www.madridiario.es
Isabel Díaz Ayuso en la presentación de la extensión y llegada de la fibra óptica a los municipios rurales
Ampliar
Isabel Díaz Ayuso en la presentación de la extensión y llegada de la fibra óptica a los municipios rurales (Foto: Comunidad de Madrid)

La fibra óptica para luchar contra la despoblación, a medio gas

lunes 15 de febrero de 2021, 07:43h

La Comunidad de Madrid anunció a principios de febrero que había concluido la fase de instalación y despliegue de la fibra óptica en los 78 municipios de la región que cuentan con una población inferior a los 2.500 habitantes y se encuentran en riesgo de despoblación. Fue la propia presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, la que realizó el anuncio en un acto en la Real Casa de Correos en el que se mostró comprometida “con el problema de la despoblación” que sufren hasta 80.000 habitantes en estos municipios madrileños. Sin embargo, la realidad se muestra alejada de lo que anunció la presidenta.

Como denuncian alcaldes de diferente signo político, la fibra óptica no ha llegado a la totalidad de municipios y, en algunos casos, el despliegue de la fibra ha alcanzado solo alguna de las zonas del pueblo. Es el caso de Estremera, una población de 1.200 habitantes donde la fibra ha llegado al municipio, pero no a su totalidad: “Ni mucho menos”, denuncia su alcaldesa y miembro del PSOE Carmen Sánchez. Dentro del casco urbano alcanzan conexión pero en las zonas más alejadas no llega la fibra óptica.

En total, Sánchez calcula que la realidad del anuncio de Ayuso llega solo al 50 por ciento de la población. La otra mitad del municipio sufre, además, muchos cortes de luz y la caída de la red debido, entre otras cosas, y según la alcaldesa, al teletrabajo. Esta es una de las razones por lo que critica el acto de Ayuso: “Lo tendrían que haber hecho cuando todos los municipios dispongamos de ello y además en su totalidad, no solo en algunas áreas”.

Desde Piñuecar - con 179 habitantes-, sin embargo, rebajan el tono contra Ayuso. Fuentes de la Alcaldía, en manos del Partido Popular, hablan de que hay fibra en “prácticamente” todo el pueblo. Aseguran que trabajan en la actualidad en la instalación de cajetines y denuncia que han estado “mes y medio sin teléfono y sin Internet en el propio Ayuntamiento. Ahora, con la llegada de la fibra anunciada por la Comunidad de Madrid, el problema que surgió tras el robo de cable parece que se ha solucionado: “Hemos tenido que esperar hasta que ha llegado la fibra porque no nos daban soluciones”.

"Alguna compañía encargada del despliegue no lo hace de manera óptima"

Pero su compañero de partido y alcalde de Lozoyuela - con 1.300 habitantes-, Francisco Díaz Rodríguez, desmiente las acusaciones que se vierten sobre el acto en el que Ayuso anunció la puesta en marcha de una medida que figuraba sobre la mesa desde 2019, cuando desde el Gobierno regional aseguraron que el 75 por ciento de los 77 municipios madrileños que sufren más despoblación tendrían wifi y fibra óptica antes de 2020. Díaz Rodríguez considera que “no es que no sea cierto lo que se ha vendido en el acto sino que algunos municipios tenemos en común que la compañía telefónica encargada del despliegue de la fibra no lo hace de manera óptima”.

Un "déficit puntual"

Esta es la razón que esgrimen desde la Consejería de Vivienda y Administración Local para justificar que algunas zonas de la Comunidad sigan sin contar con fibra óptica, aunque remarcan que los 78 municipios tienen ya desplegada la instalación. En total son tres las compañías a las que se les adjudicó el despliegue de la línea por parte del Ministerio de Fomento: Movistar, Orange y Más Móvil. Es solo en los pueblos donde desplegó la fibra Más móvil “donde existe un déficit puntual”, por lo que desde la Consejería señalan que ya están coordinados las operadoras con los ayuntamientos afectados para solucionar esta situación.

Las mismas fuentes apuntan a Madridiario que desde la Consejería se informó a los alcaldes de la "particularidad del acto" y se estableció con aquellos ayuntamientos "que no estuviesen bajo la tutela de Telefónica que se haría otro acto en su municipio con la operadora que corresponda en cada caso". Y añaden: "Se invitó a todos porque el proyecto es común por parte de la Comunidad de Madrid y de los Fondos Europeos con independencia de la operadora que ejecuta la llegada de la fibra".

Díaz Rodríguez afirma que aunque Movistar está dando servicio al 100 por cien de los abonados en Sieteiglesias y las Navas, pertenecientes al mismo municipio de Lozoyuela, lo cierto es que en este último no ocurre lo mismo porque tiene asignada la compañía Más Móvil. Pero aunque asegura que “el servicio ya se está sirviendo a todos los abonados”, reconoce que aún quedan algunas zonas “descolgadas” y que lo irán arreglando a lo largo del año.

Aunque habría que tener en cuenta la situación “curiosa” de algunas de las zonas de la montaña madrileña. Es el caso de una urbanización de Lozoyuela en la que viven, según el alcalde, cuatro familias y que se encuentra a 2,5 kilómetros del casco urbano, por lo que no se ubica dentro del propio municipio. Es por ello por lo que cree que para la compañía encargada de desplegar la fibra en esas zonas “ puede que no sea rentable la instalación”. Aun así, avisa: “Desde el Ayuntamiento lo vamos a pelear”.

Desde la Consejería sí que reconocen que las "carencias" que señalan los alcaldes también se deben a que queda pendiente la ramificación de la fibra "en alguna urbanización o punto determinado, aunque el despliegue como tal se ha efectuado". Una vez que se ha desplegado, explican, debe ser el Consistorio de cada municipio el que decida y planifique los lugares a los que llega la fibra "en función de las necesidades" de la población, entre otras cosas.

Solo se ha hecho en el casco antiguo, "donde hay pocos vecinos y son mayores"

En Valdelaguna, una población de 900 habitantes, se ha desplegado, según su alcalde Pablo Morate, del Partido Popular, entre un cinco y un ocho por ciento, aunque estudian como hacer para que llegue a la totalidad de un municipio que depende de la instalación que desarrolle Más Movil y que, por ahora, lo ha hecho "de manera insuficiente". El alcalde denuncia que hasta el momento solo se ha hecho en el casco antiguo, "donde hay pocos vecinos y son mayores".

Ahora se desarrolla una segunda fase para prolongar la instalación pero está parada porque Movistar tiene que dar permiso para que se usen unos postes concretos. Aun así, Morate denuncia que el proyecto "no ha sido suficiente o está dotado con muy poco dinero", lo que ha provocado que el Consistorio, entre otras cosas, haya tenido que tapar zanjas o hayan recibido cajas vacías.

Trabas burocráticas

Pero el alcalde de El Atazar, Juan Pablo Lozano García, del PSOE, denuncia que el problema no es solo de Más Movil ni de las compañías telefónicas sino que el hecho de que en su municipio no exista despliegue de fibra óptica se debe “a las trabas burocráticas y lentitud en la tramitación de las autorizaciones que la Comunidad de Madrid debe conceder" para que Telefónica pueda ejecutar el despliegue.

Según cuenta en conversación con Madridiario, su municipio mantiene una conexión de internet de ADSL con una centralita del año 2002 “que hace muy difícil la conexión a Internet no solo por su velocidad sino por los repetidos cortes que a veces nos ha dejado días sin comunicación”.

El alcalde de este pequeño municipio de 93 habitantes espera que este año comiencen las obras para que la fibra óptica llegue a El Atazar, aunque “duda mucho” que sea en las fechas previstas (antes del 30 de junio) porque, según dice, aún falta el correspondiente permiso del Estado con el informe de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid.

El problema es que para que llegue la conexión de fibra óptica hasta El Atazar es necesario realizar una canalización desde Robledillo de la Jara, lo que conlleva atravesar una vía pecuaria, una zona protegida por el plan de ordenación del embalse de El Atazar y cruzar el río Riato así como diferentes arroyos. Una actuación que, como señala Lozano, tendrá que contar con un informe de la Confederación Hidrográfica.

Pero para que llegue fibra de manera provisional, la Comunidad de Madrid ha firmado junto con el Canal de Isabel II y el Ayuntamiento un acuerdo para desarrollar un "piloto" que ofrezca autoservicio de fibra a los servicios municipales a través de la red de fibra óptica que Canal de Isabel II prolonga hasta la presa de El Atazar. Sin embargo, en palabras de Lozano, la instalación lleva más de dos años hecha por parte del Canal pero "a día de hoy sigue sin prestar servicios". Por ello, desde el Ayuntamiento quieren utilizar esta vía con un contrato directo con Telefónica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios