www.madridiario.es

La gente bonita

Por Esther Ruiz Moya
jueves 09 de diciembre de 2021, 10:24h

Ayer hablaba con un amigo escritor, Carlos González, que hasta hace un mes no era amigo, bueno, para ser más exacta, ni le conocía, así que no sé si ha pasado el tiempo y las cosas suficientes para que le pueda llamar amigo… Pero es una de esas personas con la que conectas, que sin saber por qué sientes que estás en sintonía, que tenía que aparecer en tu camino.

En nuestra conversación coincidíamos que la gente va como enfadada, malencarada, maleducada, cabreada con el mundo... Y nos preguntábamos, sin obtener respuesta, dónde habrá quedado el “saldremos mejores”. Mucho hablar de empatía, pero me da a mi, que no sabemos ni lo que significa.

Puede que este sea motivo suficiente para valorar más a la gente bonita que hay por el mundo. En este universo tan lleno de prisas, de individualismo, de frialdad, de distancias -impuestas y elegidas-, de recelos, de intereses… se agradece encontrar buena gente, la que gasta su tiempo en hacer bonitos tus días. Esa gente que te mira por dentro, que te toca el corazón, que no está esperando tu error para dispararte. Que sonríe hasta detrás de una mascarilla, que se emociona, que agrada sin ser complaciente, que dice por favor y da las gracias.

Esa gente que da sin esperar nada a cambio, que su interés es puro desinterés, que te hacen la vida fácil, que te escuchan sin estar pensando qué te contestan. Que se ríen de cualquier cosa, hasta de sí mismos. Que te hacen sentir bien, que no saben de todo, que no te vencen ni tan siquiera pretenden convencerte. Esos que aun sin ver todo de color de rosa no vuelven tu mundo gris. Los que siempre están dispuestos, los que no te sueltan de su mano, los que te la sueltan para dejar que te caigas pero sin alejarse, por si tienen que levantarte. Los que te regalan su tiempo y su compañía. Los que cuando tú no puedes, no les importa porque “nos espera la vida”.

La gente que te reconforta, que te dice la palabra justa y si es preciso, su silencio. La que te da luz y cuida que no se apague la tuya. La gente que no va con el pie echado. La gente que no importa cuándo porque están siempre. La gente que da igual dónde porque solo necesitan un cuándo. Los que van contigo sin ni siquiera saber dónde. La gente que vuelve y es como si fuera ayer. La gente que te vacía la mochila o al menos, te ayuda a llevarla.

Esa gente que es tan bonita que hace bonita tu vida.

Esther Ruiz

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios