www.madridiario.es
Inés Sabanés, Premio Madrid a la Oposición Política Responsable en 2005
Ampliar
Inés Sabanés, Premio Madrid a la Oposición Política Responsable en 2005

Inés Sabanés: "A perder se aprende enseguida. Hay que aprender a ganar"

La concejala de IU en el Ayuntamiento Inés Sabanés ha sido galardonada con el III Premio Madrid a la Oposición Responsable.

Lleva años trabajando por Madrid y siempre en la oposición. Inés Sabanés es portavoz de IU en el Ayuntamiento, y el Jurado, formado por periodistas de numerosos medios, ha estimado que es merecedora del Premio Madrid por su trabajo por liderar una oposición responsable. Y eso que en esta entrevista cuenta que ahora, con Gallardón en la Alcaldía, la oposición lo tiene más difícil para hacerse oír porque "él tiene un aparato propagandístico y mediático muy fuerte". Sus diferencias con el regidor son insalvables, pero dice tener en común con él "cierto sentido institucional". Si pudiera ser alcaldesa tan sólo durante 24 horas, Sabanés montaría un referéndum en Madrid para cambiar el signo de las inversiones en la ciudad. Confiesa que ha aprendido a perder, pero que lo que hace falta es aprender a ganar, y concluye, convencida, que a pesar de todo "estoy donde quiero estar".

¿Por qué cree que el Jurado de los Premios Madrid le ha otorgado un Premio a la Oposición Responsable?

La oposición siempre tiene que ser responsable, pero también tiene que ser oposición, y espero que se tengan en cuenta los dos criterios. Supongo que me dan el premio por el conocimiento y el trabajo. Y porque tratamos de equilibrar los elementos fuertes de diferenciación y de controversia con el Gobierno, con los esfuerzos por producir discursos rebajando niveles de crispación que hoy tanto se dan en el conjunto de la política. Una oposición fuerte e importante nunca tiene que estar reñida con traducir la política al conjunto de la ciudadanía desde la razón y no desde las vísceras.

Tras estar en la oposición con José María Álvarez del Manzano, ¿cómo se hace ahora oposición con Gallardón?

Gallardón nos hace la oposición todavía más trabajosa con los grandes cambios legales y formales del nuevo Reglamento municipal. No es que antes no lo fuera, sino que el aparato mediático y propagandístico de Gallardón es muy fuerte, y por tanto presentar alternativas requiere un esfuerzo muy grande. Que nuestra voz se escuche tiene hoy más dificultades porque la voz de Gallardón se amplifica, no porque él haga más.

¿Por qué?

Gallardón tiene un aparato mediático muy importante, y los elementos críticos se notan menos, no porque no existan, sino porque a veces están superados por quien transmite las ideas de forma sistemática. El alcalde tiene una verdadera afición y determinación por marcar un equipo de Gobierno con un modelo ministerial muy fuerte, pero nosotros no somos un Parlamento. Las normas y la forma de aplicarlas han permitido avanzar muchísimo en la presencia fuerte del Gobierno, y no se ha avanzado de la misma forma en posibilidades de oposición, no porque no se haga, que se hace.

¿Qué le diferencia del otro grupo de oposición en el Ayuntamiento, y concretamente de su portavoz, Trinidad Jiménez?

Somos dos grupos independientes y autónomos que en algunos casos expresamos diferentes valoraciones de la política. Lo más sustancial es que un grupo minoritario siempre tiene una expresión un poco diferente de la política. Los grupos mayoritarios tienen un concepto muy en blanco y negro de la política, pero los minoritarios introducimos muchos más matices. Y eso no es que se sea más responsable, sino que introducimos debates.

¿Cuál es su punto fuerte y su punto débil como portavoz de la oposición?

Mi punto fuerte es la dedicación y el conocimiento acumulado en años y con muchas ayudas de mi propia organización, los distritos y la gente. Mi punto débil es que en muchas ocasiones la obsesión por el día a día me impide ver mucho más a largo plazo. Concentro mis energías, trabajos, nervios, en una respuesta concreta en un momento concreto, y tendría que equilibrar más.

Imagine que le dieran la oportunidad de ser alcaldesa de Madrid pero sólo durante 24 horas. ¿Qué haría como cosa más inmediata?

Cambiaría el signo de la inversión en esta ciudad, y le aseguro que en 24 horas se puede. Montaría un gran referéndum para ver si la gente prefiere que nos gastemos 5.000 millones de euros en una sola infraestructura o reequilibrar la ciudad y buscar otras alternativas. Montaría un referéndum, pero no por mi obsesión por la M-30, sino por mi obsesión porque hay necesidades que no se están cubriendo, para explicar que gobernar una ciudad no es sólo que te ampare un programa electoral, sino que hay que preguntar y buscar alternativas.



¿Qué se aprende haciendo oposición?

Muchísimas cosas, y seguramente más que en el Gobierno. La frustración es que te pases la vida aprendiendo y no llegues a aplicar lo que aprendes. Se aprende a escuchar, a no dar por hecho todo, a que no siempre tienes la razón, a que si la gente no te entiende seguramente es porque tú no te explicas. Se aprende de la ciudad, de los grupos, de las prioridades y los déficits de la gente.

¿Se aprende a ser más democrático?

Eso sobre todo. Cuando yo jugaba al balonmano, mis entrenadores me decían que hay saber perder. Y yo les decía que a perder se aprende enseguida. A lo que hay que aprender es a ganar, y a las pruebas me remito en este país.

¿Y usted ha aprendido a perder?

Claro, por necesidad. Si a estas alturas no hubiera aprendido a perder, tendría un problema de desequilibrio. Nunca he perdido la capacidad de luchar, y entonces las derrotas son aprendizaje, son parte de un camino.

Mujer, de IU y en la oposición. ¿No se ha encontrado nunca con algún desaprensivo que le haya dicho que está abocada al fracaso?

Sí, y siempre le respondo que ya me lo decía mi hijo. Cuando me presenté por primera vez como candidata al Ayuntamiento, mi hijo tenía diez años, y me preguntó "¿Vas a ganar?", y yo le dije que no. Y entonces me preguntó "¿quién va a ganar?", y yo le contesté que "tengo dudas entre PP y PSOE". Y él me dijo, "¿entonces por qué no te apuntas al PP o al PSOE si lo sabes?". Y yo le dije que tenía un proyecto, unas ideas y porque confío, más allá de todos los errores de IU, que hay un espacio necesario de alternativa política y de pluralidad, que me parece lo más importante a lo que yo le puedo dedicar mis energías. Yo le contesté a mi hijo que estoy donde quiero estar.

¿Y qué le dice ahora su hijo?

Ahora ya lo entiende y está plenamente convencido.

Todo el mundo sabe las cosas que no tiene en común con Alberto Ruiz-Gallardón, pero haga un esfuerzo y dígame algo que tenga en común con el alcalde.

(Piensa durante un largo rato). Un cierto sentido institucional, porque a mí me gusta mucho que las instituciones tengan un marco de entendimiento y no las broncas que estamos viendo últimamente. Creo que eso tenemos en común, aunque yo no sé si en su caso es sincero. Para algunas personas esto puede parecer un defecto, porque a mí a veces me dan 'caña' porque hay que ser más radical. También tenemos en común un cierto sentido de menos crispación en el ámbito de la política. Él es contenido a la hora de su expresión pública, y yo por mi sentido institucional a veces también miro lo que digo.

¿Con quién se lleva mejor del equipo de Gobierno? ¿Con qué personas de la Casa de la Villa, por ejemplo, se iría de cañas?

Trabajo con todos, y, en general, aunque con diferencias muy profundas, prácticamente me puedo hablar con una cierta normalidad con todos. Para ir de cañas con el equipo de Gobierno, les veo yo un poquito... y eso que en las encuestas siempre sale Gallardón. Yo me iría de cañas con Pedro Zerolo, con Julio Misiego y quizá con Pilar Martínez, la concejala de Urbanismo, para convencerla, porque desde luego somos muy diferentes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.