www.madridiario.es
Vertedero ilegal de Valdemoro
Ampliar
Vertedero ilegal de Valdemoro (Foto: Chema Barroso)

Este es el mapa con los 672 puntos de vertidos ilegales detectados en la región

Por Nerea Díaz Ochando
jueves 09 de junio de 2022, 12:11h

La organización Ecologistas en Acción ha presentado el mapa e informe de vertidos ilegales que se encuentran repartidos por toda la Comunidad de Madrid. Ante la ineficacia de las denuncias y la falta de atención a la problemática por parte de Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, la asociación ecologista ha decidido recoger la localización y características de los puntos de vertido y vertederos ilegales en un mapa que cuenta con 672 ubicaciones, distribuidas en 24 municipios, hasta mayo de 2022.

El problema más grave se encuentra concentrado en el sur de la región, siendo Leganés el municipio que acumula la mayor cantidad de puntos de vertido, 360 en total. En la zona norte no se observan tantas localizaciones debido a un barrido menor, por lo que el mapa no muestra una visión de la totalidad de vertederos ilegales de la región, pero sí un gran parte de estos. Todas las zonas identificadas se encuentran en sitios de fácil acceso para vehículos, junto a caminos vecinales, vías pecuarias, carreteras, vías e instalaciones de ferrocarril o cursos fluviales.

El abandono de este tipo de residuos está proliferando, por lo que cada vez es más difícil controlarlos. A este aumento de vertidos se añaden los peligros que conlleva su recogida, manipulación y esparcimiento, ya que a pesar de existir una normativa reguladora europea, estatal y regional, no se facilita a los ciudadanos la recogida de residuos de este tipo. Ante esta situación tan crítica, María Ángeles Nieto, coordinadora de Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid, ha alertado de que "estamos ante un problema fuera de control con graves consecuencias ambientales, de salud pública y económicas".

Madrid convertido en un vertedero

Las zonas identificadas se han dividido en tres categorías; punto de vertido, zona de vertido y vertedero. Los puntos de vertido se han catalogado como aquellos que ocupan una extensión reducida, las zonas de vertido son aquellas que se extienden por una zona muy amplia y los vertederos son aquellos acumulan muchas zonas de vertidos y se extienden cientos de metros. La mayor parte de puntos de vertido se han localizado en Leganés (360), Alcorcón (76), Valdemoro (61), Getafe (43), Arganda del Rey (25) y Parla (21). Mientras que las grandes zonas de vertido y vertederos se han identificado en Leganés con una superficie de 105 hectáreas, equivalente a la extensión de Parque Polvoranca, Madrid con una superficie de 50 hectáreas, equivalente al tamaño del parque Tierno Galván, Móstoles y Arroyomolinos, donde los vertidos se encuentran las riberas y el cauce del río Guadarrama con una superficie de 6,5 hectáreas.

Los puntos de vertido y vertederos se extienden tanto por zonas urbanas como rurales. En el caso de las primeras, se suelen encontrar en el interior y la periferia de polígonos industriales abandonados o con poca actividad, en los límites de barrios inconclusos o en los alrededores de vertederos autorizados, un ejemplo de ello son el Parque Tecnológico de Leganés, el entorno del polígono Ventorro del Cano en Alcorcón o La Atalayuela o el Parque Tecnológico de Valdemingómez, en Madrid. En lo que respecta a las zonas rurales, la basura se concentra en caminos, riberas, vías pecuarias, oquedades naturales, caminos, edificaciones e incluso cauces de ríos, como ocurre en el río Guadarrama. En el entorno rural destacan el camino de la Magdalena en Madrid, la Cañada Real Galiana paralela al río Jarama a su paso por San Fernando de Henares o la Laguna de San Juan en Chinchón.

De este atentado contra el Medio Ambiente no se salvan ni siquiera los espacios protegidos, como es el caso de la Zona de Especial Conservación Cuencas de los ríos Jarama y Henares, la Zona de Especial Conservación Vegas, Cuestas y Páramos del Sureste que incluye el río Tajuña o el Parque Regional del curso medio del río Guadarrama, todos dentro de la Red Natura 2000.

El impacto de los residuos

En los puntos de vertido y vertederos se pueden encontrar todo tipo de residuos; escombros, enseres, amianto, residuos industriales, neumáticos o coches abandonados, aunque la mayoría proceden de la construcción. A pesar de que para obtener una autorización municipal se debe acreditar la contratación de un empresa especializada para la retirada de estos residuos, no siempre se cumple con ello. De hecho, esta situación se ha agravado con la eliminación de la licencia en reformas y con la implantación de las declaraciones responsables en obras menores, anulando la posibilidad de implantar un control previo. Esta falta de supervisión de las obras por parte de los ayuntamientos ha derivado en un descontrol absoluto, siendo un 28 por ciento de los puntos de vertido localizados escombreras.

Los enseres, como colchones, muebles o electrodomésticos, también están vinculados a las obras de reformas de viviendas y, en muchas ocasiones están mezclados con escombros. Este tipo de vertidos suponen el 25 por ciento de los localizados. El amianto procedente de las planchas de fibrocemento de cubiertas de edificaciones y de tuberías, también está relacionado con la construcción y supone el 20 por ciento del total, convirtiéndose además en un absoluto peligro para la salud. En lo que respecta a los residuos industriales, estos suponen casi un 5 por ciento de los vertidos, localizados en su mayoría en Arganda del Rey. Por último, los neumáticos y vehículos abandonados o calcinados alcanzan un 2 por ciento.

Todos estos vertidos conllevan graves consecuencias que afectan al Medio Ambiente, a la salud y a la economía. Los residuos contaminan el suelo, el agua y el aire, además de afectar a la flora y la fauna de los entornos naturales. Esta situación también perjudica a las personas, atrayendo plagas e intoxicando el ambiente con sustancias como el amianto. A su vez, conlleva grandes costos económicos para las empresas autorizadas que desarrollan esta actividad de manipulación de residuos, que terminan por generar menores beneficios y dejan de crear puestos de trabajo, además de suponer un gran impacto para las arcas públicas al recaer la retirada de estos vertidos sobre las administraciones.

Por todo ello, Ecologistas en Acción, ha considerado imprescindible concienciar de los peligros que conlleva el esparcimiento de residuos y la proliferación de los puntos de vertido con una visión más realista mediante la creación de este mapa. Además, la organización considera necesario incrementar la inspección mediante la colaboración de las policías municipales, el Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid y la Delegación del Gobierno en Madrid, y poner en marcha campañas de concienciación que ayuden a frenar esta emergencia ambiental y de salud pública, porque "no es aceptable seguir mirando para otro lado".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios