www.madridiario.es
    13 de diciembre de 2019

diario de campaña

La segunda jornada de debates municipales trajo a los hogares madrileños el duelo más esperado: Aguirre 'versus' Carmena, reinterpretado por algún creador pop como una reedición castiza de 'Batwoman contra Joker'. El tono de las conversaciones, hasta ahora marcadas por la cordialidad, se fue agriando por momentos entre las dos candidatas con más posibilidades de alcanzar la alcaldía, según las encuestas.

"Me está costando un triunfo explicar a los electores que el 24-M van a votar a su alcalde, y no a Mariano Rajoy". Así se lamentaba al comienzo de la campaña el regidor de un populoso municipio madrileño, que temía pagar este domingo los "platos rotos" del actual presidente del Gobierno.

La celebración de San Isidro ha servido este puente como excusa para que los candidatos echen el resto, azuzados por unas encuestas que confirman la necesidad de pactar si los madrileños hacen el 24-M lo que dicen cuando les preguntan. Con la campaña, el fantasma de la división interna parece haberse movido hacia la derecha, con una nueva pelea entre Aguirre y Botella, mientras Tania Sánchez y miembros de IU escenificaban unas 'cañas confluentes' en las fiestas de Rivas-Vaciamadrid.

La jornada de campaña de este miércoles estuvo repleta de anécdotas. Si la semana había comenzado con el tono más bien plomizo del debate de los candidatos a la Comunidad, la cosa, según se acerca San Isidro, se va animando por momentos. La canción de Joe Crepúsculo para Ahora Madrid, los llaveros con dibujos que querían ser Cristina Cifuentes repartidos entre simpatizantes y el paseo en bici a lo Nerja de las candidatas 'populares' junto a Rajoy fueron de lo más comentado.

La prensa no da tregua a Esperanza Aguirre. No hay día en que no se desayune con la publicación de algún nuevo disgusto relacionado con ella. Este martes el sobresalto corrió a cargo de Madrid Network, una empresa perteneciente a la Comunidad de Madrid que, según 'El País', pagó 5 millones en asesores y 'lobbies'. Mientras tanto, el equipo de Ángel Gabilondo (PSOE) se toma la campaña con mucha filosofía.

Este lunes arrancó con propuestas concretas, pero también con encontronazos en el seno del PP y con un debate en el que la corrupción acabó comiéndose las medidas de cada partido para mejorar los servicios públicos.

La campaña arrancó este fin de semana repleta de anécdotas y de un episodio desagradable. El Partido Popular está demostrando que sabe ser creativo a la hora de promocionar a los candidatos y sus expertos en maketing no han dudado en obsequiar a los ciudadanos con todo tipo de objetos para que recuerden a quién deberían, en su opinión, votar el 24 de mayo. Protagonista ha vuelto a ser, un día más, Esperanza Aguirre, pero por haber protagonizado una acción de 'guerra sucia' contra su contrincante Carmena, al sacar a relucir la actividad empresarial de su marido.
  • 1