causa-efecto está, en general, aceptada por a comunidad científica. En este sentido, algunos estudios indican que su consumo multiplica por 2 ó 3 el riesgo de padecer psicosis. La Agencia Antidroga de la Comunidad desarrolla dos programas específicos para prevenir el consumo de cánnabis son "Déjame que te cuente algo sobre los porros" y "Un porro no es un juguete". Durante el curso 2006-2007 el programa va a ser ampliado ya abarcará, además de a alumnos y profesores, a los padres.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios