www.madridiario.es
Un nuevo mercado de los años 40

Un nuevo mercado de los años 40

lunes 21 de febrero de 2011, 00:00h
El mercado de Argüelles ultima sus obras de remodelación. El Ayuntamiento de Madrid concluirá en abril un proyecto para recuperar la imagen original de este edificio protegido del distrito de Moncloa-Aravaca.
La intervención comenzó el 1 de agosto y cuenta con un coste previsto de 5,46 millones, de los que el Ayuntamiento ha subvencionado 3,87. Sólo se ha parado la actividad durante el mes de agosto. El resto del tiempo se ha dividido la obra para no afectar a los comerciantes, que han sido reubicados.

Un obrero remata una pared del mercadoLos trabajos comenzaron por cerrar el patio central e introducir en su lugar un doble forjado. De esta manera, se han añadido 430 metros cuadrados a los 3.262 construidos. El edificio consta de tres plantas. En la baja, donde están actualmente los comerciantes, se intervendrá al concluir la obra municipal. Tirarán el forjado, realizado con materiales precarios en la Posguerra y lo volverán a hacer para acondicionar el espacio al gusto de la nueva mediana supeficie (Ahorra Más) que complementará al comercio tradicional. El proyecto ha concebido

Primer piso del mercado al que subirán los tenderos. Estará diferenciado por coloresTiendas de colores
Los tenderos subirán a la primera planta. Allí, cada establecimiento duplicará su espacio. Comercios que estarán diferenciados por colores (fruterías, carnicerías, pescaderías y una panadería con obrador) y que contarán con nuevas cámaras frigoríficas con contador energético particular. La tercera planta acogerá una escuela de música y los vestuarios de las empresas.

Planta semisótano donde están ubicadas, de forma temporal las tiendasEl tejado tiene placas solares que economizarán el uso de energía. Bajo ellas, en el espacio ganado por el cierre del patio, se situarán los aparatos de aire acondicionado. Los comerciantes tendrán contadores para controlar su gasto de luz. También se han renovado los sótanos, que sirven de almacén, espacio electrógeno y centro de reciclaje. El carácter protegido del edificio impide que se construya un aparcamiento subterráneo, tal y como ocurre en otros mercados de la ciudad.

Obras de la fachada, protegida por PatrimonioUn mercado como el Prado
Los mayores esfuerzos se han destinado a la protección del edificio. Patrimonio exigió que se recuperase la imagen original del inmueble. Por ello, se ha revestido la fachada, con máxima protección, de granito envejecido y remates de aluminio negro. También se ha renovado el antiguo lucernario de la esquina de las calles de Altamirano y del Tutor, donde está la entrada principal. El otro acceso de Altamirano está adaptado para personas con movilidad reducida y posee ascensores independientes para subir al comercio y al conservatorio.

Lucernario restaurado, vista interiorSegún Olga Ruiz, jefa de servicio de la Dirección General de Comercio del Ayuntamiento de Madrid, "hemos recuperado un edificio tan protegido como el Museo del Prado, dentro del Plan de Modernización de Mercados, para reactivar el pequeño comercio de una zona muy residencial. La renovación va a estar amortizada muy rápido porque es un mercado muy popular entre los vecinos".

Imagen de archivo del mercado en los años 50 del siglo XX'Explico algunas cosas'
El actual mercado de Argüelles fue inaugurado en 1949, bajo diseño de José Aspiroz, y junto a la fundición tipográfica Richard Gans. Se cartacterizaba por su singular lucernario, que fue cegado por la suciedad y el abandono con el paso de los años.

Este inmueble sustituyó a un mercado al aire libre que atendía a la vecindad en ese mismo espacio y que sólo contaba con un cobertizo para guardar el género. Pablo Neruda ya dedicó versos en su poema 'Explico algunas cosas' a tan singular espacio abierto (Todo/ eran grandes voces, sal de mercaderías,/ aglomeraciones de pan palpitante,/ mercados de mi barrio de Argüelles con su estatua/ como un tintero pálido entre las merluzas:/ el aceite llegaba a las cucharas,/ un profundo latido/ de pies y manos llenaba las calles,/ metros, litros, esencia/ aguda de la vida,/ pescados hacinados,/ contextura de techos con sol frío en el cual/ la flecha se fatiga,/ delirante marfil fino de las patatas,/ tomates repetidos hasta el mar).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.