www.madridiario.es
    12 de noviembre de 2019

Laura Luelmo

Bernardo Montoya, asesino confeso de Laura Luelmo, acudió dos días después de la desaparición de la joven profesora a un centro de salud a causa de un golpe en las costillas. Según las investigaciones de la Guardia Civil, Montoya la habría retenido apenas una hora en su domicilio donde, tras un forcejeo, la joven, maniatada, se habría defendido a patadas. A continuación, según apuntan las pesquisas, Montoya habría introducido a la víctima inconsciente en el maletero de su vehículo para trasladarla hasta el campo y violarla.

Los cuatro grupos con representación parlamentaria en la Asamblea de Madrid debaten una reforma de la Ley de Violencia de Género para que asesinatos como el de Laura Luelmo sean considerados "violencia machista". Y es que, el caso de la zamorana asesinada sí computa como violencia de género al haber habido agresión sexual pero, en caso de no haber sido violada, no sumaría al contador.

Bernardo Montoya, detenido como principal sospechoso de la muerte de la joven zamorana Laura Luelmo, ha confesado ser el autor de la muerte de la profesora, que desapareció tras salir a correr en El Campillo (Huelva), donde acababa de mudarse.

En repulsa por la muerte de la joven profesora Laura Luelmo en Huelva, alumnos, profesores y equipo directivo del Colegio Privado Internacional Eurocolegio Casvi se han concentrado en el patio de este centro escolar de Villaviciosa de Odón para guardar un minuto de silencio.

Un hombre identificado como Bernardo Montoya Navarro, que acababa de cumplir una pena de prisión de 17 años por asesinato y robos, ha sido detenido por la muerte de Laura Luelmo.
  • 1