www.madridiario.es

NUEVA LEY DEL ABORTO

Mujer con dolor menstrual
Ampliar
Mujer con dolor menstrual (Foto: Pixabay)

Las bajas menstruales, a juicio: "No soy inferior, soy diferente"

Por Nerea Díaz Ochando
sábado 21 de mayo de 2022, 09:09h

El pasado martes, 17 de mayo, se aprobó en el Consejo de Ministros el anteproyecto para la reforma de la Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, que promete marcar un antes y un después en lo que a derechos de la mujer refiere. La reforma de la ley del aborto consta de un artículo único y de una parte final compuesta por diez disposiciones finales, que modifican otras normas, como las normas laborales y de la Seguridad Social y la Ley General de Publicidad. Entre las principales novedades que introduce la ley se encuentran:

  • La baja laboral por menstruaciones incapacitantes.
  • La eliminación de los tres días previos de reflexión antes de acceder a un aborto y la objeción de conciencia.
  • El permiso retribuido a partir de la semana 39 de gestación.
  • La interrupción voluntaria del embarazo para chicas de 16 y 17 años y mujeres con discapacidad sin la obligación de contar con el permiso de los tutores legales.
  • La gestación subrogada será considerada como una forma de “violencia” contra las mujeres.
  • Las píldoras anticonceptivas de última generación estarán cubiertas por la Seguridad Social y se promoverá la anticoncepción hormonal masculina.

(Puedes consultar el resto de cambios que propone la reforma aquí)

De todas estas novedades, el derecho a las bajas temporales por cuadros médicos que se deriven de reglas incapacitantes ha causado especial revuelo. Esta incapacidad operará previo informe médico y permitirá que las mujeres que sufren de patologías, como la endometriosis o el Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP), puedan quedarse en casa cuando este dolor les impida trabajar. Las bajas serán financiadas por la Seguridad Social y no requerirán un periodo mínimo de cotización. Pero, ¿hasta qué punto beneficiará este derecho a las mujeres?.

El dolor menstrual no es normal

Las asociaciones temen que el mensaje que pretende trasladar la nueva ley sea contraproducente. Desde la Asociación MoviEndo aseguran que esta ley podría llevar a equívocos y normalizar el dolor de menstruación, algo en lo que coincide la Asociación Estatal de Afectadas de Endometriosis (ADAEC), que alertan de la importancia que tiene “seguir mandando el mensaje a las mujeres de que el dolor menstrual no es normal”.

La incapacidad temporal por menstruación que recoge la norma no es del todo novedosa: “Esto ya lo teníamos”, indica Eva Cortina, presidenta de la Asociación MoviEndo. Las pacientes con alguna patología ginecológica, como la endometriosis, la adenomiosis o el SOP, es decir, cualquier dolencia vinculada a una menstruación dolorosa que fuese acreditada por un médico, ya podían solicitar una baja. Ahora bien, las mujeres sin diagnóstico se encuentran desamparadas por esta ley, ya que a pesar de tener menstruaciones incapacitantes, no tienen un informe médico que las avale.

Olatz Iglesias, paciente no diagnosticada de endometriosis, sufre todos los síntomas que conlleva esta patología cada mes, pero todavía no se ha confirmado que padece la enfermedad. Se ha acostumbrado a vivir con un dolor que ella misma asegura que “no es normal”, que le ha llevado incluso a que le provocasen la menstruación en varias ocasiones. “Hay que investigar para que haya cura, pensar que tengo que enfrentarme a esto con 23 años…no me atrevo”, así describe la incertidumbre que le produce el largo y tedioso proceso de diagnóstico. Desde las asociaciones se preguntan qué pasará con estas mujeres. “Si tienen una regla dolorosa hay que saber por qué, hay que hacer una derivación a un ginecólogo” explica la presidenta de MoviEndo, a lo que añade “si a ti te duele algo, independientemente de lo que sea, es porque algo no va bien”.

La ley no contempla todos los casos posibles que pueden darse debido a estas afecciones, ya que además de ser necesario acreditar un diagnóstico, las bajas deben estar relacionadas con dolores provocados durante la menstruación. Existen pacientes a las que la medicación o una histerectomía les ha retirado la regla pero continúan sufriendo estas dolencias, “no es necesario tener sangrado para tener dolor”, declara Eva Cortina. Por ello, desde las asociaciones trasladan que la norma necesita pulirse y debe poner el foco en otros aspectos como el impulso de la investigación y la agilización en los diagnósticos.

Falta de formación e información

“Nos da miedo que el tiempo de diagnóstico aumente, porque se van a dar bajas sin derivar a un especialista”

Actualmente “existe una media de entre nueve y diez años de retraso en el diagnóstico de endometriosis”, indica Irene Atienza, vocal de comunicación de ADAEC. A este alarmante dato se añade que alrededor de dos millones de mujeres en España sufren esta patología, lo que representa entre el 10 y el 15 por ciento de las mujeres en edad fértil del país.

“Nos encontramos con que hay muchos ginecólogos que no están viendo la magnitud ni la envergadura de esta situación por falta de formación e información”, denuncia la Asociación MoviEndo. ADAEC coincide en esta postura e inciden en que “el problema está sobre todo en Atención Primaria y en Ginecología”, ya que el Sistema Nacional de Salud se encuentra saturado y los médicos no tienen la capacidad para especializarse en todas estas patologías, lo que implica grandes retrasos en su diagnóstico.

Una ley redactada sin expertos

Las bajas menstruales han causado especial indignación entre las asociaciones destinadas a divulgar sobre estas patologías incapacitantes, ya que no se les ha tenido en cuenta para redactar la nueva ley. Este derecho “es algo que llevamos mucho tiempo luchando”, explica Eva Cortina, “pero para pacientes que tengan patologías que requieran de este tipo de baja”, añade. La nueva ley del aborto deja muchos cabos sueltos “cuando tú vas a sacar una ley así necesitas asesorarte con gente que entiende, deberían haberse sentado con especialistas a ver qué es lo que necesitan estas mujeres”, reclama la presidenta de MoviEndo. “No nos han consultado, y qué menos que si se redacta una norma que afecta a la salud reproductiva de las mujeres, hablar con esas mujeres”, subraya la vocal de comunicación de ADAEC.

Pacientes diagnosticadas y no diagnosticadas, expertos y asociaciones denuncian que el Ministerio de Igualdad no ha contado con ellas para sacar adelante esta ley.

"Tengo una enfermedad y me tengo que tratar"

Celebran la gran victoria que supone que una norma ampare a estas mujeres que conviven con el dolor cada día, sin embargo consideran que están normalizando que las féminas son inferiores por tener la regla: “Tengo una enfermedad y me tengo que tratar, no soy inferior, soy diferente”, explica la presidenta de MoviEndo.

Estas mujeres luchan contra el estigma de que las reglas no tienen que doler y si duelen es que existe un problema de fondo. “Mi segunda regla me llevó a urgencias por el dolor y me dijeron: ¿este es tu dolor? Pues tienes que ser más fuerte”, relata Irene Atienza. Este mensaje de “si te duele la regla eres floja” ha provocado que miles de mujeres no hayan sido diagnosticadas hasta pasados muchos años. Si tus menstruaciones son dolorosas ni eres valiente por aguantar el dolor, ni eres débil por quejarte, el dolor menstrual no es normal y concienciar al respecto debería ser el primer paso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios