www.madridiario.es
El suelo de goma sobre el que los usuarios están practicando deporte tras haber tenido que retirar la tarima
Ampliar
El suelo de goma sobre el que los usuarios están practicando deporte tras haber tenido que retirar la tarima (Foto: MDO)

La tarima del pabellón Cerro del Telégrafo de Rivas, destrozada dos años después de su arreglo

Por Fernando Morales
domingo 26 de septiembre de 2021, 08:58h

La tarima del pabellón Cerro del Telégrafo de Rivas Vaciamadrid no ha aguantado dos años, a pesar de que costó 140.000 euros. Tras las lluvias que arrasaron el municipio la primera semana de septiembre, el agua entró en el centro deportivo a través de unas goteras que, según Vecinos po Rivas, llevan más de año y medio, a pesar de las advertencias por registro que se hicieron en el Ayuntamiento.

Los avisos no dieron paso a las soluciones, y la falta de mantenimiento en las instalaciones ha provocado que la tarima se haya tenido que desmantelar tras pudrirse por la lluvia que entró. "Es un desastre, desde hace año y medio venimos avisando de las goteras y la entrada de agua, pero hasta ahora no habiamos tenido la mala suerte de que tocara la tarima", denuncia Carlos Gómez, de Vecinos por Rivas Vaciamadrid.

Es una situación que desde el Ayuntamiento ni confirman ni desmienten que lleven año y medio, aunque aseguran que "se están haciendo los informes oportunos para determinar, entre otras cosas, desde cuando están las goteras". No había constancia de ellas, afirman, y achacan la filtración de agua a unas lluvias "sin precedentes".

El contrato de esta nueva tarima se justificó en aquel momento como consecuencia de la situación del pavimiento tras el ascenso del equipo de hockey sobre patines. Durante dos años, debido al ascenso federativo a 1º división del equipo de hockey, se tuvieron que disputar los partidos en el Pabellón cubierto del Cerro del Telégrafo, pero el pavimento no era apto para sufrir el desgastey uso de los patines, frenazos y cambios de sentido, por lo que, según recoge el informe técnico que justificaba la necesidad de cambio, su estado tras dos años no permitía el juego ni la práctica de otros deportes.

Por ello se decidió retirar el pavimeitno de madera que había en aquel momento e instalar una tarima de madera maciza de 2 centímetros de espesor mínimo, apta para deporte de élite y que cuenta con una superficie de 1.320 metros cuadrados. "Ahora hay que cambiarla entera, si hubiera estado el pabellón bien aislado y las goteras arregladas esto no hubiera pasado", denuncia Gómez, que tampoco ve intención de arreglarlo por parte del Consistorio.

La tarima la retiraron trabajadores del Ayuntamiento de Rivas porque, como describe Gómez, estaba como un "acordeón" tras la lluvia. Ahora los usuarios están practicando deporte sobre el suelo que había debajo de la tarima, uno de goma que "no es el ideal" puesto que ha tenido "un parqué encima durante varios años y desde hace dos la tarima que se instaló".

Lo cierto es que es una solución con la que se permite mantener abierto el polideportivo pero cuando se vaya a instalar la nueva podría afectar a las competiciones deportivas que se celebran en la ciudad. Se tendrán que ir a entrenar a otro lugar cuando se vaya a realizar la obra, que Gómez recuerda que la última vez se alargaron varias semanas. La solución llegará, confirman desde el Ayuntamiento, "con toda cautela a finales de otubre". Están trabajando con el seguro para renovar la tarima, aunque dejan la puerta abierta a posibles retrasos debido a la gran burocracia necesaria.

Vestuarios sin acabar

Pero esta no es la única obra que está en marcha en el polideportivo. Hay en construcción un nuevo edificio de vestuarios y pista dentro del recinto y, además, se están reformando los vestuarios del campo de fútbol. El contrato de la reforma, consistente en una remodelación y pequeña ampliación, salió publicado en la Plataforma de Contratación del Sector Público el 11 de mayo, con un plazo de ejecución de 91 días.

Con ello, las obras deberían haber terminado el 11 de agosto, aunque lo cierto es que a día de hoy continúan cerrados. "A esas obras le quedan mínimo dos o tres meses", critica Gómez, que lo achaca todo a la falta de mantenimiento por parte del equipo de Gobierno de Rivas.

Las fuentes del Ayuntamiento aseguran a Madridiario que lo único que pueden hacer es pedir "paciencia y disculpa" a los usuarios por el retraso, ocasionado por un problema de suministros en agosto. Las obras, continúan, "se están terminando", aunque aún no pueden dar una fecha de apertura. "Se ha hecho una inversión de 1,5 millones de euros en renovación de instalaciones deportivas en Rivas y pueden surgir ciertos retrasos", señalan desde el Consistorio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios