www.madridiario.es
    19 de enero de 2021

reforma fiscal

El sindicato CCOO Madrid ha calculado que las reformas fiscales que anunció este martes la presidenta Cristina Cifuentes, restarán 125 millones de euros de la recaudación de la región y las ha calificado de "insolidarias y electoralistas".

Este martes, 7 de abril, arranca la Campaña de Renta 2014, la última antes de la entrada en vigor de la reforma fiscal, que reduce los tipos del IRPF a los contribuyentes desde el 1 de enero de 2015. En esta ocasión, la campaña empieza una semana más tarde de lo habitual en ejercicios precedentes por la coincidencia con la festividad de Semana Santa.

Durante su intervención en la Asamblea General de AEDHE, el presidente de CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, Arturo Fernández, instó al Gobierno a que avance en el proceso reformista, no solamente profundizando en las reformas ya iniciadas, como la laboral, sino abordando otras que son necesarias, como la fiscal que en las próximas semanas se conocerá, y que, para el presidente de los Empresarios de Madrid "debe estar orientada a mejorar la competitividad de las empresas, así como a dinamizar la actividad económica y la creación de empleo".

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha afirmado este miércoles que se plantearía volver a bajar los impuestos en la región -hace poco más de ocho meses que anunció una reforma en este sentido- si la reforma fiscal del Gobierno central afectara de alguna manera a los madrileños.

La Comunidad de Madrid mantendrá la deducción autonómica por alquiler para inquilinos menores de 35 años en la declaración de la renta. El Gobierno central, por su parte, ha decidido eliminar a partir de 2015 su deducción estatal por arrendamiento de vivienda.

Las indemnizaciones por despido tributarán más tras la entrada en vigor de la reforma fiscal del Gobierno, aunque contarán con un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado.

El consejero de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio, ha calificado este sábado el informe de expertos de la reforma fiscal como una "propuesta de tres decepciones" por no considerar una rebaja fiscal neta, quitar competencias a las autonomías y subir los impuestos a los madrileños.

El Partido Socialista de Madrid (PSM) presentará una gran reforma fiscal que compense el "obsceno tratamiento" favorable a las grandes rentas que ha hecho el PP y con la que pretenden recaudar 2.000 millones de euros que quieren destinar a reducir los tributos a las rentas más bajas y aumentar los presupuestos de sanidad, educación, políticas activas de empleo y servicios sociales.
  • 1