www.madridiario.es
Villa Menchu, palacete de la Ciudad Lineal proyectada por Arturo Soria.
Ampliar
Villa Menchu, palacete de la Ciudad Lineal proyectada por Arturo Soria. (Foto: Hugo Lescura)

Villa Menchu deberá esperar mínimo un año para librarse de la okupación y especulación

miércoles 23 de junio de 2021, 07:00h

La indefensión de Villa Menchu ante la especulación que la ronda y las usurpaciones que se repiten en ella desde 2019 se prolongará durante un año, al menos. Eso si se prueba el valor patrimonial de este palacete, uno de los últimos supervivientes de la Ciudad Lineal de Arturo Soria, para ser incluido en el catálogo de Bienes Protegidos de Madrid. El Ayuntamiento capitalino ya ha iniciado los trámites para ello, pero el proceso se vislumbra como una "travesía larga y procelosa", en palabras del director general de Patrimonio Cultural, Luis Lafuente.

El edificio sufrió en mayo seis intentos de okupación en una semana. Se encendieron todas las alarmas y Más Madrid solicitó el pasado miércoles en el Pleno de San Blas-Canillejas la adopción de medidas necesarias para protegerlo. "Nos preocupa enormemente que la Junta Municipal del Distrito no esté poniendo todos los medios posibles para su cuidado", advirtió entonces la concejala Amanda Romero. La propuesta se aprobó y ayer se confirmó que el área de Cultura ya se ha dirigido a la Dirección General de Planeamiento para que añada a Villa Menchu a la relación de inmuebles a proteger ahora que están acometiendo una actualización del catálogo.

"La revisión del mismo ya ha comenzado, pero es un trabajo exhaustivo que se extenderá mínimo un año", explican fuentes del área de Desarrollo Urbano. Los técnicos deberán comprobar que la construcción presenta criterios arquitectónicos suficientes para justificar su preservación. A falta de un estudio más pormenorizado, Lafuente ha trasladado que entienden que sí se dan las circunstancias. Por el contrario, si se determina que la única singularidad de la villa reside en que constituye una seña de identidad del modelo de ciudad proyectado por Arturio Soria, será la Comunidad de Madrid quien determine si puede nombrarse Bien de Interés Cultural en un proceso independiente.

Mientras la burocracia se resuelve, el riesgo de que Villa Menchu termine convertida en un bloque de pisos o en un foco de menudeo de droga no se disipa. El Gobierno municipal recuerda que se trata de una propiedad privada y que no puede intervenir sin mandato judicial, pero Más Madrid incide en que el Consistorio "no puede abandonar a su suerte" este inmueble emblemático.

La protección del recinto corresponde al banco que se hizo con él tras un embargo en 2019. Sin embargo, este cambio de titularidad está pendiente de un procedimiento judicial y la entidad tampoco puede denunciar las okupaciones. "Un limbo legal que nos da una sensación de impotencia", apunta Cristina Keller, presidenta de la Asociación Cultural Legado Arturo Soria, que busca perpetuar y difundir la obra del urbanista.

Foto: Hugo Lescura

Mayor control policial

Celebra, no obstante, que se haya reforzado la vigilancia policial en la zona. Fuentes consistoriales corroboran que tanto la Policía Municipal como la Nacional "han incrementado su presencia y han hecho alguna actuación con detenidos aunque no hay constancia de denuncia del propietario". Supone una medida provisional, pero los vecinos se muestran "más tranquilos".

En los últimos dos años han vivido con inquietud lo que sucedía en el número 1 de la calle María Lombillo. Desde el embargo de Villa Menchu, los residentes en la zona comenzaron a ver a un mismo hombre merodeando por allí. Poco después aparecieron colgadas unas zapatillas -señal de punto de venta de droga-, a los allanamientos se sumaron más personas y comenzaron las fiestas constantes y los destrozos visibles en la fachada. "Incluso durante Filomena se les veía saliendo a altas horas de la noche", relata Keller.

Ante estos hechos, los vecinos comenzaron a hacer guardias para dar la voz de alarma ante las okupaciones ilegales. "Mucha gente mayor tiene miedo de que se le metan en casa; ya han desaparecido cosas de los patios", comenta la presidenta de la asociación. Esta lamenta la "total impunidad" con la que son desalojados y avisa del peligro de que estos sucesos se produzcan en un entorno en el que transitan escolares a diario por su cercanía con centros educativos. Por eso, piden que el aumento de vigilancia se mantenga en el tiempo.

La especulación amenaza el museo de la Ciudad Lineal

Precisamente, la Asociación Cultural Legado Arturo Soria pretender acercar a los colegios el proyecto a futuro que plantean para Villa Menchu. Proponen que el palacete albergue un museo de la Ciudad Lineal en el que se dé a conocer la herencia del urbanista madrileño, nombrado este año Hijo Predilecto de Madrid. Cristina Keller considera que "existen espacio y necesidad de difundir este modelo urbanístico conectado con la sostenibilidad, las ciudades verdes y el transporte inmediato que se estudia en todas las escuelas de arquitectura del mundo". Como otros usos alternativos, el colectivo sugiere que se emplee como escuela de música o como sala de exposiciones de artistas del barrio.

Más Madrid recogió la petición y elevó al Pleno de San Blas una iniciativa para instar al área competente a transformar la villa en la sede de este futuro museo que "le dará vida y garantizará su conservación", defendió la edil Amanda Romero. Solo recabó el apoyo del PSOE. Partido Popular, Ciudadanos y Vox votaron en contra. Desde el área de Cultura, Turismo y Deportes precisan que el hecho de que el inmueble se incluya en el catálogo de Bienes Protegidos no significa que pase a ser propiedad del Ayuntamiento. Para poder habilitar un museo en él, primero debería adquirirse.

Estos anhelos del vecindario y de la asociación dependerán de que Villa Menchu se mantenga en pie cuando se concrete su protección. "Es muy goloso para el banco construir ahí tres pisos de lujo como en Villa Reus", indica Keller. Este palacete fue derribado en 2020, engrosando la lista de edificios icónicos de la Ciudad Lineal que se han borrado del callejero capitalino. "Hay dos más tapiados que también desaparecerán en breve", alerta la presidenta de la asociación, quien ve en la especulación el mayor de los males de una edificación que representa mucho y puede reducirse a la nada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios