www.madridiario.es
Parcelas afectadas por desprendimientos de tierra en Arroyomolinos
Ampliar
Parcelas afectadas por desprendimientos de tierra en Arroyomolinos

Sin solución para los vecinos de Arroyomolinos, que pierden terreno cada vez que llueve

Por Alejandro Navas
viernes 08 de abril de 2022, 07:39h

Hay en Arroyomolinos 14 vecinos a los que la lluvia no les conviene. El motivo es que cada vez que una nube descarga sobre sus parcelas, pierden terreno, sin metáforas. Los problemas comenzaron en 2019, con la borrasca “Elsa”. La crecida del arroyo que discurre por el municipio provocó deslizamientos de tierra y desprendimientos. Desde entonces, cada vez que una lluvia torrencial cae sobre la zona, estos vecinos pierden suelo. El terreno es urbano pero el Ayuntamiento de Arroyomolinos señala a la Confederación Hidrográfica del Tajo como la competente y viceversa. Mientras se dirime la responsabilidad, los vecinos valoran acudir a los tribunales pero saben que el tiempo no es un aliado.

Las calles Álamo y Alameda discurren en paralelo al arroyo de este municipio. Es en estas vías donde se encuentran las viviendas afectadas por el problema del agua y del suelo. “Hay algún vecino que se encuentra en tratamiento psicológico”, asegura Gloria Cristino, que se ha erigido como portavoz de los afectados. Hasta ahora, se han celebrado tres reuniones con el Ayuntamiento, y según Cristino, con mucha dificultad. Explica que llevan casi tres años intentando buscar una solución a los desprendimientos de tierra sin éxito y claman contra todas las administraciones involucradas por la indefensión que dicen sentir: "Hay un vecino que ha perdido 70 metros cuadrados".

"Algún vecino está en tratamiento psicológico"

Cuenta que en un primer momento el Consistorio les informó de que ellos no tenían la competencia para actuar en la zona, debido a que se trata de un terreno de “dominio público hidráulico”, señalando a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) como la responsable del mantenimiento. En una segunda reunión, explica esta vecina, les transmitieron su apoyo y su voluntad de colaborar. En la última, que tuvo lugar el pasado 3 de marzo con el concejal de Medio Ambiente y Mantenimiento Luis Quiroga, se les comunicó que el Ayuntamiento ya tenía preparado un proyecto de obras pero que estaban a la espera del permiso de la CHT.

Unas semanas más tarde, estos vecinos se concentraron frente a una sede de la Confederación Hidrográfica del Tajo, para protestar contra su dilación. Sin embargo, en un giro de los acontecimientos, un responsable de la CHT salió a recibirles. Allí, les informó de que ellos habían dado permiso al Ayuntamiento en diciembre de 2021 para que realizaran una obra de “urgencia” para asegurar la estabilidad del terreno. Este responsable aportó incluso documentación acreditando dicho permiso. “Según este documento, el Ayuntamiento podría haber acometido obras de urgencia para proteger la zona. Pero el Ayuntamiento nos dice que eso no es así. Creemos que nos están dando largas y que nos están mintiendo”, critica Cristino. Debido a la situación, varios vecinos están barajando la posibilidad de acudir a los tribunales para proteger sus viviendas. De hecho, ya han iniciado algunos estudios urbanísticos, pagados por ellos, para armar una eventual demanda.

La versión del Ayuntamiento y de la CHT

El concejal de Medio Ambiente y Urbanismo del Ayuntamiento de Arroyomolinos, gobernado por el Partido Popular, es Luis Quiroga. Cuenta que es cierto que la Confederación Hidrográfica del Tajo concedió un permiso para hacer una obra de urgencia en la zona, sin embargo, añade que esa obra sería responsabilidad total del Consistorio y que cabe la posibilidad de que la CHT pueda “tirar abajo” los trabajos provisionales que puedan realizar. Calcula Quiroga que los trabajos podrían ascender a los 600.000 euros y que no es conveniente usar esa cantidad de dinero público para una obra que podría no servir para nada.Detalle de los daños

Asegura este miembro del Gobierno municipal que la mejor solución es realizar una obra mayor, para la cual ya tienen redactado un proyecto definitivo que enviaron “hace tres semanas” a la CHT. Detalla Quiroga que necesitan el permiso de la Confederación para iniciar la licitación del proyecto ya que el terreno es dominio público hidráulico. “Insisto, todas las obras que se van a ejecutar para dar solución a este problema están dentro del dominio público hidráulico, hablamos de que la competencia es de la Confederación”, incide este concejal.

"La competencia es de la Confederación"

En cuanto a los plazos, asegura Quiroga que si mañana tuvieran la autorización de la CHT, podrían comenzar las obras en dos meses, ya que la licitación de un proyecto de este calibre requiere de cierto tiempo. Sobre la comunicación con los vecinos afectados, explica que tiene la pretensión de mantener reuniones en el futuro para informarles del proceso. Por otra parte, reclama este concejal que el coste de estos trabajos debería ser asumido por la Confederación y no descarta que este asunto acabe resolviéndose en los tribunales.

Sobre la postura de la CHT, este diario ha tratado de ponerse en contacto con esta entidad para recabar su postura sin éxito. Por tanto, la única expresión de la Confederación respecto a quién tiene la responsabilidad sobre las obras en este terreno que están afectando a 14 propietarios de Arroyomolinos es el documento que envió al municipio por el cual le autorizaba a realizar trabajos de “urgencia”, sin detallar cómo o quién tiene la competencia para rehabilitar la zona afectaba de manera integral.

El PSOE exige soluciones

Pilar Sánchez es concejala y portavoz socialista de Arromolinos. Desde que los vecinos comenzaron a organizarse, esta concejala se implicó en sus reivindicaciones. De hecho, hizo labores de intermediación entre los afectados y el Ayuntamiento llegando a conseguir que ambas partes se reunieran. Según esta concejala, no entiende cómo el Consistorio no ha acometido las obras de “urgencia” que le permite la Confederación Hidrográfica del Tajo. “Apuntale usted las zonas más peligrosas por la vía de emergencia”, exhorta Sánchez.

"¿A qué esperan, a que se caigan las casas?"

Su impresión en cuanto a la gestión del equipo municipal respecto al problema de los vecinos es clara. Relata que el Ayuntamiento no tiene intención de gastar dinero en esas obras y que les reprocha a los vecinos el lugar donde construyeron sus viviendas, a pesar de que es suelo urbano. “¿A qué están esperando? ¿A que se le caigan las casas?”, se pregunta Sánchez.

Según esta concejala, no existen a día de hoy muchas soluciones y menos a corto plazo. “La alternativa es estar todos los días machacando”, explica. Sobre la vía judicial que puedan tomar los vecinos, no le resulta un camino muy esperanzador para los afectados. “Métete en un pleito a seis años… es un drama”, expone Sánchez, consciente de que este tipo de asuntos discurren a través del contencioso-administrativo, sin menoscabo de los posibles recursos que las diferentes administraciones susceptibles de ser demandadas puedan interponer.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios