www.madridiario.es
Reyerta en Sol (archivo)
Ampliar
Reyerta en Sol (archivo) (Foto: Emergencias Madrid)

El presunto autor del homicidio de Sol tiene 17 años y se había fugado a Santander

jueves 17 de marzo de 2016, 11:48h
El responsable del juzgado de Instrucción número 43 de Madrid ha acordado este jueves prisión provisional comunicada y sin fianza de dos de los siete detenidos -los mayores de edad- por la muerte de una puñalada de un joven de 15 años el pasado día 5 en las inmediaciones de la Puerta del Sol de la capital en una reyerta de bandas latinas.

El presunto autor del homicidio relacionado con bandas latinas en el entorno de la Puerta de Sol el 5 de marzo es dominicano, tiene 17 años, y fue apresado en Santander, donde se refugió con la familia para eludir la acción policial, ha informado hoy el inspector jefe de la sección de bandas latinas de la Policía de Madrid, Ricardo Gabaldón.

En total, la Policía Nacional ha detenido a siete personas relacionadas con el homicidio del menor de 15 años y con el apuñalamiento de gravedad de un mayor de 20. De los arrestados, cinco son menores de edad y dos son mayores. El autor material es dominicano y casi todos los demás son o de esta nacionalidad o españoles con padres dominicanos, según ha indicado el responsable policial.

Salvo la de Santander, el resto de las detenciones de produjeron en diferentes barrios de la capital. Todos son miembros en su mayoría de la banda Dominicans Don't Play (DDP), que fueron quienes iniciaron un enfrentamiento esa noche con otros jóvenes de la banda rival de los Trinitarios. Y todos tienen antecedentes por robo con violencia, armas, amenazas y organización criminal. La Fiscalía de Menores y el Juzgado de Instrucción han decretado el secreto del sumario.

Operación 'Saeta'
Fue este lunes cuando se inició la primera fase de la denominada operación 'Saeta', en la que se detuvo a uno de los mayores de edad en Madrid, miembro probado de los Dominicans Don't Play, como presunto autor material de la agresión grave de Sol. El martes, los investigadores confirmaron que el presunto autor material de la agresión mortal había abandonado la capital y se había trasladado a Santander.

Fue allí cuando la Policía detuvo a este joven, menor de edad y también miembro probado de la misma banda. El arrestado fue trasladado ese mismo día hasta Madrid, con la autorización previa del Juzgado de Guardia y de la Fiscalía de Menores de esa ciudad. En los registros de los domicilios de los arrestados los agentes han intervenido ropa, presuntamente portada por los agresores en el momento de producirse los hechos, así como aparatos electrónicos.

En total se ha detenido a cinco menores de edad y dos mayores. Al presunto autor de la puñalada mortal se le imputa homicidio consumado y a un mayor, presunto autor de las lesiones graves, está acusado de homicidio en tentativa.

Nuevos arrestos

El responsable policial espera que en "fechas próximas" sean detenidos más implicados en la reyerta. "Hemos trabajado intensamente y el grupo operativo con toda la intensidad y casi nula colaboración de los testigos porque la colaboración con la policía es casos de pandilleros es nula", ha apuntado.

"Continuamos con las investigaciones y espero que a corto plazo se producirán nuevos resultados porque hay un trabajo muy especializado de los grupos operativos que tenemos en la brigada para lograr la detención de todos los miembros del grupo agresor. Aunque se hayan individualizado las conductas agresoras se intentará detener a más miembros posibles de las bandas", ha añadido. Los detenidos mayores de edad han sido puestos a disposición de la autoridad Judicial y los menores a disposición de la Fiscalía de Menores en funciones de guardia.

El Juzgado de Instrucción número 43 ha acordado la prisión provisional comunicada y sin fianza para los mayores de edad investigados por un delito de homicidio, tentativa de homicidio y pertenencia a asociación ilícita. Este Juzgado se ha inhibido a favor del número 35, que es el encargado de investigar la causa.

Agresión a la carrera

Los hechos se iniciaron sobre las 22:30 horas del 5 de marzo, cuando un grupo numeroso de jóvenes, pertenecientes en su mayoría a la banda Dominicans Don't Play, se toparon con otros cinco jóvenes relacionados con la banda rival de los Trinitarios en un establecimiento de comida rápida de la calle Arenal de Madrid.

En ese momento comenzaron los primeros ataques, amenazas e intentos de agresión con armas blancas. Los agredidos huyeron del lugar y fueron perseguidos por calles adyacentes. Finalmente, parte del grupo de los Dominican volvieron a coincidir con otros cuatro jóvenes de la banda rival a la salida de la estación del Metro, en la calle Preciados, produciéndose de nuevo un enfrentamiento.

Tras estos hechos, los agresores abandonaron el lugar a la carrera. El resultado fue un mayor de edad herido de gravedad por varias puñaladas en la región ventral, otro de ellos con heridas en una mano y un tercero, de 15 años, falleció como consecuencia de una puñalada en el pecho.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios