www.madridiario.es
Montemadrid
Ampliar
Montemadrid (Foto: Montemadrid)

La Fundación Montemadrid adquiere el Monte de Piedad de Granada

miércoles 05 de octubre de 2016, 10:30h
El Monte de Piedad de la Fundación Montemadrid continúa su expansión fuera de Madrid con la integración del Monte de Piedad de Granada, tras el acuerdo alcanzado con Banco Mare Nostrum. Se trata de la primera compra entre montepíos de la historia. Los tres siglos de experiencia y de vida del Monte de Piedad de Madrid vienen así a sumarse a los de Monte de Piedad de Granada, con 276 años de existencia. La Fundación Montemadrid y BMN mantienen abierto el proceso para la incorporación del Monte de Piedad de Balears, con 133 años de funcionamiento, a la red de Monte de Piedad de Madrid.
Montemadrid
Ampliar
Montemadrid (Foto: Montemadrid)

En 2015, 313 años después de su nacimiento, el Monte de Piedad de Madrid iniciaba su expansión abriendo sedes en Móstoles y Alicante. Con las nuevas adquisiciones, y después de la apertura en Córdoba de principios de este año, la institución suma cinco establecimientos en cuatro provincias españolas y tres comunidades autónomas. El Monte de Piedad de Madrid cuenta ahora con una cartera de clientes cercana a los 70.000, un volumen de operaciones próximo a las 200.000 y casi 100 millones en préstamos concedidos. Esta expansión permite que perdure una institución que facilita el acceso al crédito a bajo interés a personas de cualquier condición social.

Un microcrédito social inmediato, seguro y al mínimo interés

El Monte de Piedad de la Fundación Montemadrid es uno de los más antiguos del mundo y el más importante de Europa en cuanto a volumen de operaciones. Fundado por Francisco Piquer en 1702, con la finalidad de luchar contra los busos de la usura, es hoy un lugar donde se puede obtener una financiación inmediata a un bajo interés -entre el 5 % y el 8,25%- sobre joyas y alhajas de oro, objetos ornamentales de plata y relojes de acero, lo que lo convierte en un recurso atractivo y asumible en momentos puntuales de necesidad de financiación. Además, el desembolso es inmediato a la concesión, no existen gastos iniciales en la apertura, y la cancelación del mismo puede realizarse en cualquier momento de la vida del préstamo sin coste adicional. El 95% de los clientes recuperan sus joyas. En el caso de que el cliente no renueve o no cancele el crédito, la joya o alhaja se podrá subastar y, si sube el precio de la joya subastada, la diferencia es para el cliente. El crédito medio del Monte de Piedad se sitúa en los 600€. La manera de operar de los clientes de Monte de Piedad de Granada será la misma que hasta ahora –gracias al buen entendimiento entre BMN y Monte de Piedad de Madridy no se modificará nada en las condiciones de los contratos. El acuerdo permite mantener los puestos de trabajo existentes.


Monte de Piedad es, según la revista Forbes, la segunda empresa (ahora convertida en Fundación) más antigua de España. El Monte destina el 100% de sus beneficios -en 2015 más de 10 millones de € a acción social en ámbitos como la cultura, la solidaridad, el medio ambiente y la educación, en proyectos como los centros socioculturales La Casa Encendida o Casa San Cristóbal, además de en escuelas infantiles y colegios, espacios para mayores, bibliotecas y centros de empleo y ocupación. Estos beneficios se invierten también en los trabajos de conservación del patrimonio histórico que lleva a cabo la Fundación Montemadrid, que recientemente han incluido las rehabilitaciones de espacios tan importantes como Casa Amatller, de Barcelona, Iglesia de Santa Isabel la Real, en Granada, o la basílica de San Isidoro de León (en curso).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.