www.madridiario.es

PLANETARIO DE MADRID

Observatorio de un eclipse en Planetario de Madrid
Ampliar
Observatorio de un eclipse en Planetario de Madrid (Foto: Planetario de Madrid)

El Planetario saca sus telescopios a la calle: así será el tránsito de Mercurio por delante del sol

jueves 07 de noviembre de 2019, 15:59h

El cielo de Madrid será testigo el próximo lunes 11 de noviembre de un fenómeno astronómico: el tránsito del planeta Mercurio por delante del sol. El Planetario de Madrid junto a la Obra social “la Caixa” y en colaboración con la Agrupación Astronómica de Madrid (AMM), han preparado sus telescopios para que los madrileños puedan presenciar este evento gratuito que solo ocurre 13 veces por siglo.

A través de seis telescopios instalados en la terraza del planetario, y provistos con los filtros adecuados para la observación segura del sol, los asistentes podrán divisar el tránsito de este planeta por delante del disco solar. El fenómeno se podrá ver desde las 13:15 hasta las 19:10 de la tarde.

Como en Madrid la puesta de sol no coincide con el final del evento, ya que el astro se oculta a las 18:00 de la tarde, se llevará a cabo una conexión en directo con otros observatorios desde los que sí es posible disfrutar del final de este acontecimiento astronómico.

En la sala de proyección del Planetario se proyectará también la imagen del Sol, captada por medio del telescopio situado en la Torre de Observación del Planetario, mientras que un experto lo irá comentando en directo y aportando datos y curiosidades relacionadas.

¿Qué es un tránsito?

Un tránsito es un fenómeno astronómico que consiste en el paso aparente de un determinado planeta por delante de la superficie del Sol. Desde la Tierra solo podemos contemplar tránsitos de los planetas Venus y Mercurio, ya que son estos los situados entre nuestro planeta y el astro solar.

Los planetas no giran en torno al Sol en un mismo plano, sino que sus órbitas tienen una inclinación determinada con respecto a la de la Tierra, que se toma como referencia. Así, la órbita de Mercurio guarda una inclinación de 7º con la de nuestro planeta, y la de Venus, 3,4º. El alto valor de estas inclinaciones causa la rareza de estos fenómenos porque la mayoría de las veces veremos a estos planetas pasar o por arriba, o por debajo del disco solar, no produciéndose ningún tránsito.

En promedio, acontecen un total de 13 tránsitos de Mercurio por siglo. El próximo visible desde España sucederá el sábado 13 de noviembre de 2032.

¿Qué debe ocurrir para que suceda un tránsito de Mercurio?

Para que desde la Tierra veamos pasar por delante del disco solar a Mercurio es necesario que los tres astros (Sol, Mercurio y Tierra) queden prácticamente alineados, en línea recta, en el momento de la conjunción inferior del planeta, o sea, cuando Mercurio pasa entre la Tierra y el Sol. Este hecho solo sucede cuando Mercurio se sitúa en un punto determinado de su órbita, o muy cerca de él, llamado nodo orbital. Hay dos nodos, el ascendente y el descendente, y la línea que los une se denomina línea de nodos.

¿Qué podrá verse?

Se verá cómo lentamente se va desplazando un diminuto puntito negro por delante del disco solar a lo largo de 4 horas y 23 minutos, desde las 13:37 hop (hora oficial peninsular, la que marcan nuestros relojes) hasta las 18:01 hop, momento en el que se producirá la puesta de Sol en Madrid.

A las 16:20 hop acontece el momento central del fenómeno. Mientras que en el inicio del evento el Sol se encontrará alto en el cielo, a 28º de altura sobre el horizonte, en su momento central únicamente habrá unos 16º de separación entre el horizonte y el astro solar. Cuando en Madrid el Sol ya se haya ocultado será imposible continuar observando el tránsito. Según el lugar geográfico donde nos encontremos la finalización del tránsito será diferente. Tomando como referencia el centro de la Tierra, este hecho sucederá a las 19:04 hop.

¿Cómo podrá verse?

Como el disco de Mercurio es muy pequeño, el fenómeno es recomendable observarlo con telescopio. A simple vista puede llegar a verse, pero con dificultad. Eso sí; hay que tener todas las precauciones obligadas cuando uno quiere observar el disco solar. No se puede mirar directamente sin la protección ocular adecuada. Mirar al Sol sin utilizar ningún tipo de protección es muy peligroso ya que en muy poco tiempo puede ocasionarnos importantes lesiones en la córnea y quemaduras en la retina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.