www.madridiario.es
El equipo del renacido Teatro Eslava acompañado por la vicealcaldesa Begoña Villacís.
Ampliar
El equipo del renacido Teatro Eslava acompañado por la vicealcaldesa Begoña Villacís. (Foto: Antonio Castro)

Teatro Eslava: al año 151, resucitó

jueves 17 de marzo de 2022, 15:58h

El Teatro Eslava de la calle Arenal se inauguró el 30 de septiembre de 1871 con las comedias No siempre lo bueno es bueno y Como pez en el agua. Entonces se entraba por el pasadizo de San Ginés. El año pasado celebró el 150 aniversario inmerso en una obras de restauración y afectado por los cierres decretados en pandemia. Cuando aún faltan seis meses para el 151 aniversario, el Eslava anuncia su resurrección. El estudio de Philippe Starck ha sido el encargado de los trabajos de reforma. Ara Starck, la hija del arquitecto, ha diseñado la nueva escenografía para la reapertura.

El Eslava, que abrió Bonifacio, el sobrino del compositor, es parte destacada de la historia teatral madrileña. Aunque en sus primeras décadas se dedicó a al arte frívolo -allí se estrenó La corte de Faraón- entrado ya el siglo XX albergó al Teatro del Arte de Gregorio Martínez Sierra, que dio la oportunidad de debutar a Federico García Lorca con El maleficio de la mariposa. Fue un fracaso, por cierto. Cerrado tras la Guerra Civil por cuestiones de seguridad, sería Luis Escobar quien lo recuperara en mayo de 1957 con una versión de La Celestina. Para poder reabrirlo los nuevos empresarios tuvieron que comprar el edificio lindante con la calle Arenal y hacer la entrada principal desde esta calle. Durante más de veinte años se programaron montajes de todo tipo, desde el legendario musical ¡Te espero en Eslava!, hasta Anillos para una dama o Así que pasen cinco años. Esa vez Lorca, de la mano de Miguel Narros, sí triunfó.

Durante dos años el teatro ha estado sometido a un proceso de reforma para adaptar el edificio al siglo XXI sin perder las características del XIX. Es un edificio protegido por lo que, cualquier intervención, debe realizarse en condiciones muy especiales.

Para la reinauguración los propietarios encargaron un espectáculo de danza flamenca a la gran Cristina Hoyos quien, a su vez, confió la dirección escénica a José Carlos Plaza. El título de este montaje es OléOlá y se representará con la posibilidad de cenar, al estilo de los tablaos clásicos. Mañana iniciará la temporada.

En vísperas del golpe del 23F, el teatro que hasta entonces había pertenecido al aristócrata Luis Escobar, se inauguraba como discoteca Joy Eslava. Durante casi cuarenta años ha sido un emblema de la noche madrileña, punto de reunión y diversión de cualquier tribu urbana. En esta nueva etapa no se abre exclusivamente como teatro. Va a ser una mezcla de club, discoteca y sala de conciertos. Aunque se anuncia como Teatro Eslava, la marca Joy podrá aparecer en algún momento, como afirman los nuevos empresarios.

El espectáculo de flamenco se ofrecerá de jueves a sábado a partir de las ocho de la tarde. En horario nocturno abrirá como club y durante los demás días de la semana ofrecerá conciertos como el de Lori Meyers el próximo día 22 de marzo para el que están vendidas todas las entradas.

Se plantean que OléOlá pueda permanecer hasta tres años en cartel ya que el aforo para estas representaciones supera en poco las doscientas localidades.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios