www.madridiario.es
  María Pastor y José Maya actuando en La Guindalera
Ampliar
María Pastor y José Maya actuando en La Guindalera (Foto: Antonio Castro)

La sala Guindalera cierra al público

sábado 25 de junio de 2016, 18:46h
El director Juan Pastor acaba de enviar una carta abierta en la que comunica que la sala Guindalera se cerrará a la exhibición de montajes escénicos. Sobre este espacio ha planeado el cierre durante los últimos años y, finalmente, se ha consumado. La desaparición se producirá el próximo 17 de julio cuando terminen las representaciones de ‘Fuga mundi’. A partir de ahora será un local para ensayar o para desarrollar proyectos de investigación. Pero los espectadores del popular barrio de la Guindalera no podrán disfrutar ya del único espacio escénico que tenía.
En su carta de despedida se lamenta Juan Pastor: “Hay que añadir que las instituciones apenas ayudan a las salas de creación, pero se vuelcan con festivales que todo el mundo difunde y de los que se sienten muy orgullosos (FRINGE, TALENT, SURGE...), que no miran por la calidad de la programación ni por la profesionalidad o legalidad de las personas que participan. ¡Nadie premia ni destaca que los artistas estén contratados! La cuestión es ganar dinero o servir de imagen, y no crear un proyecto de calidad y un equipo de trabajo estable... Por otro lado, el teatro profesional tiene que ser cosa de profesionales con la estabilidad necesaria para su desarrollo profesional, y si no están al servicio de las necesidades del mercado, mejor.”

Situado en la calle Martínez Izquierdo, 20, el teatro Guindalera se abrió el 27 de noviembre de 2003 con ‘Animales nocturnos’, de Mayorga. Juan Pastor y Teresa Valentín-Gamazo fueron los impulsores. Allí han sido habituales actores como María Pastor, José Maya, Raúl Fernández, Alex Tormo o Felipe Andrés.

Durante trece años ha sido escuela, centro de producción y sala de exhibición. Montajes como ‘Larga cena de Navidad’, ‘Tres hermanas’, ‘La boda de los pequeños burgueses’ o ‘La gaviota’ han puesto de manifiesto que se puede hacer un buen teatro sin necesidad de grandes medios. Pero sin medios, aunque sean mínimos, no se puede hacer nada. En los últimos años las aportaciones desinteresadas de socios protectores o la exhibición de sus producciones en otros teatros, como el del Canal, les han permitido alagar su existencia. Hasta hoy.

En la otra punta de la ciudad, en Usera, cerrará otro pequeño teatro: la sala Kubik del barrio de Usera. Echará el telón, si no hay prórroga, el 3 de julio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios