www.madridiario.es
Fachada del Virgen del Cerro.
Fachada del Virgen del Cerro. (Foto: Virgen del Cerro)

El AMPA de un colegio de Vallecas, preocupado ante otro “ataque” de la Comunidad

El AMPA del Virgen del Cerro ha denunciado el cierre de una de las dos unidades de tres años del centro, el único del distrito especializado en la integración de alumnos con necesidades motóricas específicas. La Comunidad dice que estudiará las exigencias de escolarización de la zona y decidirá si reabrir el otro aula.

A la Consejería de Educación, dirigida por Rafael van Grieken, se le ha abierto un nuevo frente. En la misma semana en la que el consejero ha sido denunciado por presunta prevaricación por el cierre del IES Pérez Galdós, el AMPA del colegio público Virgen del Cerro ha salido a protestar por lo que consideran otro “ataque” de Van Grieken a su centro y a la Educación pública.

Este colegio, situado en el barrio vallecano, es el único de los distritos de Puente y Villa de Vallecas que está especializado en la integración de alumnos con necesidades motóricas específicas (niños en silla de ruedas, con andadores, etc.).

Hasta ahora, el centro contaba con dos aulas de tres años. Y digo hasta ahora porque la Consejería ha decidido cerrar una unidad este año debido a que se han recibido 25 solicitudes de alumnos que han formalizado la inscripción en proceso ordinario para matricularse en el centro el próximo curso. Estas 25 plazas corresponden, según el ratio legal, a una clase completa, por lo que el Gobierno ha decidido clausurar el otro aula. El problema radica en que los alumnos con necesidades motóricas específicas se matriculan en un proceso extraordinario, por lo que no se sabe cuántos acudirán el próximo curso escolar y el aula podría masificarse. “No los han tenido en cuenta”, señalan desde el AMPA.

En palabras de Ramón Couso, secretario de la Asociación de Padres y Madres del Colegio, este cierre es una “medida discriminatoria” que supone que todo el alumnado de integración motórica esté en un único grupo con una proporción del doble en relación a dos clases, algo que haría que no se cumpliesen las necesidades específicas que tienen estos niños.

“La supresión de una clase de tres años supone la inminente reducción de aulas en Educación Infantil y Primaria, lo que implicaría no sólo la extinción de un centro de referencia en Vallecas, sino, además, un desaprovechamiento de los recursos humanos, las instalaciones y el mantenimiento de un centro de estas características”, explica Couso.

Por su parte, la Comunidad de Madrid se defiende argumentando que, por el momento, el centro ha recibido 25 solicitudes de matriculación. Fuentes de la Consejería afirman que se estudiaría la puesta en marcha de otra unidad, “teniendo en cuenta las necesidades de escolarización de la zona”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.