www.madridiario.es
Tiendas de campaña en la Puerta del Sol del movimiento del 15M.
Ampliar
Tiendas de campaña en la Puerta del Sol del movimiento del 15M. (Foto: Chema Barroso)

Diez años del 15M: una revolución que cambió la política española

15M: El movimiento que cambió la política española hace diez años

sábado 15 de mayo de 2021, 08:52h

La revolución de las plazas del 15M celebra este sábado su décimo aniversario con una concentración en el Madrid pandémico, en la Puerta del Sol, de 18.30 a 22 horas, donde se organizarán distintas asambleas y actuaciones artísticas que se unirán a toda una batería de iniciativas, muchas de ellas virtuales, para conmemorar el terremoto que cambió la política española.

Diez años han pasado desde que una tarde de San Isidro, día grande de la capital, se convocara una manifestación al margen de partidos políticos y sindicatos. La frustración de toda una generación, víctima de la crisis financiera, llegaba al corazón de la ciudad.

Lo hizo con los ecos de lo que había sucedido primero en Islandia -donde el exprimer ministro conservador Geeir H. Haarde fue juzgado por negligencia grave por su gestión de la crisis- y después en la Primavera Árabe, que estalló tras el suicidio a lo bonzo por desesperación de un vendedor, Mohamed Bouazizi, y la toma de la Plaza Tahrir en El Cairo.

'No somos mercancía en manos de políticos y banqueros'

La plataforma ciudadana Democracia Real Ya (DRY), que aglutinaba a más de un centenar de plataformas y asociaciones ciudadanas reunidas al calor de las redes sociales, convocaba a "todos los ciudadanos descontentos con el sistema" a manifestarse ese domingo 15 de mayo de hace diez años de Cibeles a Sol. Lo hacían bajo el lema 'No somos mercancía en manos de políticos y banqueros'.

La noche se saldó con 24 detenidos por quema de contenedores y rotura de mobiliario urbano tras la manifestación multitudinaria convocada por la Plataforma. Minutos antes se había intentado por parte de algunos de los manifestantes cortar Gran Vía con una sentada, aunque a los pocos minutos fueron desalojados por la Policía.

Entonces comenzaron a correr por redes sociales llamamientos a establecer un campamento en la Puerta del Sol hasta el domingo 22 de mayo, día de las elecciones autonómicas y municipales. La revolución de las plazas se extendería hasta el mes de agosto finalmente.

Primera noche de acampada

Esa primera noche, y tras decidirlo en asamblea, columna vertebral de la acampada en Sol, durmieron en la plaza unos 80 jóvenes. Lo hacían para "mostrar su rechazo a la actual situación económica, social y política y reivindicar la dignidad humana".

Dos días después se producía un primer desalojo de la plaza, que se saldó con un detenido más. Sería contestado con un llamamiento a volver a Sol, ya con independencia de Democracia Real Ya, lo que sería el inicio de los campamentos espontáneos 'de indignados', a los que se irían sumando más y más personas con el paso de los días hasta convertir el kilómetro cero es una suerte de ciudad dentro de la ciudad para cambiar la política del país y, por extensión, toda la sociedad.

Los 'campamentos indignados' se expandieron por toda la geografía llegando con fuerza a instalarse en ciudades como Barcelona y Granada. Pero también traspasó fronteras y llegó a las puertas de la Bolsa neoyorkina con el movimiento #OccupyWallStreet.

Miles de personas de todas las edades, aunque principalmente jóvenes, pasaron por el campamento de Sol en sus casi tres meses y todos con un denominador común, el hartazgo con un sistema que no daba soluciones a sus problemas.

Lo hacían al margen de los partidos políticos, de hecho, más de un dirigente se llevó algún que otro abucheo nada más pisar Sol al intentar patrimonializar la protesta. El 15M supuso el germen del fin del bipartidismo porque al calor de ese espíritu nacieron formaciones como Podemos.

Precisamente cuando el 15M cumple diez años, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, anuncia que deja la política, después de que la formación haya convulsionado en los últimos años, con marchas de históricos fundadores como Íñigo Errejón, al frente ahora de Más País.

Pero el 15M no sólo fue un acicate para mover el tablero de la política institucional sino que también abrió la puerta de la protesta y del activismo a cientos o miles de personas que hasta entonces no se habían involucrado de manera efectiva en la vida política.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios