www.madridiario.es
    10 de diciembre de 2019

Colegio especial Ramón y Cajal

Las tres profesionales de un colegio de educación especial de Getafe denunciadas por hostigamiento y acoso a un alumno autista no cometieron tal trato degradante contra el menor. Así lo demuestra la investigación que ha llevado a cabo el servicio de Inspección Educativa regional, que no aprecia "ningún hecho que pueda ser constitutivo de delito".

Tres trabajadoras del colegio de educación especial Ramón y Cajal de Getafe han sido imputadas por malos tratos a un niño con autismo. Según las grabaciones aportadas al sumario de la investigación, los profesionales del centro se mofaban de él, le inmovilizaban y le amenazaban con tirarle agua por encima o con pincharle.
  • 1